Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Viernes 22 de Noviembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Tecnología hotelera en 2020: ¿Cómo será el hotel del futuro?

Tecnología hotelera en 2020: ¿Cómo será el hotel del futuro?

Después de un largo vuelo, un viajero agotado se baja del avión. Un beacon cercano lo detecta y avisa al Uber más cercano para que lo recoja y lo lleve a su hotel. Su agenda Tripit tiene ya su itinerario configurado con todos los datos que necesita para llevar a cabo el recorrido sin incidencias. Gracias al uso de Waze, el Uber consigue llevarlo al hotel sin apenas tráfico. El huésped comprueba el número de su habitación a través de su smartphone, va al ascensor, abre la app del hotel y pide bebida y un bocadillo.

Al llegar a su habitación, abre la puerta con su teléfono, revisa sus emails en la televisión, la cual ya está conectada con la de su casa para desbloquear sus canales favoritos. Sus cuentas de Facebook e Instagram también están abiertas y preparadas para subir el primer selfie desde el hotel.

Después piensa que su camisa está arrugada, por lo que pide a un mayordomo robótico que la planche antes de dirigirse al espacio coworking que hay en el lobby del hotel, para poder trabajar un poco antes de la reunión que tiene a primera hora.

¿Futurista? Según, David Chestler, EVP, Global Enterprise Sales & Business Development, de SiteMinder, así van a ser los viajes en un futuro próximo. Es más, algunas de estas características ya están presentes en hoteles de todo el mundo. Por tanto, ¿qué podemos esperar del hotel del futuro? ¿Llegará el fin del check-in tal y como lo conocemos?

experiencias moxy by marriott lobby

El Moxy by Marriott ha eliminado la recepción y la ha integrado en el bar

En primer lugar, la recepción

Desde que los hoteles existen, el mostrador de check-in se ha convertido en la cara y el corazón de todo alojamiento. La recepción es el claro ejemplo de lo que persigue el concepto de hospitalidad. Es el primer contacto directo entre huésped y el hotel y de donde emana toda la fuente de conocimiento en torno al alojamiento.

Ni el aumento de las reservas online ni de la tecnología más inteligente ha conseguido, a día de hoy, hacer cambios importantes en la recepción. Sin embargo, todo eso está cambiando.

Uno de los primeros hoteles en eliminar la recepción ha sido el Jannah Hotels and Resorts de Dubai. Este cinco estrellas de Oriente Medio tiene como objetivo eliminar las colas que se generan en el lobby al permitir que los clientes hagan el check-in presionando unos pocos botones en una tablet. Después, se les proporciona un código QR donde acceden a un vídeo que explica cualquier otra duda que pueda tener el huésped.

Este servicio, al que llaman Karim, también realiza otras funciones de ‘recepción’ como llamar a la habitación para despertar a los viajeros o ayudar en la reserva de un coche de alquiler.

Si bien hay quien todavía prefiere el trato humano, no cabe duda de que los kioscos autoservicio de los supermercados sugieren que la comodidad y la rapidez también tienen sus adeptos. Y los hoteles empiezan a apostar por ellos. Asimismo, una ventaja adicional a la hora de eliminar la recepción es que se puede aprovechar ese espacio para otras iniciativas, permitiendo por ejemplo habilitar zonas de coworking o de entretenimiento.

rooms fattal coworking leonardo

Mucho más que un lugar para dormir

Los hoteles pueden ampliar el bar o abrir un lounge en ese espacio que ha dejado la recepción. Pero, ¿y si este escritorio de recepción se sustituye por colocar muchos más? A medida que el trabajo en remoto se expande, la demanda de espacios de trabajo alternativos y flexibles aumenta. Además, la línea que separa a la hospitalidad del espacio de trabajo es cada vez más borrosa, como lo demuestra el aumento de ordenadores portátiles en algunas cafeterías.

La buena noticia es que los hoteles están muy bien posicionados para capitalizar todos estos cambios. Con conexiones wifi y servicio de bar y comida, muchas propiedades podrían ofrecer un espacio de trabajo alquilado por horas, días o semanas. Dependiendo del espacio, esto podría ofrecerse también a los residentes, creando así una fuente adicional de ingresos. ¿Podrían los hoteles atraer a los clientes de Airbnb para hacer uso de sus servicios de limpieza, de su gimnasio, de sus bares y restaurantes o de su espacio coworking?

Cerrar la brecha entre hoteles y hostels

Las expectativas sociales no están cambiando solo en el campo del empleo. Los viajeros se vuelven cada vez más específicos con sus demandas. City Hub, una marca de hospitality que se lanzó el pasado año en Amsterdam, apunta a limitar al máximo la brecha que existe en el mercado entre hostales y hostels.

City Hub maximiza el espacio mediante el uso de contenedores prefabricados que se pueden colocar en cualquier lugar del edificio. Además, ofrece baños comunes y solo un tamaño de habitación, para una o dos personas. Esto aporta mayor escalabilidad, a la vez que privacidad. Y todo ello a un precio bajo. Además, rompe con ese aspecto comunitario que tienen los albergues.

city hub Amsterdam

Habitaciones individuales para huéspedes individuales

Cuando hacemos una reserva, reservamos un asiento específico en un avión o en un tren. También un lugar para realizar una actividad o una mesa de restaurante, especificando el número de comensales. Entonces, ¿por qué no reservar habitaciones individuales en los hoteles?

Por ejemplo, el Hotel Schani de Austria permite elegir el piso en el que se queda el huésped o el tamaño de la habitación, entre otras variables. Después de la reserva, obtiene el número de habitación para evitar pasar por el mostrador de check-in y entrar directamente utilizando la aplicación del hotel.

Aunque lleva poco tiempo, parece que este hotel está en camino de conseguir una experiencia hotelera más personalizada y eficaz.

¿Y qué os parece que ahora los huéspedes puedan ponerse gafas de realidad virtual para poder elegir la habitación o las vistas y gestionar así sus propias expectativas? Por ejemplo, hay hoteles que permiten ver a sus clientes las mejoras que tendrían en la habitación si pagan algo más de dinero por noche.

hotel futuro realidad-virtual-aumentada-experiencia-cliente

¿Qué más cambios va a traer la tecnología?

La tecnología y su uso en la industria de viajes se está desarrollando tan rápido que las predicciones pueden ser un juego peligroso. Ya podemos ver robots mayordomos o espejos inteligentes en varios hoteles de todo el mundo.

El IoT (Internet de las Cosas) y el IoE (Internet de Todo) permitirán tomar más decisiones gracias a herramientas basadas en los datos para respaldar así la experiencia del viajero conectado. La tecnología emergente, como la realidad virtual, la impresión 3D o los wearables, podrían utilizarse en todos los hoteles.

Quién sabe. Probablemente, en unos años podremos hacer puenting sin movernos de la cama, nuestra camiseta nos dirá cuántas calorías hemos quemado en ese último paseo y hasta podremos imprimirnos un par de zapatillas nuevas para volver a pasear al día siguiente. Al parecer, los límites solo los va a poner nuestra imaginación y la de nuestros huéspedes. 

Imágenes: Unsplash, Marriott, ENVATO

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies