Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 27 de Junio, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

¿Cómo afecta la tecnología al exceso de turismo que preocupa a Europa?

¿Cómo afecta la tecnología al exceso de turismo que preocupa a Europa?

Cada año, los principales destinos europeos se colapsan de turistas, que superan en mucho a los locales. Esto convierte a las ciudades en lugares tan saturados como incómodos. Los viajes se están convirtiendo en un hobby ampliamente compartido. Tanto, que los viajes internacionales han crecido este año un 6%, superando las previsiones de la OMT.

Este crecimiento podría considerarse buena noticia. Pero tampoco se puede obviar que los destinos más populares del mundo no pueden expandirse para dar cabida a un flujo infinito de turistas. Los defensores de poner coto al turismo alegan que este exceso de turismo está alterando el carácter de las ciudades históricas, haciendo a su vez que los viajes sean terribles en muchos casos.

«Este elevado nivel de turismo está degradando el disfrute de los residentes, pero también la experiencia turística. El turista hace colas interminables para visitar monumentos, perdiéndose lo real y auténtico de cada lugar», asegura Justin Francis, CEO de Responsible Travel, compañía que ofrece viajes sostenibles a los clientes.

Pero, ¿quién tiene la culpa de todo esto?

Farhad Manjoo, periodista de The New York Times, analiza el tema en referencia a sus últimas vacaciones, las cuales no han salido del todo bien, justamente por eso: dejarse guiar por tecnológicas como Airbnb y visitar ciudades saturadas de turistas. 

En las últimas décadas, las innovaciones en la aviación y el surgimiento de aerolíneas de bajo coste han reducido significativamente el precio de volar. A su vez, grandes cruceros, capaces de albergar a miles de viajeros, llevan ciudades flotantes de puerto a puerto. Razón por la cual, Venecia los ha prohibido recientemente. «Luego está todo lo que ofrece Internet: reserva online, reseñas locales, smartphone mapping, transporte con conductor tipo Uber o home-sharing, tipo Airbnb», escribe Manjoo.

Y cómo no, la gran influencia de las redes sociales. «No se puede hablar de turismo sin mencionar a Instagram y Facebook, sin duda los grandes impulsores de esta tendencia», asegura Justin Francis. «Hace 75 años, el turismo era una búsqueda de experiencia. Ahora se trata de usar la fotografía y las redes sociales para construir una marca personal. En cierto sentido, para mucha gente, las fotos que se toman en un viaje se vuelven más importantes que la experiencia en sí«.

El exceso de turismo… ¿es una ruina?

El hecho de que tantas fuerzas diferentes jueguen en contra del turismo resalta la importancia de empezar a actuar. Gestionar un destino turístico es algo así como administrar un recurso natural: un nivel sostenible de turistas genera ganancias generalizadas para la economía local; sin embargo, demasiados, lo arruinan todo. Las ciudades que buscan controlar el número de turistas deben gestionarlo con inteligencia: desalentar poco a poco algunas formas de viajar, pero sin parecer desagradable para las otras.

Esto nos lleva a los problemas que genera Airbnb. La plataforma ha sido señalada por legisladores de toda Europa como el principal impulsor de este exceso de turismo. En Amsterdam, las autoridades están presionando para reducir de 60 a 30 la cantidad de noches al año en que los residentes pueden alquilar su casa a turistas. Otras como Londres o Barcelona también están poniendo en marcha estrictas normas.

Crecimiento exponencial…

En solo unos años, Airbnb se ha convertido en una fuerza importante en la economía turística de muchas ciudades. Para Amsterdam, según la compañía, Airbnb representó el 12% de todas las reservas de 2017. En Barcelona, el 18%. En Kyoto (Japón), este porcentaje alcanza el 22%.

Por eso Airbnb, como Uber, luchan contra estos procesos regulatorios en todo el mundo. De hecho, no está de acuerdo en ser parte del problema, sino más bien una posible solución. En el informe de la compañía sobre turismo saludable, lanzado este año, Airbnb presentó una tormenta de datos geográficos y económicos para mostrar que el servicio está produciendo una experiencia de viaje más auténtica. 

Además, la tecnológica asegura que, al ofrecer alojamiento en todos sitios, más allá de en los lugares turísticos, -que es donde se suelen concentrar los hoteles-, ayudan a distribuir mejor a estas multitudes turísticas.

Asimismo, como bien recoge Manjoo, Chris Lehane, vicepresidente de asuntos públicos de Airbnb, asegura que su plataforma beneficia más a las economías locales que los hoteles. «Nuestros anfitriones locales reciben directamente el 97% del dinero de los alojamientos que enumeran en nuestra web«, afirma Lehane. «Nuestros huéspedes se quedan más tiempo que el huésped tipo del hotel y están extendiendo los beneficios a toda la comunidad de una forma que no hacen los hoteles».

amsterdam ciudades más visitadas del mundo

Barcelona, ejemplo de negociación

«Ámsterdam es un caso atípico en este momento», aseguraba Lehane en esa entrevista. «En general, estamos negociando con los ayuntamientos». Y pone de ejemplo Barcelona, donde, tras la crisis que llevó a romper relaciones hace un año, las dos partes se han sentado a negociar y a buscar soluciones conjuntas. «Airbnb ha eliminado miles de viviendas que violaban las normas de la ciudad. También ha puesto en marcha un sistema para recaudar impuestos y ayudar a los anfitriones a cumplir con la ley», añade.

De todas formas, no se puede obviar otro problema reciente: el surgimiento de una clase más profesional de personas que aquellas que comparten su hogar. Esto es, empresas que compran propiedades para alquilar a tiempo completo en sitios como Airbnb, a menudo violando todo tipo de normas locales. Y esto es lo que realmente cambia el carácter de una ciudad. 

Aun así, el problema más general es el crecimiento continuo del turismo que se da en todas partes. Al final, parece que la historia es un problema de números, tal y como afirma Jonathan Tourtellot, fundador de Sustainable Stewardship Center, un grupo sin ánimo de lucro que promueve el turismo sostenible. «En 1960, cuando comenzó la era de los aviones a reacción, se realizaron alrededor de 25 millones de viajes internacionales. En 2017, el número de viajes fue de 1,3 billones». 

Sim embargo, las ciudades principales destinos del turismo… «son del mismo tamaño que en 1959. Y probablemente, seguirán siendo así», concluye.

las ramblas turismo masivo barcelona

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies