hotel blockchain inteligencia artificial

A las personas nos gusta, por tónica general, que nos mimen. Nos gusta que nuestras necesidades sean satisfechas y nos encanta sentirnos especiales. Los hoteles tienen la oportunidad de colmar estos deseos, sobre todo si el huésped repite.
Es más, si la repetición es elevada, el huésped se sentirá importante si el personal lo recuerda. Pero, si eres nuevo en un hotel, ¿qué vas a encontrarte? Lógicamente, obtendrás una sonrisa de vuelta y el habitual “que tenga muy buena estancia”.
Pero, ¿qué pasaría si existiera un registro accesible de todas tus preferencias, deseos y necesidades? Mejor aún, ¿qué pasaría si alguien (o algo) hiciera el trabajo duro y alertara al hotel de cómo debería ser tu estancia antes de tu llegada?
Kirill es un experto en blockchain que ha dado una posible respuesta en hackernoon.com. De hecho, Juan Carlos Sanjuán, CEO de Casual Hoteles, se hacía estas preguntas en nuestro último business meeting. ¿Qué puedo hacer para conocer al huésped que nunca se ha alojado en mi hotel antes de que llegue?
La tecnología parece que es quien debe darnos la solución. Según Kirill, todos tenemos dispositivos móviles e inteligentes que pueden ayudarnos a mejorar esta situación.

Mejora la estancia de los huéspedes

La inteligencia artificial ya forma parte de nuestra vida, sobre todo cada vez que interactuamos en nuestra sociedad. Muchas empresas tecnológicas utilizan la inteligencia artificial para mejorar la estancia de los huéspedes, sin embargo gran parte de sus virtudes no se perciben a simple vista, pues trabajan incansablemente en la sombra por eliminar los errores humanos.
Pero hay más. Compañías como Airbnb utilizan la inteligencia artificial para personalizar la lista de alojamientos que muestra a cada usuario. ¿Nunca has notado que, después de haber reservado ciertos Airbnb por el mismo precio, tiendes siempre a encontrar precios similares en tus búsquedas posteriores? Lo mismo ocurre con los tipos de lugares donde se reserva, las preferencias aleatorias, los servicios que se incluyen en la estancia o incluso la forma en que los anfitriones interactúan con sus invitados.
Booking.com tiene una función de IA similar, que funciona entre bambalinas para conseguir que todo el customer journey sea satisfactorio. Se centra en predecir qué hará el viajero durante su estancia, utilizando un potencial interés de compra del cliente para reservar visitas y actividades con antelación. El cliente puede presentarse a todas esas actividades presentándose en el lugar y escaneando un código QR. Todas estas actividades y tours se organizan a través de protocolos de IA, que se vuelven más inteligentes cuanto más se utilizan.

La inteligencia artificial ayuda también a los hoteleros

Sin embargo, la IA no solo ayuda a los clientes, sino que también tiene interesantes aplicaciones para los propietarios de los alojamientos. Por ejemplo, Allora es una empresa que garantiza un aumento del 25% de los ingresos directos al simplificar la experiencia de reserva de un hotel. Un objetivo muy elevado, pero que está respaldado por la IA. A través de chatbots, algoritmos de machine learning, motores de recomendación e información de network intelligence pueden hacer que nuestro hotel aumente las ventas.
Y si todo esto lo está haciendo ya una tecnología que hasta no hace mucho parecía la palabra de moda de un medio como TecnoHotel, ¿qué podrá ofrecer el blockchain cuando empiece a aplicarse de verdad? Es decir, ¿podrá la tecnología blockchain hacer aún más fuerte a la inteligencia artificial?
Algunas compañías están usando el blockchain pero sin IA, y aunque los resultados son interesantes, no son nada innovadores. LockTrip, por ejemplo, permite reservar hoteles con criptomonedas, convirtiendo de forma instantánea la cripto en fiat para que el hotel lo acepte. En la misma línea, Trippki alienta a reservar a través de su plataforma de comisión cero para obtener recompensas de cifrado mientras se paga en fiat.
Para que la IA funcione a pleno rendimiento, necesita un lugar donde almacenar toda la información que ha aprendido sobre nosotros. Y qué mejor lugar que un blockchain seguro. La tecnología descentralizada también podría ofrecer una forma de interactuar con los hoteles sin necesidad de contar con intermediarios como las OTAs.
Viendo todo lo que están consiguiendo las empresas de inteligencia artificial en el ecosistema hotelero, no sorprende que las empresas de blockchain estén intentando hacerse hueco. Por ejemplo, una compañía como ModiHost, sistema de gestión hotelera SaaS, impulsada por IA, está tocando las teclas correctas en este sentido. Mientras que Airbnb se enfoca en el lado del cliente y Allora en el de las operaciones hoteleras, ModiHost trata de entrelazar la tecnología blockchain con la inteligencia artificial para beneficiar por igual a todas las partes involucradas. Es decir:

  • Personaliza la experiencia de cliente
  • Garantiza servicios hoteleros a través de contratos inteligentes
  • Da a los token holders incentivos reales para poseer el token

Es decir, cuando todo está programado a través de inteligencia artificial, las rutinas se pueden optimizar, por lo que cuando un sistema de IA se entera de que un huésped X no quiere que su habitación se limpie todos los días, el personal del hotel no tiene que perder tiempo y recursos limpiándola.
Los hoteles pueden usar esta plataforma para programar las operaciones diarias (limpieza, cocina, lavandería, mantenimiento, recepción…), lo que tiene el potencial de reducir costes.

¿Cómo funciona?

Los hoteles necesitan tokens para acceder a los servicios que aporta una empresa como ModiHost, pero no es lógico pensar que cada hotel va a comprar un montón de tokens de inmediato. Los hoteles y los inversores pueden interactuar en conjunto para beneficio mutuo. En definitiva, cualquier persona puede crear pools o reservas de tokens y actuarán como un banco de préstamo cuando un hotel las necesite. (En este artículo se explica cómo funcionan estos pools de tokens).
Todos estos servicios se enrutan a través del blockchain de ModiHost mediante contratos inteligentes, y cuando un hotel usa la plataforma, toma prestados tokens de una de estas reservas (pools) con una pequeña prima y en orden rotativo.
Esto es, los fondos (pools) actúan como un tipo de sistema de crédito del que los hoteles pueden tomar prestado, pagando intereses al propio fondo como lo haría con una tarjeta de crédito.

¿Pero es viable?

Hay muchos ejemplos de cómo la inteligencia artificial y la tecnología blockchain tienen éxito por separado en el sector hotelero. También hay ejemplos de como compañías de viajes están intentando encontrar formas de combinar estas dos tecnologías.
Por ejemplo, el Grupo TUI está tratando de crear una red masiva utilizando blockchain para rastrear todas las open hotel rooms.
En definitiva, el tiempo dirá. Pero para empezar a entender que todo puede ocurrir, no hay más que echar la vista atrás y recordar cuando, no hace mucho, la inteligencia artificial no era más que ciencia ficción.

Imágenes cedidas: Unsplash