Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 08 de Diciembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Nueva tendencia: apartamentos para compartir dentro de los hoteles

Nueva tendencia: apartamentos para compartir dentro de los hoteles

Desde hace años, los hoteles han convertido sus vestíbulos en espacios interactivos donde los huéspedes pueden trabajar y socializar entre ellos. Sin embargo, ahora están dando un paso más y llevando este concepto a las habitaciones.

Tal y como explica Skift en un interesante reportaje, hoteles como el Super 8, marca económica de Wyndham Hotels, están apostando por diseñar habitaciones compartidas a modo de pequeños apartamentos. Por ejemplo, esta cadena está preparando el lanzamiento de ROOM8, una habitación compartida para dar cabida a una nueva generación de viajeros que ya prosperan en los espacios comunes de los hoteles.

Estas nuevas habitaciones ofrecen camas individuales para que duerman hasta cuatro huéspedes, así como zonas compartidas para cenar y entretenerse. Las amenities de estas habitaciones incluyen nevera, microondas, juegos arcade vintage, una televisión de 65 pulgadas con conexión a internet y un futbolín.

ROOM8-Super 8

Así será la habitación ROOM8 que prepara la marca Super 8 de Wyndham

Element Hotels, una de las marcas de Marriott International, presentó recientemente Studio Coomons, un apartamento que cuenta con cuatro habitaciones privadas, pero con cocina y salón compartido. Otro ejemplo. El hotel KEX, en Islandia, cuenta con 15 habitaciones compartidas y 14 habitaciones privadas con capacidad para 152 huéspedes.

¿Una apuesta novedosa? Para nada

Sin embargo, este tipo de prácticas no es para nada novedosa en el sector. Los hoteles, tal y como explica Skift, están tomando prestado el modelo de los hostels que nacieron en Alemania a principios del siglo pasado y dándole una vuelta de tuerca.

Este tipo de alojamiento ha evolucionado y se ha multiplicado en los últimos años en todo el mundo. Sin ir más lejos, Madrid cuenta con algunos tan espectaculares como el Generator, un hostel de diseño que está causando furor entre los millennials.

En este tipo de alojamientos se fusiona el diseño con la tecnología, el confort y la originalidad, además de una serie de servicios que se imparten con mucho mimo. Esto es, una especie de hotel boutique, pero apta para todos los bolsillos, pues se puede dormir en las habitaciones compartidas por menos de 20 euros.

Habitaciones compartidas del Generator Madrid Hostel

Habitaciones compartidas del Generator Madrid Hostel

La gran diferencia respecto a los alojamientos presentados más arriba es que se está dando un paso más, al convertir esas habitaciones compartidas en una suerte de mini-apartamentos, donde las zonas comunes, tan importantes en un hostel, dejan de ser comunes a todos los huéspedes, sino solo a quienes comparten cada habitación.

«Las habitaciones compartidas entre varios huéspedes son lo que yo llamo ‘glosteling‘ u hostel glamuroso», señala a Skift Joyce Gioia, CEO del Herman Group. Por su parte, Mike Mueller, de Wyndham, hace una pequeña distinción sobre la concepción de ROOM8: «No se trata de compartir habitación con personas que no conoces, sino de dar la oportunidad a personas que viajan en grupo de pasar más tiempo juntos en el entorno adecuado».

La cafetería del Generator Madrid Hostel

La cafetería del Generator Madrid Hostel

¿Una forma de atraer al millennial?

No cabe duda de que esta estrategia está diseñada para traer a los millennials de vuelta a los hoteles. Los jóvenes han apostado más por encontrar alojamientos únicos en compañías como Airbnb o Homeaway, alejándose a su vez de los hoteles de gran tamaño. «Todo lo que hemos hecho en los últimos años ha sido para intentar atraer a los jóvenes», afirma Mueller.

«Nos va muy bien con los babyboomers o la Gen X, pero tenemos que avanzar para atraer a los nuevos viajeros. Todavía hay quien piensa que Super 8 se equipara al viejo y sucio motel donde se alojaba su abuelo. Pero no, eso es cosa del pasado», añade.

¿Conseguirá pues este tipo de habitaciones compartidas que los viajeros jóvenes sean más leales a las marcas? Tiene sentido, sobre todo porque la fidelidad que despierta Airbnb se debe particularmente a eso, es decir, al espacio de vida en común que ofrecen los apartamentos turísticos.

Con este tipo de habitaciones, los hoteles están empezando a brindar los beneficios de socializar, compartir y establecer redes que hasta ahora ofrece Airbnb, pero sin perder privacidad, sin comprometer la seguridad y sin dejar de lado las comodidades que ofrece un hotel.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies