Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Lunes 09 de Diciembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Tendencia: El glamping también atrae al sector hotelero

Tendencia: El glamping también atrae al sector hotelero

El camping con glamour, o glamping, es tendencia en el sector hotelero. Como bien cuentan nuestros compañeros de Camping Profesional, iglús, cabañas colgantes, yurtas o casitas que parecen sacadas de un cuento son tendencia y el sector hotelero no puede mantenerse al margen. Se acabó el alojamiento anodino y sin personalidad. Ahora se lleva la excepción, que apela a la sorpresa del huésped.

El viajero tiene cada vez un vínculo mayor con la naturaleza. Los destinos urbanos mantienen su poderío, sin embargo, el turismo rural, alejado del mundanal ruido crece sin descanso. Por eso, los hoteleros no pueden obviar esta tendencia. De hecho, varios gigantes del sector ya han empezado a dar sus pinitos en este interesante segmento.

¿Por qué crece el Glamping?

Según publica en eHotelier el consultor de social media Are Morch, cada vez son más los viajeros que apuestan por una escapada cerca de casa antes que aventurarse a viajar al extranjero. La falta de tiempo y la crisis económica también han ayudado a impulsar este tipo de destinos.

El auge del turismo de experiencias ayuda a su vez a que crezca el glamping por su más que aparente atractivo. Los viajeros quieren alojamientos atípicos, que ofrezcan algo más que un lugar par dormir. Por eso, este tipo de acampada de lujo causa furor entre influencers, celebrities y empresarios de todo tipo, que disfrutan de la experiencia de pernoctar en plena naturaleza, pero con el confort y los lujos que ofrece un cinco estrellas.

alojamientos únicos casa árbol

Marriott se abre hueco en el glamping

En 2017, Marriott ofreció yurtas de lujo en el Festival de Música y Artes de Coachella Valley (California) a los espectadores que querían disfrutar de camas y aire acondicionado. Las carpas fueron todo un éxito, por lo que volvieron al año siguiente.

Después, decidieron dar un paso más y abrir una propiedad glamping con 100 carpas con temática de safari en la isla Bintan (Indonesia). Cada una de estas carpas de 40 metros cuadrados tiene patio privado.

Además, cuentan con camas con dosel, televisor con pantalla LCD, mini neveras, sofá cama, duchas con efecto de lluvia al aire libre, acceso WiFi gratis y aire acondicionado.

Más allá de Marriott, otros hoteles como el Nomade Tulum (México) han empezado a ofrecer a sus huéspedes yurtas con bañeras de hidromasaje y chimenea. Los viajeros pueden disfrutar de las ruinas mayas durante el día y dormir sin molestos mosquitos por la noche.

Natra Bintan de Marriott

Natra Bintan de Marriott

¿Qué busca un glamper?

Los viajeros que apuestan por el glamping buscan combinar las comodidades y lujos de un hotel glamuroso con la aventura de dormir al aire libre. Según Morch, estos son algunos de los ‘indispensables’ que debe ofrecer cualquier glamping que se precie:

  • Camas de lujo: Los glampers no quieren despertar con la espalda dolorida por haber dormido en el suelo. Gustan de colchones y ropa de cama de calidad, al igual que si estuvieran en un hotel urbano de cinco estrellas.
  • Baños privados: Fundamental. Los glampers no quieren duchas comunes como ocurre en un camping cualquiera. Es más, las bañeras de hidromasaje y los baños de gama alta son sus favoritos.
  • Control de la temperatura: A los glampers les gusta la naturaleza, pero no las molestias que produce. Por eso, no quiere pasar calor en verano ni frío en invierno. Aunque durante el día disfruten con una yurta abierta y que se abra paso a la naturaleza, por la noche desean cuidarse de cualquier inclemencia climática.
  • Control de plagas: Uno de los aspectos más molestos e incluso peligrosos de la naturaleza son los insectos. Por eso, mantener limpia de insectos la tienda o yurta es fundamental para este tipo de huéspedes.

¿Cómo adentrarse en el mundo glamper?

Todo depende de la ubicación y del presupuesto. Algunos hoteleros, sobre todo en grandes resorts vacacionales, añaden este tipo de alojamientos dentro de sus propias instalaciones. Sin embargo, otros como Marriott prefieren abrir nuevos espacios a tal fin.

Pero también hay quienes apuestan por llegar a acuerdos con festivales importantes para aportar yurtas o caravanas a los espectadores que quieran alojarse de una forma más cómoda y glamurosa.

Una vez decidido el espacio y el presupuesto, habrá que pararse a pensar en el tipo de alojamiento que vamos a ofrecer. Porque, si bien la yurta es el modelo que más se repite, otros hoteles apuestan por instalar cabañas de madera o incluso casas en los árboles.

A todo esto, hay que sumar otra serie de comodidades y experiencias que no pueden faltar en un glamping y que van más allá de la propia naturaleza y el sinfín de posibilidades que ofrece. Por ejemplo, contar con piscinas naturales, oferta gastronómica local o guías turísticas para explorar la zona son más que recomendables y seguro que estos huéspedes que apuestan por lujo y aventura las sabrán apreciar.

igloo-lapland-santa-claus-village-snowman-world-glass-resort-winter

Imágenes: Kyle Glenn on Unsplash

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies