Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 16 de Diciembre, 2018

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La importancia de los colores en la estrategia de marketing de tu hotel

La importancia de los colores en la estrategia de marketing de tu hotel

El azul con la tranquilidad, el blanco con la pureza, el rojo con la pasión, el verde con la naturaleza o el negro con la sofisticación. Siempre se ha atribuido a cada uno de los colores una cualidad que ha determinado utilizarlos en una u otra ocasión en lo referente a eventos y locales según las emociones que se quieran conseguir. ¿Pero hasta qué punto influye en un posible incremento de visitantes a la página web del hotel o al propio hotel?

La psicología del color es un hecho verídico que tiene su base en un principio fundamental: los colores transmiten o producen estados de ánimo. De hecho, se ha estimado que alrededor de un 90% de los usuarios tiene en cuenta el color a la hora de comprar un producto online. Teniendo en cuenta la gran importancia que tiene el márketing online dentro de la estrategia que sigue un hotel, conocer de qué forma los colores pueden potenciar las ventas se convierte en un pincel que dota de oportunidades a una paleta completa.

¿Qué cualidades quieres resaltar de tu hotel?

Los colores que se eligen para la estrategia de márketing siempre deben reflejar la personalidad del hotel, a la que complementan en cierto modo en todo lo referido a la imagen corporativa. Piensa en tus objetivos: ¿el propósito de tu hotel es ofrecer una experiencia de lujo y única para el cliente? ¿O quizás se enfoca más a un target más familiar? En el primer caso, tanto el hotel como la página web deberán incluir el color negro, garante de sofisticación, exclusividad y elegancia. En el segundo la opción más viable es el amarillo, garante de alegría y diversión.

Está claro que si tu hotel se identifica con la naturaleza, lo ecológico y lo healthy, el color más adecuado es el verde. Por otra parte, el marrón es óptimo para dar una sensación de seguridad y calidez, puesto que simboliza el calor del hogar y hará que los usuarios o los huéspedes se sientan reconfortados.

En función del público objetivo

Además de tener claro qué es lo que queremos transmitir, es igual de necesario conocer cuáles son las preferencias de nuestro público objetivo y con qué colores se relacionan.

En este punto, es necesario saber de dónde proceden los clientes, ya que según la cultura existe una psicología del color u otra. Mientras que para los europeos el color de la muerte es el negro, en Asia es el blanco el color relacionado con el final de la vida. Por otro lado, el rojo es un color que para los asiáticos implica suerte y vida, cuando en la cultura europea se asocia al romanticismo y a la urgencia.

Colores idóneos para funciones específicas

Por un lado están los colores con los que quieres que se identifique a tu hotel, pero por otro existen algunos que son especialmente adecuados para potenciar determinadas acciones de la página. El ejemplo más claro es el naranja, un color llamativo que crea una sensación enérgica que invita al movimiento -no por otra cosa se suele relacionar con el deporte-, y por ello es idóneo para emplear en las llamadas a la acción (call-to-action), como seguir al hotel en redes sociales, registrarse, llamar a un teléfono, solicitar información, rellenar un formulario, comprar un producto, etc.

El texto blanco sobre rojo ayuda en el caso de los banners, puesto que atrae visualmente al usuario desde el principio y además incrementa su frecuencia cardíaca, impulsando a los visitantes a realizar alguna actividad. Por otra parte, los links suelen ponerse en azul para generar confianza y transmitir que se accede a una página segura si se pincha en ellos.

¿Qué quieres conseguir en la página?

Si quieres una página sencilla, en la que todo el mundo se maneje bien y haya una buena legibilidad, no hay nada mejor que elegir un fondo claro con texto oscuro.

Si por el contrario se quiere resaltar ciertos elementos como las pestañas, lo mejor es elegir un fondo negro con letras blancas, aunque esto puede dificultar la legibilidad. En cualquier caso, la combinación de colores claros y oscuros proporcionará el contraste necesario a la página para lograr el efecto visual de resaltar ciertas partes de ella.

No hay que abusar tampoco de los colores en los diversos elementos, puesto que la mirada del visitante debe recaer en un punto específico, en el que pueda encontrar armonía, coherencia y significado.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies