Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Lunes 11 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

El hotel Avenida Sofía recibe el certificado LEED Platinum como edificio sostenible

El hotel Avenida Sofía recibe el certificado LEED Platinum como edificio sostenible
Redacción TH

El Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa es el primer hotel de Europa que consigue la certificación LEED Platinum, el estandarte que regula la condición de edificios sostenibles a nivel internacional, y que concede la US Green Building Council. La certificación fue concedida oficialmente la semana pasada tras un complejo proceso de estudio y avaluación en el que han intervenido diferentes expertos internacionales. El Avenida Sofía, así mismo, es el hotel que ha obtenido la puntuación más alta del planeta.

El Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa se inauguró en verano de 2013. Es un hotel de 4 estrellas superior y se caracteriza, además de sus servicios y prestaciones, por su respeto al entorno y al medio. Precisamente, este ha sido desde sus inicios un rasgo característico fundamental. Tanto en el proceso de construcción como en el funcionamiento posterior, la calidad ambiental distingue todos los procesos internos y exteriores del hotel.

La obtención del certificado LEED Platinum es un reconocimiento a esta filosofía aplicada por el hotel y, al mismo tiempo, la certificación de la máxima autoridad en la regulación ambiental de los edificios, como es el UG Green Building. El LEED Platinum es el reconocimiento más alto que puede recibir un edificio por su sostenibilidad. El Avenida Sofía es el primer hotel de Europa y el séptimo del mundo que lo consigue. Los otros seis galardonados son norteamaricanos y australianos.

Un proyecto pionero en sostenibilidad

El proyecto del Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa es único y pionero en materia de sostenibilidad, ya que ha permitido conseguir reducciones significativas de consumo de energía, agua y generacion de residuos, así como en el uso responsable de materiales y recursos, que permite reducir el efecte del CO2.

El 80% de los materiales que el hotel utilizó en la construcción son reciclados y reciclables.

  • El hotel tiene un sistema de eficiencia energetica que lo hace casi autosuficiente y escasamente dependientes de las compañías suministradoras.
  • Dispone de placas solares que calientan el agua y aportan el 80% del consumo anual.
  • Los sistemas led de luz son de bajo consum.
  • También ha implantado unos molinillos de viento que aportan electricidad al edificio.
  • El sistema de aire condicionado y calefacción, de última generación, con recuperador de calor, con sistemas de filtración de partículas en los conductos de climatización.
  • Los cristales son de baja emisión y con un alto factor lumínico que evitan la trasferencia de calor en ambos sentidos.
  • Utilización de las aguas grises para el riego y los sanitarios a través de un sistema de tratamiento de las aguas residuales.

¿Qué es LEED?

LEED es el acrónimo de Leadership in Energy and Environmental Design, que es un sistema de calificación de edificios sostenibles creado por el US Green Building Council (USGBC), una organización independiente y sin ánimo de lucro que trabaja en el respeto por el entorno y el equilibrio ambiental. La certificación LEED es un referente en la industria del turismo. Someterse al certificado LEED es un acto voluntario por parte del establecimiento.

Todos los sistemas LEED miden la sostenibilidad de los edificios en siete grandes ámbitos: ubicación, energía, agua, materiales, calidad del aire, innovación y prioridad regional, pero con algunas diferencias entre ellas en el momento de avaluarse. Como resultado de esta evaluación, los edificios se certifican en cuatro niveles, en función del número de puntos obtenidos sobre una escala total de 110 puntos:

– LEED Certified: 40-49 puntos.

– LEED Silver: 50-59 puntos.

– LEED Gold: 60-79 puntos.

– LEED Platinum: 80 puntos o más.

Los edificios con certificación LEED son reconocidos con las estructuras más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. La certificación LEED garantiza que los inmuebles tienen un ahorro de energía del 30% al 70% en relación a los edificios convencionales, un consumo de agua que se reduce entre el 30% y el 50%, y una disminución de los residuos que llegan al vertedero estimado entre el 50% y el 90%. En conjunto, las emisiones de CO2 vertidas en la atmósfera se reducen un 35%.

Viajeros concienciados con el medio ambiente

Los hoteles con certificación LEED proporcionan beneficios para el medio ambiente y reducen los costes operativos por la alta eficiencia energética y de ahorro de agua. Así mismo, estos establecimientos atraen, cada vez más, una población de viajeros concienciados con el medio ambiente. Las recientes encuestas demuestran que la sostenibilidad tiene un peso considerable en la elección del establecimiento hotelero por parte de los clientes. La Travel Trend Survey que realiza TripAdvisor muestra que el 79% de los clientes tienen en cuenta el respeto por el medio ambiente en el momento de realizar sus reservas en un hotel.

El proyecto del Avenida Sofía como hotel pionero en sostenibilidad. Energía y atmósfera

El problema de la energía debe resolverse, en primer lugar, reduciendo la demanda; es decir, aislamientos, orientación del edificio y otras medidas pasivas, y, solo cuando se ha reducido la demanda es el momento en el que se debe actuar para reducir el consumo, que es la parte económica más importante.

Respeto la energía, la certificación LEED presenta dos inconvenientes añadidos. El primero es que la normativa americana ASHRAE, sobre la que se basa la certificación LEED, es bastante más restrictiva y exigente que la española. Eso implica que para obtener el prerrequisito (nivel mínimo de ahorro sin el cual no es posible obtener la certificación), se necesitan esfuerzos económicos de cierta importancia. El segundo es que LEED cuantifica el ahorro energético según el ahorro económico que el propietario obtiene en la factura, y no mediante los kWh consumidos. Esto supone una desventaja porque en España es obligatorio (según el Código técnico de la edificación) el ahorro sustancial en kWh no se traduce en un ahorro económico significativo.

Para obtener el nivel LEED Platinum es imprescindible el uso de energías renovables. LEED, en cambio, no considera la combustión de biomasa como una energía renovable, excepto si el combustible procede de residuos de aserradero.

En el caso del Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa, para cumplir con el nivel de certificación LEED deseado, ha sido necesario realizar las siguientes inversiones:

  • Sistema de climatización y calefacción Daikin VRV de tercera generación con recuperador de calor. Permite disponer de frío y calor simultáneamente en diferentes estancias y reduce el consumo. Actualmente es el sistema más eficiente de generación de frío y calor que hay en el mercado.
  • Energías renovables: sistema de captación solar para ACS por tubos de vacío para el 70% de la demanda anual y dos aerogeneradores Honeywell.
  • Ascensores de última generación con variador de frecuencia y recuperador de energía durante el freno.
  • Modificación del revestimiento de la fachada, en que se elimina el cristal del proyecto original para incorporar un sistema de ventilación nuevo que genera sombras en la fachada. Aumento de los aislamientos en la fachada: doble sistema de aislamiento térmico interior y exterior para evitar la transferencia de calor.
  • Sistema de carpintería de aluminio con más prestaciones térmica y que mantiene las mismas prestaciones acústicas. Cristales de baja emisión y con un alto factor lumínico, que limita la entrada de radiación solar, que mantiene un elevado grado de transparencia y evita la transferencia de calor en los dos sentidos.
  • La iluminación tiene un peso importante en el consumo de energía de un edificio. Por este motivo se ha utilizado led y fluorescencia de bajo consumo, con incorporación de un sistema automático y inteligente de control de iluminación en zonas comunes basado en la presencia de usuarios y la iluminación diurna existente.
  • Instalación de un sistema de medida y verificación, que permite observar el comportamiento y desviaciones energéticas del edificio.

Agua

El agua es un recurso básico y fundamental para la vida. En nuestro país, además, es un bien escaso. Tanto es así que LEED asigna un punto adicional (dentro de la categoría de prioridad regional) si se logran reducciones superiores al 30%. No obstante, para un hotel, este es uno de los créditos más difíciles de obtener de toda la certificación. No por la parte económica, ya que los grifos de bajo consumo tienen un precio similar e incluso a veces es inferior al de los convencionales. La dificultad recae en el hecho que el propietario del establecimiento ha de poner en un lado de la balanza el confort de los huéspedes y en el otro la obtención de la certificación.

Cerca de un 70% del consumo de agua del establecimiento proviene de las duchas y, para cumplir con el prerrequisito se necesita un ahorro de agua, como mínimo del 20%. En energía se puede disponer de tecnologías que ofrecen las mismas prestaciones, hasta el punto que pueden reducir el consumo de energía. Para sanitarios y riego es posible utilizar agua no potable mediante sistemas de reciclaje de aguas grises. El problema de las duchas y los grifos es que solo existe una forma de ahorrar agua: debe rajar menos. Este hecho, en el sector turístico, puede comportar importantes quejas de los huéspedes al propietario del establecimiento.

En el caso del Avenida Sofía Hotel Boutique & Spa se tuvo que pedir al fabricante que modificara sus modelos de grifos para obtener el confort deseado. Finalmente, el departamento de R+D de Hansgrohe consiguió adaptar una ducha al consumo de 9 litros / minuto, un término medio entre los 14,8 litros / minuto originales y los 6 litros / minuto del modelo ecológico, que no proporcionaba el confort deseado. Como con esta modificación sólo se superaba tímidamente el prerrequisito de la certificación, se tuvieron que tomar medidas adicionales para reducir todavía más el consumo de agua, que son:

  • Grifos y sanitarios de bajo consumo controlados por temporizadores y detectores de presencia en zonas de concurrencia pública.
  • Uso de tecnologías innovadoras de tratamiento de aguas residuales: doble instalación de saneamiento y subministro de agua para reciclar las aguas grises y volver a utilizarlas para sanitarios y riego, con lo que se consigue una reducción del 100% del agua potable destinada a riego y de dos tercios del consumo de agua potable destinada a sanitarios.
  • Uso de jardinería nativa y adaptada más eficiente al agua. Irrigación gota a gota controlada mediante sensores de humedad en vez de programadores de horarios.
  • Medidores de consumo de agua de los principales subsistemas (riego, producción de agua caliente y piscinas) para controlar las desviaciones y analizar posibles mejoras.

Un último apunte acerca del agua. Resulta conveniente evitar el uso de aguas subterráneas, ya que LEED contabiliza el agua de pozo como una fuente de agua potable, pese a que no lo es.

Materiales y recursos, y calidad ambiental interior

Estas dos categorías, pese a las diferencias, tienen cosas en común a nivel práctico. En ambos casos representan, sin duda, la parte más tediosa y burocrática de toda la certificación. Aquí no existen dificultades técnicas ni económicas, ni está en juego el confort de los ocupantes. Aquí las dificultades son administrativas. Luchar para cambiar los hábitos de trabajo adquiridos durante años por los trabajadores, explicar a los proveedores porque se requieren otros materiales que no están acostumbrados a ver (hay que subrallar que todavía hay gente que no considera que haya ningún problema con en el medio ambiente y el cambio climático), pedir, clasificar, traducir y enviar a la USGBC todos los certificados, declaraciones, justificaciones, albaranes y facturas. Es importante remarcar el estricto control en la obra, dado que algunos de los créditos de estas categorías son del tipo o todo o nada. Sólo que falle uno de los materiales, o no se pueda aportar la documentación requerida de un solo componente, se pierde todo el crédito.

Estas categorías comprenden, entre otras cosas, los aspectos siguientes:

  • Las maderas certificadas con las cadenas de custodia correspondientes.
  • Aglomerados de madera MDF y similares sin ureaformaldehids añadidos.
  • El porcentaje de contenido en material reciclado (postconsumo y preconsumo).
  • Porcentaje de materiales regionales.
  • Sensores de CO2 y detectores de partículas en el aire.
  • Sistema de filtración de partículas en los conductos de climatización con una obertura máxima MERV 13.
  • Porcentaje de superficie con vistas e iluminación natural.
Redacción TH

Redacción TH

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies