Casa Cacao zona de degustación
Zona de degustación de Casa Cacao. (c) Josep Oliva.

¿Qué pasa cuando se unen un producto como el chocolate y un hotel? Pues que nace Hotel Casa Cacao, un proyecto que aúna el sueño en torno al chocolate de Jordi Roca y un hotel dirigido por Anna Payet, que acaba de abrir sus puertas en un céntrico y emblemático edificio de la Plaza de Catalunya de Girona.
La planta baja cuenta con un obrador, una tienda y una chocolatería. Un deseo hecho realidad para Jordi Roca que desde hacía años deseaba tener una fábrica de chocolate donde poder llevar a cabo sus propias elaboraciones. El obrador dispone de un espacio visible a pie de calle que muestra cómo se trabaja y se elabora el cacao desde el grano al chocolate.
La tienda permite poderse llevar a casa o en la maleta las chocolatessens de Casa Cacao, unos productos empaquetados con materiales que provienen del reciclado de fibras de cacao. En la chocolatería se pueden degustar elaboraciones de chocolate con cacao de origen de alta calidad. Tanto en forma de bebidas frías y calientes o elaboraciones sólidas, además de una cuidada oferta de pastelería con el sello Roca. La oferta de Casa Cacao se basa en bebidas de chocolate y la pastelería de Jordi Roca.

El sueño de Anna Payet

En las plantas superiores el Hotel Casa Cacao culmina el sueño personal de otro conocido miembro de la familia Roca, Anna Payet. Ella, asumiendo la dirección del hotel Cacao, cumple con una asignatura vocacional pendiente. Vinculada al ámbito turístico desde el mundo docente durante 20 años, y cómplice de la actividad de El Celler de Can Roca desde sus inicios, Anna ve en el hotel la posibilidad de poder recibir el testigo de la filosofía de la hospitalidad de la familia Roca.

Hotel Casa Cacao
Una de las habitaciones del hotel boutique Casa Cacao. (c) Josep Oliva.

“Hace años que los clientes del restaurante nos animaban a abrir un pequeño hotel. Éste, es una prolongación de la hospitalidad y el modo de servir del propio El Celler de Can Roca, con lo que cerraremos un círculo. No pretendemos otra cosa que nuestros huéspedes, sean o no clientes del restaurante, se sientan como en casa”.
Integrado con el obrador, la tienda y la chocolatería, el hotel boutique de Casa Cacao ocupa las cuatro plantas superiores del edificio y cuenta con 15 habitaciones cálidas, amplias y confortables. Tanto el mobiliario como el textil de estos espacios se han diseñado a medida y de manera artesanal, cuidando hasta el último detalle. El proyecto de interiorismo ha sido realizado por Sandra Tarruella Interioristas, la ejecución de la obra por Arcadi Pla, y el proyecto arquitectónico ha sido encargado a Callís Marès Arquitectes.
Situada en la planta superior, la terraza es un espacio de uso exclusivo para los clientes del hotel en la que podrán disfrutar de unos sabrosos desayunos basados en productos de proximidad y, como no podría ser de otra manera, en las elaboraciones de chocolate del propio obrador de Casa Cacao en la planta baja. También desde la terraza, nuestros huéspedes podrán divisar una de las mejores vistas de la ciudad de Girona, el Barri Vell.