Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Lunes 18 de Diciembre, 2017

Subir arriba

Arriba

2 Comentarios

XML o la autopista de las reservas

Marcos Franco, TransHotel

El turismo es una esponja que absorbe año tras año un número ingente de innovaciones tecnológicas desarrolladas para optimizar su funcionamiento, la relación entre los actores que trabajan en las diferentes áreas que lo componen y, lógicamente, su interactuación con proveedores externos y también con el cliente final entre otros grupos.

Estos avances tienen su origen tanto en las inversiones de I+D+i que, en distinta medida, dedicamos las compañías que formamos parte del sector, como en trasvases llegados directamente desde otras actividades pero que a alguien, un buen día, se le ocurrió aplicar exitosamente en a nuestro día a día. Esto sucede de forma continua.

En ocasiones, la fama de estas tendencias tiene más que ver con su procedencia o su punto de partida que por su valor real. Un ejemplo es el de las redes sociales. Hoy en día, su utilización en cualquiera de las etapas de un viaje es masiva e indiscutible. Nadie lo duda y todo el mundo lo conoce, tanto dentro como fuera de la industria. Incluso los expertos reconocen que su impacto cambiará por completo la forma de trabajar en el sector como ha modificado los hábitos sociales de los usuarios. Su valor real es inmenso, claro. Pero para aquellas empresas dedicadas a la intermediación turística y muy orientadas a la vertiente hotelera, como es el caso de Transhotel, tanto o más importante resulta la irrupción de nuevas vías de distribución como, por poner sólo un ejemplo, el terremoto causado por el conjunto social media.

Y cuando hablamos de nuevos canales, al menos en lo que a la distribución se refiere, nos referimos al concepto XML (Extensible Markup Language), que llegó hace ya unos años, ha crecido de forma exponencial desde su aparición y hoy reclama, en base a números y estadísticas, su cuota de reconocimiento entre las nuevas tecnologías aplicadas al mundo del turismo de las que ahora tanto se habla.

De la infografía que acompaña a este artículo se pueden colegir algunas dimensiones de lo que ocurre en la actualidad sin necesidad de buscar ayuda en datos evolutivos, algo que haremos un poco más adelante. La ilustración ofrece cifras muy concretas de la actividad de Transhotel en sus mercados europeos más importantes por número de reservas. En estos momentos, las agencias de viajes clientes de la compañía en España, por ejemplo, realizan casi cuatro de cada diez reservas hoteleras mediante soluciones basadas en las autopistas del XML, autopistas que, si se me permite jugar con el símil, incorporan carriles de forma diaria. Esta es la tónica. Como se puede comprobar en el gráfico, un 43% de las reservas procesadas por Transhotel en Europa (y el dato general se refiere a todo el continente), se gestionan a través de estos canales. En realidad, este nivel se puede aplicar con muy poca variación a nuestra actividad a escala mundial. Dentro de este apartado hay singularidades a tener en cuenta, y sólo hace falta estudiar el caso británico, el francés o, en el otro extremo, el italiano, para ver por qué.

Es decir, cuando Transhotel nació allá por el año 1994 (estamos celebrando nuestro 20º aniversario), lo que se llevaba era la confirmación vía voz. Algunos años después lanzamos el Bonofax y luego el Bonomail (confirmación a través de fax y a través de correo electrónico, como sus nombres indican). Algo más tarde, en 2002, lanzamos el TOR System, una herramienta basada en lo online y en el tiempo real.

Ahora, esa plataforma revolucionaria que ha gozado siempre de una impresionante aceptación cede casi la mitad de sus reservas al XML, tendencia que se seguirá desarrollando en el futuro. Unos canales cuyo poderío para poner en contacto al intermediario con el agente de viajes o el cliente final parece no tener límite. Y en el primer lugar de esta pequeña cadena que acabo de nombrar se encuentra el proveedor. Aquel que nos proporciona un número de habitaciones para que se las comercialicemos. El hotel.

transhotel

Esta evolución no resulta sencilla de procesar, todo lo contrario. El trabajo de adecuación a las necesidades del mercado ha exigido, y lo seguirá haciendo, un trabajo que aunque sería exagerado calificarlo de hercúleo, si que querría definirlo como tremendamente significativo. Si volvemos a la infografía, la comparación de dos términos servirá como aquello de la imagen y las mil palabras. En España, nuestro mercado nacional, de cada 9,5 consultas de disponibilidad que entran por TOR System Advanced se genera una reserva de alojamiento. En el caso de XML, sabemos que hacen falta 2.321 peticiones para cerrar una compra. La diferencia es importante, abismal si nos fijamos en otros de los mercados que forman parte del estudio. Y crece continuamente, lo que provoca que por ejemplo, a escala global, la media de consultas de disponibilidad diarias se cuantifique ahora mismo en más de 10 millones cuando en 2010, rondaba los 2 millones.

El XML es un fenómeno que dominará, al menos, los próximos años de nuestra labor. Y lo hace sin distinciones en cuanto a tipo de cliente. Aunque la inercia lleve a pensar que las OTAs son las reinas de este canal, los datos nos permiten conocer que la realidad es diferente. Las online basan su día a día en estos canales de intercambio de información, sí, pero de la misma manera, multitud de actores hasta ahora etiquetados como tradicionales, también lo hacen. Grandes redes, agencias con un número mediano o pequeño de puntos de venta, franquiciadas, profesionales home-based o incluso la agencia de viajes independiente con toda una vida de experiencia en el barrio, esa que todos conocemos, aprovechan o aprovecharán las oportunidades que les brinda la tecnología en lo que a XML se refiere. Porque es el futuro y porque existen compañías, como Transhotel, que se lo facilitan mediante varias figuras o modelos que se adaptan a cada necesidad.

Si hacemos caso a los datos que año tras año difunde el INE en su Encuesta de Ocupación Hotelera, esa que indica que en España la intermediación hotelera mantiene una relevante cuota de mercado en el mix de opciones existentes a la hora de contratar una habitación de hotel, entenderemos por qué el avance a medio plazo del canal XML es imparable, por qué cada vez más agencias de viajes le confían sus reservas y por qué los distribuidores que quieren un lugar en el futuro tienen que entenderle y, aún más, colaborar en su desarrollo.

Marcos Franco, TransHotel

Marcos Franco, TransHotel

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies