Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 23 de Mayo, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

El turismo de naturaleza gana posiciones frente al ‘sol y playa’

El turismo de naturaleza gana posiciones frente al ‘sol y playa’

De norte a sur, España es un país rico para la práctica del turismo de naturaleza, un valor en alza que evoluciona favorablemente y que cada día atrae a más viajeros como alternativa al turismo de sol y playa. La evolución hacia un consumo más responsable y una concienciación más firme de la necesidad de sostenibilidad está muy vinculada con este turismo natural que día a día cobra más protagonismo. Según datos de la Organización Mundial del Turismo, esta modalidad representa ya el 15% del turismo total. En 2010 el turismo de naturaleza se situaba 10 puntos por debajo.

De hecho, y según cifras de EscapadaRural.com, casi la mitad de los turistas rurales (49%) valora con la máxima puntuación (10 sobre 10) la naturaleza como principal motivación a la hora de hacer turismo rural, por delante de otras razones relativas a la oportunidad de descubrir pueblos bonitos, disfrutar de la gastronomía local, practicar deporte o localizar ofertas con precios especiales.

El ecoturismo gana enteros

En esta línea, el ecoturismo es también una tendencia al alza, como queda reflejado en el último informe del Observatorio del Turismo Rural (OTR). El estudio indica que uno de cada tres viajeros rurales apuesta por el ecoturismo y afirma que conocer la naturaleza de manera responsable es un aspecto prioritario a la hora de escoger el destino para sus vacaciones.

Asimismo, los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las cifras de ocupación este verano revelan que las pernoctaciones hoteleras cayeron un 1,3% en los meses de julio y agosto, frente al aumentó del 2,3% en agosto del turismo rural. En total, 1.096.283 viajeros eligieron este tipo de turismo para disfrutar sus vacaciones de verano. Este cambio de tendencia se ve también reflejado en otro estudio reciente elaborado por Mabrian Technologies junto con Interface Spain que explica que si comparamos 2017 con 2018, la oferta de sol y playa y ocio nocturno está cediendo terreno a productos turísticos alternativos como bienestar, natural, activo y cultural.

Nueva edición de Intur

Estos y otros aspectos sobre el turismo de naturaleza serán abordadas de forma más específica en Intur Academy, un nuevo espacio de formación orientado a los profesionales del sector, que tendrá lugar en el marco de Intur durante los días 22 y 23 de noviembre, gracias al acuerdo de colaboración suscrito entre la Feria Internacional del Turismo de Interior y EscapadaRural.com.

Este portal será la entidad que desarrollará esta área de naturaleza, que constará de otros dos bloques temáticos: turismo cultural y enogastronomía. En torno a estos tres ejes se articularán buena parte de las propuestas que podrán verse en el salón para el fomento y desarrollo del turismo de interior.

Cabe asimismo destacar las importantes novedades de la edición 2018 dirigidas tanto a profesionales como a visitantes. Por un lado, Intur Gastromarket, centrada en el “turismo de sabores” y que pone el foco en “los productos de calidad de cada territorio como elementos de atracción para el visitante”, según explica Alberto Alonso, director de Feria de Valladolid.

Y, por otro, el Corner de Experiencias Singulares, planteado como una plataforma desde la que los expositores que participan en Intur pueden dar a conocer sus casos de éxito, proyectos y actividades. “Es un canal más que la feria ofrece para la divulgación de contenidos, en un formato muy ágil, sintético y esperamos que atractivo”, señala el director.

turismo rural País Vasco Euskadi

Recuperación moderada y nuevos escenarios

El turismo rural es un sector que evoluciona lentamente y en el que se pueden apreciar pequeños cambios propiciados por la crisis económica y la necesidad de adaptarse a la nueva situación social.

La ocupación en las fechas claves del año se ha mantenido estable a lo largo del 2017 y en lo que llevamos del 2018. La recuperación de la crisis se empezó a notar tras los buenos datos alcanzados en los años 2015 y 2016 como revulsivo a los malos porcentajes de ocupación obtenidos durante los peores años de la misma. En el primer semestre del 2018 el impacto de la climatología adversa ha sido perjudicial para el sector, pero las cifras de este verano han mejorado los índices registrados el año pasado.

Nuevas formas de consumo

La irrupción de las nuevas formas de consumo basadas en compartir o intercambiar bienes y servicios, englobadas bajo el término de turismo colaborativo, han dado visibilidad a una oferta no regularizada que ha hecho mella en el sector. Aun así, el consumidor ha mejorado en su nivel de conocimiento de esta situación.

En 2015, un 43,5% de los viajeros desconocía la situación legal de los alojamientos, mientras que en 2017 la cifra descendió hasta el 20% de los turistas que aseguraban desconocer o no importarles la cuestión de la legalidad. Para los propietarios, este problema continúa siendo hoy en día uno de los principales a los que se enfrenta el sector, y así lo vienen manifestando de forma reiterada desde hace ya más de cuatro años.

A pesar de que todavía hoy la mayoría de las reservas rurales se cierran por teléfono o vía e-mail, cada vez son más los propietarios que ven una oportunidad en la reserva online como un sistema que les ayudaría a conseguir mayor ocupación. Tal es así que mientras en 2015 solo a un 29,2% de los empresarios les gustaría ofrecer reserva online, dos años después, en 2017, este porcentaje se disparó hasta el 57,7%. 

Futuros retos

Asimismo, existe también una evolución hacia la especialización y las competencias digitales.

En el caso de la especialización, los porcentajes hablan por sí solos porque mientras que en 2014 un 59,2% de los alojamientos no apostaba por ningún nicho de mercado, en 2015 el porcentaje se reducía a 37% y actualmente solo es un 18%.

Si atendemos a las competencias digitales, la evolución también ha sido significativa. En 2013 casi la mitad de los alojamientos rurales (el 41,5%) no tenían conexión a Internet y más de la mitad no usaba las redes sociales profesionalmente. Ese mismo año, el porcentaje de establecimientos que gestionaba la reputación de los clientes se situaba en un 67,9%, mientras que hoy asciende hasta casi el 88% (87,40%) y es una herramienta que, según el 66% de los empresarios, les ayuda a conseguir alguna reserva.

deporte y turismo ecológico booking

Imágenes: Shutterstock.com, Segen / Shutterstock

Etiquetas

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies