Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 23 de Marzo, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

“Hay que regular, no prohibir”, conclusiones del Gran Debate Hotelero

La semana pasada tuvo lugar una nueva edición del Gran Debate Hotelero en Madrid, organizado por Grupo Vía. El debate, protagonizado por seis hoteleros y al que asistieron 180 personas, puso de manifiesto, por un lado, la necesidad de contar con una estrategia de comunicación que explique los atractivos de la capital y por otro, la falta de una regulación homogénea en España para las viviendas turísticas.

El evento, que tuvo lugar en la sala Ámbito Cultural Callao de El Corte Inglés de la capital, dio inicio con la conferencia “Madrid, una marca disruptiva” a cargo de Jesús Gatell, presidente de lasComisiones de Turismo de Ceim y Cámara de Comercio Madrid quien aseguró que Madrid necesita un cambio y que el turismo es una necesidad para la capital. Gatell lamentó que exista una diferencia a la baja tan enorme en cuanto a precios hoteleros de Madrid con respecto a otras ciudades como Berlín, Roma, París o Londres. Por otra parte se congratuló del nacimiento de la nueva entidad de colaboración público-privada, Asociación de Turismo de Madrid (ATM), y además subrayó la importancia de invertir en un buen gabinete de comunicación para generar noticias positivas que atraigan al turista a la capital.

Seguidamente se inició un interesante debate, moderado por Bruno Hallé, de la consultora hotelera Magma HC, sobre cuáles son las estrategias más adecuadas para potenciar Madrid como destino turístico. En ese sentido Juan Escudero, director general de Rafael Hoteles, apuntó que el problema que tiene Madrid es que tiene valiosos atractivos pero que no conoce nadie, como por ejemplo Ifema, turismo deportivo, turismo de compras, la Milla de Oro, 10 ciudades patrimonio de la humanidad a menos de dos horas de la capital…

Por su parte, Hugo Rovira, director general de NH Hoteles, lanzó un mensaje de optimismo para una mejora del turismo mediante la colaboración pública y privada, gracias a nacimiento de la ATM y afirmó que “Madrid tiene que apostar por un turismo urbano y de calidad”.

fotogrupohoteleromad2015

Alfonso del Poyo, vicepresidente de Meliá Hotels International, aseguró que  “definitivamente lo que se precisa en Madrid es una estrategia en materia de turismo que prevalezca a las “ocurrencias””, del Poyo se alegró de por fin, tras 25 años, se ha logrado este 2015  “el nacimiento de la ATM, que es un organismo ajeno a los vaivenes políticos”. Además afirmó que “Madrid ha vivido del mundo de los negocios durante muchos años, ahora debe convertirse en destino de ocio y vacacional”.

Luis Felipe Mendieta, socio fundador de One Shot Hotels, comentó que en Madrid ha habido una guerra de precios mal entendida y que ahora los hoteleros deben trabajar más en diferenciación de producto: “Los empresarios debemos creernos que hemos de renovar nuestra planta hotelera” y también estuvo de acuerdo en que Madrid debe lanzar mensajes emocionales para atraer al turista.

Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate, dijo que “en Madrid tenemos que aprender de las cosas que han hecho en Barcelona”, mencionó la importancia de mejorar la limpieza y los servicios que ofrece Madrid. También apuntó que las plantas hoteleras de la capital están caducas y que hay necesidad de regenerarlas.

Aurelio Vázquez, consejero delegado de Iberostar,  deploró que “el turismo en Madrid nunca ha sido una prioridad política” y que tampoco nunca ha sido una prioridad empresarial. Si hay que promocionar las excelencias del destino Madrid “no hace falta ser un genio del marketing porque lo tiene absolutamente todo para triunfar” aseguró.

Economía colaborativa ¿regulación o prohibición?

En la segunda parte del debate se abordó el tema de la necesaria regulación de la llamada economía colaborativa. Aurelio Vázquez, de Iberostar, dijo que –sin estar en contra de las plataformas de internet- el debate “no es regular o no regular ese tipo de negocio si no plantearse si ese modelo es el que necesita España para su desarrollo turístico”, y bajo su punto de vista no lo es, ya que atrae mayoritariamente a “un perfil de cliente con el único argumento del precio”, según sus palabras “su contribución al PIB turístico es prácticamente 0” y “genera una dinámica de negocios en la alegalidad que perjudican al turismo” y “sobrecarga los destinos y no paga las infraestructuras públicas que consume”. Vázquez habló de prohibición, sobre todo en el caso de las viviendas plurifamiliares turísticas en grandes ciudades.

Muy en desacuerdo con Vázquez, Kike Sarasola dijo que “hay que regular, no prohibir”, que  la economía colaborativa está aquí para quedarse y que el perfil de cliente de ese tipo de turismo es mucho más amplio y no siempre acude a este tipo de alojamiento por precio. Sarasola les dijo a los hoteleros “abrid los ojos, tenemos una buena oportunidad de tener una nueva fuente de ingresos”, puntualizó que este tipo de economía tiene que tener sus normas y debe regularse inteligentemente.  Kike Sarasola apeló el planteamiento “inmovilista y muy antiguo” de Vázquez quien habló varias veces de prohibición, “yo me voy a montar en este nuevo carro porque creo que es el futuro, acoplando mis hoteles y también incorporando apartamentos a toda mi estructura”.

Además de estar de acuerdo en la necesidad de una regulación, Luis Felipe Mendieta aseguró que la economía colaborativa ha surgido porque hay una nueva demanda y los hoteleros deben atenderla “debemos plantearnos si las habitaciones de hotel que estamos haciendo quizá no son las que el cliente realmente quiere”. Bruno Hallé, de Magma HC, apuntó que hay que escuchar al cliente y que tenemos herramientas al alcance para ello, como por ejemplo el Big Data, “hoy podemos saber qué quiere el cliente del futuro, hay que plantearse ¿qué querrá dentro de 25 años?”

Hugo Rovira ,de NH Hoteles, aseguró que las viviendas turísticas compiten con un 30% menos de gastos que un establecimiento hotelero. Nos enfrentamos a un negocio diferente, “si la Administración no pone límites no me quedará otra que en vez de crear hoteles, apuntarme a ese nuevo negocio y tener apartamentos turísticos con una libertad y poco control fantástico”.

Posteriormente hubo un turno de preguntas por parte del público asistente. El Gran Debate Hotelero Madrid 2015 ha contado con la sponsorización de las empresas Tarkett, El Corte Inglés, IHG, Grohe y WMF. El próximo día 5 de noviembre Grupo Vía organizará una nueva edición de este evento en Valencia y el 24 de noviembre en Gran Canaria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR