tecnología experiencia Kameha Grand de Zurich, donde en la suite
Suite The Space en el Kameha Grand Hotel de Zurich

¿Hay que apostar por la tecnología a toda costa? Al invertir en soluciones tecnológicas, muchos hoteleros invierten en la tecnología más disruptiva sin tener en cuenta las necesidades y deseos de los huéspedes.
De hecho, una reciente encuesta realizada por Hospitality Financial and Technology Professionals y Hospitality.Net (y patrocinada por Shiji) concluyó que los encuestados plantean invertir más en tecnología relacionada con la experiencia de cliente que en ningún otro ámbito.
Pero, ¿cómo acertar? Primero, empecemos la casa por los pilares. El Wifi debe ser lo más rápido y seguro posible. Pero una vez que los pilares están cubiertos, toca pensar en cómo diferenciarse. Sin duda, el mayor diferenciador pasa por pensar con creatividad en cómo usar la tecnología para mejorar la experiencia del cliente.
El factor sorpresa suele funcionar a la hora de cautivar al cliente. Por ejemplo, como bien relata Frank Wolfe de Hospitality Financial and Technology Professionals (HFTP), el NH Collection Berlin Friedrichstrasse ofrece a los viajeros de negocio una tecnología diferente al apostar por un proyector 3D que permite crear presentaciones holográficas.
Lógicamente, todos los huéspedes no van a estar interesados en utilizar esta tecnología, pero no cabe duda de que los viajeros de negocio que estén más a la vanguardia tendrán a este hotel berlinés como un referente.

La era de la robótica

La asistencia robótica también está mejorando mucho con el paso del tiempo, y tiene muchas más implementaciones que hace apenas cinco años. Por ejemplo, cita Wolfe, el Aloft Cupertino (California) tiene un robot mayordomo llamado Botlr que actúa como servicio de habitaciones y llamará al teléfono del huésped cuando el pedido esté listo. Y la cadena futurista Yotel tiene a Yobot, un robot que opera un gran brazo mecánico para guardar el equipaje de los huéspedes.

Botlr aloft hotels robot
Botlr, el robot mayordomo del Aloft Cupertino

Otra aplicación tecnológica con creatividad se encuentra en el Kameha Grand de Zurich, donde en la suite “The Space”, los huéspedes pueden seguir en una pantalla grande y en vivo una misión de la NASA. Además, los muebles de la habitación recrean muy bien ese espacio exterior: cama flotante, imágenes de galaxias por techos y paredes, astronautas…
Otros hoteles, por su tamaño, han tenido que optimizar, pero también apuesta por la tecnología. Por poner un ejemplo, el Aria Resort & Casino de Las Vegas ofrece una tablet en cada una de sus más de 4.000 habitaciones. Los huéspedes la pueden usar para reservar una cita en el spa, comprar entradas para eventos, enviar mensajes, pedir comida o controla toda la domótica de la habitación.
Pero la tecnología va más allá de los aparatos. Por ejemplo, la app The Lobby, del hotel Standard High Line de Nueva York permite a los huéspedes que se alojan en el hotel contactar entre ellos para tomar una copa o compartir consejos sobre el destino.
Como afirma el vicepresidente ejecutivo de HFTP esto son solo algunos ejemplos de cómo la tecnología está mejorando la estancia de los huéspedes. Aun así, no cabe duda de que podrán servir de inspiración para muchos hoteleros que estén pensando en invertir para mejorar la experiencia de sus clientes.

Imágenes cedidas: Pinterest