Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 19 de Noviembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Viajar con Orgullo: 6 pasos para dar soporte a los viajeros LGBTQ

Viajar con Orgullo: 6 pasos para dar soporte a los viajeros LGBTQ

La orientación sexual va más allá de las políticas y programas de viajes. Dentro del deber de diligencia de las empresas está el preparar adecuadamente a su personal para que este sepa afrontar durante sus desplazamientos los posibles riesgos en materia de salud y seguridad, incluidos aquellos que afectan exclusivamente al colectivo LGBTQ.

Teniendo esto en cuenta, ¿cómo podemos garantizar que nuestro personal LGBTQ recibe el apoyo adecuado durante sus desplazamientos y el hecho de que se respete nuestra política de diversidad? ¿Estamos preparados, a la vez, para prestar apoyo al colectivo LGBTQ?

Los riesgos a los que se enfrentan estos empleados pueden variar en función del destino al que viajen y pueden estar influenciados por factores como el estatus legal de las relaciones LGBTQ y los niveles de tolerancia social.

Como cualquier otra característica personal, la orientación sexual y la identidad de género forman parte de nuestro perfil personal de riesgos. Para proteger a nuestros empleados, necesitamos entender los riesgos específicos a los que se enfrenta el colectivo LGBTQ y poner en marcha procesos para mitigarlos. A continuación, compartimos seis pasos que las organizaciones pueden seguir para crear una política de movilidad en la que se dé cabida a cualquier orientación, sin exponer a los viajeros a riesgos innecesarios:

1. Comprender los desafíos

En algunos países las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales, algo que puede poner en riesgo a nuestro personal LGBTQ, que puede llegar a verse acosado por las autoridades. La falta de leyes contra la discriminación también puede facilitar la posibilidad de denegarles el alojamiento. Las personas transgénero y las personas en transición se enfrentan a retos adicionales como la denegación de acceso a servicios y/o instalaciones asignados en función del género.

Además de las barreras legales, hay algunos factores que las organizaciones deben tener en cuenta, tales como las actitudes sociales, los índices de crímenes de odio, las protestas recientes contra los avances en la igualdad legal, etc.

2. Incluir consideraciones específicas LGBTQ en la política de movilidad

Hay que seleccionar la logística adecuada -transporte y alojamiento- y asegurarse de tener en cuenta cualquier consideración de inmigración que pueda tener un impacto. Es aconsejable permitir que los viajeros no participen o rechacen un viaje o una asignación si no se sienten cómodos con el destino. En todo momento, debemos preservar el derecho al anonimato.

3. Planificar un apoyo a medida, realista e inclusivo

Hay que estar preparado para proporcionar a los viajeros LGBTQ acceso confidencial a información y asesoramiento antes de su viaje. También es esencial que las empresas proporcionen a los empleados un sistema de apoyo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en el que puedan confiar antes, durante y después de su viaje.

4. Informar a los empleados

Todos los viajeros y empleados necesitan ser informados sobre cómo sus acciones pueden inadvertidamente aumentar los riesgos a los que se enfrentan sus colegas LGBTQ. Por ejemplo, en algunos destinos, mostrar apoyo a un compañero de trabajo LGBTQ podría poner en riesgo a ambas personas.

Hay que incorporar a las formaciones en materia de viajes y a la planificación de la gestión de crisis escenarios en los que se den a conocer los distintos perfiles de viajero para que estos y los gestores estén preparados cuando viajen o se encuentren desplazados.

5. Formar a los gerentes y al personal de movilidad de todo el mundo y tener un punto de contacto bien informado para el personal LGBTQ

Hay que asegurarse de que todas las personas involucradas en los viajes dentro de la empresa estén bien capacitadas para apoyar a sus colegas LGBTQ. Si se produce una emergencia, los miembros del personal local deben ser capaces de ayudar de manera eficiente. También es importante que el personal LGBTQ tenga un punto de contacto principal que sepa cómo ayudarles en caso de emergencia.

6. Tener planes de viaje de contingencia

En caso de que ocurra lo peor, y a pesar de todos nuestros esfuerzos para prevenir cualquier situación no deseada, hay que asegurarse de contar con un plan de contingencia claro que permita evacuar al personal rápidamente.


Erika Weisbrod, Directora de Soluciones de Seguridad – Américas, International SOS.

*Para más información, pinche aquí pinche aquí

Imágenes: Por Khamkhlai Thanet / Shutterstock

Etiquetas

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies