gobierno thomas cook expedia

El grupo chino Fosun ha adquirido la marca del quebrado turoperador británico Thomas Cook por 11 millones de libras (12,75 millones de euros).

El conglomerado asiático lideró una de las propuestas para tratar de refinanciar a Thomas Cook y evitar su bancarrota, que se acabó produciendo a finales de septiembre ante la negativa de los bancos implicados a seguir adelante con el plan.

Fosun, que ha adquirido asimismo las marcas hoteleras Casa Cook y Cook’s Club, utilizará el nombre del que era el turoperador más antiguo en funcionamiento, con 178 años de historia, para promocionar paquetes vacacionales en todo el mundo.

El turoperador rechazó varias ofertas

“La adquisición de la marca Thomas Cook va a permitir a nuestro grupo expandir el negocio turístico gracias a la gran penetración de la marca y el robusto crecimiento del turismo que sale de China”, señaló en un comunicado el presidente de Fosun, Qian Jiannong.

“Tras la adquisición, el grupo se va a centrar en expandir su negocio. Vamos a utilizar la nueva marca que hemos adquirido para crear sinergias con nuestros negocios ya existentes”, afirmó.

Según explican agencias como Rueters, antes de la quiebra el turoperador recibió cinco ofertas por ciertas partes o la totalidad de su aerolínea, una oferta por la venta de su negocio de turoperador a Fosun y otra oferta por su negocio en los países nórdicos. Sin embargo, todas se rechazaron porque la junta decidió que no reflejaban el valor adecuado y porque no salvarían al resto del grupo.