Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Lunes 18 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

3 Comentarios

Para trabajar en turismo debes de tener una vocación innata

Para trabajar en turismo debes de tener una vocación innata
Vicente Romero, presidente CIDH

Me preocupa no tener más capacidad para poder acercarme a la juventud y ayudarles en su decisión en cuanto a su orientación profesional, es fundamental que todo joven que se acerca al turismo se sienta seguro y no tome la dirección equivocada.

A veces me pregunto por dónde comenzar, con quién conectar, qué medio utilizar para llegar a más jóvenes interesados en turismo y que tengan dudas sobre esta profesión. El turismo no es una profesión más, con independencia del departamento que sea –pisos, restauración, recepción, servicio técnico, comercial, etc.–. Es un sector en el que, si te engancha, estarás plenamente satisfecho toda tu vida, te reportará más alegrías que cualquier otro trabajo. Y no olvidemos que es la industria número uno en nuestro país.

El trabajo en turismo debe ser algo más. Algunos de ustedes recordaran esta frase: “¿cómo trataría a un cliente si supiera que le queda un mes de vida?” Duro, ¿verdad? La respuesta es simple; hay que tratarlos a todos por igual, es decir, a cada uno de una forma personalizada. Esto es lo que nos enseñaba mi profesor de Recursos Humanos: hay que dar amor, amistad, serenidad, alegría, somos personas de servicios. En un hotel vendemos emociones, nuestros clientes vienen a pasarlo bien, olvidar penas, sentirse queridos y reconocidos es la mejor satisfacción que se puede llevar un cliente de un hotel.

El concepto del cambio en hostelería debe comenzar por las escuelas de turismo, por las universidades, por la propia administración a la hora de hacer prevalecer unos principios éticos y morales para la apertura de un establecimiento de turismo, del mismo modo que pasa en sanidad para supervisar la apertura de un establecimiento, deberían hacerlo para ver el nivel profesional de las personas que van a trabajar en el establecimiento.

Debemos invitar a la juventud a que dedique un tiempo a pensar si están preparados para el trabajo de dar, a cambio de un “gracias” en el mejor de los casos. Los que elijan este camino en turismo seguro que tendrán muchas gratificaciones.

Y recordemos una cosa: si el hotel está lleno es en cierta medida es gracias a vosotros, y como está lleno… no despedirán a nadie.

Imagen Juventud vía Shutterstock.

Vicente Romero, presidente CIDH

Vicente Romero, presidente CIDH

Presidente del CIDH
Circulo Internacional de Directores de Hotel

http://www.cidh.es/
Etiquetas

Comentarios

  1. David

    Muy buen artículo que habla sobre si de verdad los jóvenes y no tan jóvenes (como yo, 33), están preparados para darse abiertamente a los clientes. Estoy convencido de que hay muchísima gente trabajando en hoteles porque es lo único que han encontrado, no por vocación; pero siempre existen empleados que sí sienten esa motivación profunda que les impulsa a dar lo mejor de sí mismos para hacer vivir a los huéspedes una experiencia inolvidable. Si uno se siente como pez en el agua entre idiomas, flujo de personas, atenciones y la satisfacción en la gratitud, éste puede ser un buen lugar para desarrollarse y hacerse un camino en este mundo, cada vez más competitivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies