grifería ramón soler electrónica

En los tiempos que corren, la seguridad sanitaria así como el ahorro de agua y energético han de ser nuestros mayores compromisos. Para estas nuevas necesidades, la grifería electrónica Soltronic de Ramon Soler, se puede convertir en un importante aliado.

La innovación facilita nuestras vidas y Ramon Soler con Soltronic 8119B ofrece el grifo electrónico ideal para los proyectos en baños que busquen innovación, calidad y diseño.

Con este diseño, Ramón Soler pone a nuestro alcance un grifo mezclador para lavabo con batería alcalina de 9V, siempre con sensor de infrarrojos, ideal para proyectos en espacios públicos.

Soltronic 8119B cuenta con un diseño de estética arquitectónica con líneas minimalistas, perfecto para integrarse en baños contemporáneos tanto en zonas colectivas como domésticas. La firma confiere a esta pieza un gran diseño y calidad, las dos claves para convertirse en un grifo de éxito.

Destaca por prestar especial atención a la comodidad, gracias a la activación sin barreras y al regulador de temperatura, que ofrece la posibilidad de ajustar un máximo de hasta 50ºC. De esta forma, permite el uso seguro y sin esfuerzo de los niños pequeños, ancianos y personas con discapacidad. Asimismo, también están preparados para que su función sanitaria sea extremadamente efectiva y robusta a prueba de vandalismos.

Y sin necesidad de tocarlo

Además, este grifo proporciona máxima higiene y confort. Gracias a su funcionamiento prescindimos de tocarlo, jugando a favor de su cuidada limpieza y beneficiándonos con una salida de agua precisa: al depositar nuestras manos debajo de un grifo electrónico, éste dejará caer el agua necesaria.

A diferencia de los grifos manuales que solemos tener en nuestros baños, que a menudo se dejan funcionando o parcialmente abiertos, los grifos electrónicos se cierran automáticamente después del uso. Esto garantiza un ahorro importante de agua, llegando hasta el 70% de ahorro en comparación con otros sistemas convencionales.

Además, Soltronic 8119B de Ramon Soler cuenta con un tiempo de flujo establecido electrónicamente cuando se activan e incluyen un límite de tiempo de seguridad ajustable, mediante control remoto. Por defecto, si el sensor su cubre más de 90 segundos, la salida del agua se cierra automáticamente, lo que previene cualquier riesgo de consumo descontrolado.