Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 11 de Diciembre, 2016

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

El sector podría disminuir el consumo energético en un 20%

El sector podría disminuir el consumo energético en un 20%
Coralía Pino López

Evaluando la situación actual del sector hotelero y considerando las distintas medidas dirigidas al ahorro energético que actualmente podrían aplicarse, se podría alcanzar un 20% de ahorro.

Según un informe de la Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética, estos ahorros para el sector se cuantifican en 210 millones de € anuales; 420.000 toneladas equivalentes de petróleo menos -es decir, un 0,3% de la demanda nacional- con las que se evitarían la emisión de 850.000 toneladas de CO2.

De dónde partimos

En los últimos años se ha estado mejorando sensiblemente la eficiencia energética de casi todos los equipos consumidores de energía. Esta reducción en el consumo de energía es una pata importante de los objetivos de sostenibilidad establecidos desde Europa.

Además, el potencial de ahorro en aspectos energéticos en el sector hotelero es muy elevado, debido en parte, a que la mayoría de la planta hotelera española es antigua y, por tanto, se construyó sin aplicar criterios de eficiencia energética.

En general, la mayor parte del sector hotelero español está funcionando con medidas que son muy poco eficientes y consumen una gran cantidad de energía para poder dar un servicio adecuado.

Las claves de la eficiencia energética

En un establecimiento hotelero, la mayor inversión se centra en las áreas destinadas a climatización (refrigeración y calefacción) y producción de agua caliente sanitaria (a.c.s.), siguiéndoles las áreas de iluminación, cocinas, lavandería, ascensores, equipos de oficina y otros.

En cuanto a las soluciones viables, se pueden aplicar múltiples medidas que pueden afectar tanto a la reducción de la demanda como a la mayor eficiencia en el suministro.

Las primeras reducen el consumo de energía final por una mayor eficiencia en los elementos de consumo o un menor requerimiento energético.

Las segundas disminuyen la necesidad de energía primaria por la sustitución de fuentes o por un mayor rendimiento en la transformación.

Atendiendo a este criterio, para reducir la demanda se pueden aplicar medidas de concienciación de plantilla y clientes, reducción del consumo de agua potable, implantación de sistemas de gestión de la energía para los equipos (BMS), controles de presencia en iluminación, iluminación de bajo consumo, instalación de electrodomésticos de alta calificación energética, aislamiento de calderas, tuberías, etc, aislamiento adecuado de la envolvente térmica del edificio (ventanas,  fachadas, cubiertas), elementos exteriores (sombra, jardines), terminales de climatización y sistemas de ventilación eficientes….

De igual forma, para incrementar la eficiencia en el suministro de energía se puede acometer la sustitución de combustibles por otros menos contaminantes y más eficientes tales como instalación de calderas de alta eficiencia, cogeneración, trigeneración, solar térmica para a.c.s., climatización, climatización de piscinas, solar fotovoltaica, termodinámica, y otras energías renovables como la biomasa, minieólica, etc.

Las tecnologías punteras

Si nos centramos en los puntos de mayor consumo dentro del hotel, la climatización y la producción de a.c.s., nos encontramos con opciones muy eficientes actualmente.

La evolución tecnológica de las bombas de calor, ya permite la generación de a.c.s. Las bombas tienen un rendimiento tan alto que necesitan mucha menos energía para dar servicio. Por otro lado, tenemos la opción de los equipos semi-instantáneos, permitiendo operar sin tener la necesidad de acumular agua caliente en grandes depósitos, ya que se genera casi en el momento que se demanda. Esto conlleva ahorros considerables frente a calderas convencionales, aunque su instalación sigue condicionada por el tamaño de la demanda en relación al espacio.

Otro punto importante es el poder aprovechar el calor residual de algunos equipos para generar a.c.s. gratuito, como es el caso de la recuperación de calor en enfriadoras mediante un módulo de recuperación.  Esto implica que, a la vez que las enfriadoras están climatizando el establecimiento, están generando a.c.s. gratuitamente con el calor que genera su motor y compresor.

En cuanto a climatización, la introducción de tecnología Inverter en bombas de calor ha supuesto un gran salto de eficiencia, en especial a cargas parciales. Aparte, se ha extendido el uso de estos sistemas de climatización por bomba de calor no sólo por el ahorro energético que ocasionan si no que permiten una mejor zonificación.

Si hablamos de iluminación, hace tiempo ya que los LEDs dominan el mercado. Al ser capaces de aportar la misma iluminación pero con mucha menos potencia, suponen un ahorro importante frente a las lámparas de bajo consumo. Por ello, es de las medidas más replicadas en hoteles, gracias a su baja inversión y rápido retorno.

También hay que tener en cuenta la incorporación, cada vez más, de las energías renovables a los hoteles. En concreto, la energía solar térmica, para a generación de a.c.s. está ampliamente extendida por todo el sector, al igual que las calderas de biomasa, cuya aplicación es ideal en función de la ubicación y las características del establecimiento.

Este planteamiento es el que motiva que el ITH, consciente de que el sector hotelero necesita conocer e identificar las soluciones más adecuadas a su alcance para una adecuada gestión energética de su establecimiento, lleve ya ocho años organizando un ciclo de jornadas repartidas por toda España.

De hecho, el próximo martes 11 de octubre llegarán a Lanzarote, de 10 a 14:30 horas en el Arrecife Gran Hotel, para debatir sobre la gestión energética integral en hoteles. Este ciclo, que se inauguró en San Sebastián, también visitará Zaragoza el 25 de octubre (Hotel Reina Petronila), A Coruña el 24 de noviembre y Castellón el 1 de diciembre.

Coralía Pino López

Coralía Pino López

Programa Superior de Dirección de Empresas Turísticas del IE Business School  y Técnico en Empresas y Actividades Turísticas por la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid. Es la actual Responsable del Área de Eficiencia Energética y Sostenibilidad y del Área de Formación del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos y profesora de sostenibilidad y eficiencia energética en el Executive Máster en Innovación, Comercialización y Eficiencia Turística (eMITur) impartido por ESCOEX International Business School.

Publicidad

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR