Baño de alta gama de Laufen y Sinmas Studio
Baño de alta gama de Laufen y Sinmas Studio.

Cuando hablamos de un cuarto de baño de alta gama, hablamos de un espacio que va mucho más allá de un lugar simplemente para el aseo personal. Hoy en día es una estancia más, que ha cobrado gran importancia y protagonismo, donde disfrutar de momentos de relajación, dedicarse tiempo a uno mismo y al confort personal, y por ello es fundamental cuidar cada detalle.

Por encima de todo, en un cuarto de baño de alta gama debe primar la calidad de los materiales y productos, e incluir elementos que aporten un valor añadido, únicos y que, por lo general, no se encuentran en un cuarto de baño convencional.

Un baño “exclusivo” requiere piezas diferentes a las habituales, con diseño, estilo y personalidad, fabricado con los mejores materiales del mercado y la tecnología más innovadora, sin perder ese toque artesanal que aporta la porcelana.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de otro aspecto fundamental: la sostenibilidad. Tenemos que ser muy conscientes de la importancia de respetar el medio ambiente, no malgastar agua ni energía, utilizar materiales reciclables y reducir las emisiones de Co2. Todo esto también debe ser una exigencia si hablamos de un cuarto de baño de alta gama.

Elementos clave

En lo que refiere a los elementos que deben conformar un espacio de este tipo, no podemos entender un cuarto de baño de alta gama que no incluya una bañera exenta o una ducha de grandes dimensiones. Elementos que aportan un toque de lujo y sofisticación y que se completan con lavabos de diseño y con personalidad, creados por diseñadores de reconocido prestigio.

En el sector hotelero, conscientes de la importancia que ha adquirido esta estancia para la sociedad, cada vez son más los hoteles que apuestan por cuartos de baño de alta gama, uno de los espacios que más valoran sus huéspedes.

Esto supone un cambio, a mejor, con respecto a hace ya unos cuantos años cuando únicamente los hoteles de lujo de 5* daban ese protagonismo a este espacio. En la actualidad, hoteles Boutique de 3*, hoteles de 4* y, por supuesto, de 5*, dan prioridad al cuarto de baño, porque se han dado cuenta del valor que tiene para los clientes. Por tanto, cada vez es más habitual encontrar en los hoteles cuartos de baños amplios, donde se extrema la limpieza y se cuida el diseño: cuartos de baño bonitos.

En definitiva, un cuarto de baño de alta gama debe aportar al usuario confort y bienestar, y para conseguirlo, debe ser cómodo, es decir, práctico y útil. Tiene que ser amplio, que no implica que tenga que ser grande (se pueden diseñar cuartos de baño muy prácticos en espacios pequeños), donde las piezas estén colocadas en el lugar preciso, buscando esa sensación de amplitud.

Baños con estilo, diseño, donde las personas puedan y quieran pasar tiempo en ellos porque se sienten a gusto en su interior. Y, por supuesto, es imprescindible que sean higiénicos, y que esa sensación de higiene y limpieza sea percibida por el usuario. Todas estas características son fundamentales para un baño confortable.