Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 19 de Noviembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Ventajas e inconvenientes de aplicar gas argón en los cerramientos

Ventajas e inconvenientes de aplicar gas argón en los cerramientos

El mercado de los cerramientos pasa por un momento decisivo, dado que las exigencias de los usuarios son cada vez mayores. La elección de ventanas, sobre todo del vidrio de estas, que supone alrededor del 80% de superficie de los vanos, resulta cada vez más determinante a la hora de lograr un gasto energético menor y, con ello, un ahorro económico y un mayor respeto al medio ambiente, algo que los hoteles persiguen cada vez con mayor ahínco.

Se trata de cuestiones que cada vez tienen mayor importancia, no solo para arquitectos o constructores, sino también para el conjunto de la sociedad.

Para satisfacer las necesidades y exigencias individuales de la ventana, y acertar entre el amplio abanico de posibilidades, conviene establecer cuáles son los objetivos y prioridades atendiendo a las particularidades del espacio donde se colocarán; aspectos tales como un buen aislamiento térmico, acústico, o protección frente a la acción directa del sol.

Asimismo, resulta fundamental acudir a un profesional que nos proporcione la transformación y selección del vidrio más adecuado. No obstante, en ocasiones sucede que nos habituamos a solicitar configuraciones de doble o triple acristalamiento por costumbre, o porque nos suena que alguien nos recomendó algo (pero no recordamos muy bien por qué), o sencillamente porque desconocemos los detalles más concretos que, por otro lado, pueden marcar la diferencia.

Tal vez, si nos detuviéramos por un instante y nos cuestionáramos por qué tomamos decisiones de esta forma, nos daríamos cuenta de que lo anecdótico y el boca a boca puede suponernos un gasto que no cubra nuestras necesidades.

Esto es lo que ocurre con el gas argón, un gas noble que se aplica desde hace varios años entre los paneles de vidrio que conforman una ventana. Son más rentables, insonorizan mejor y más eficientes energéticamente hablando. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta antes de elegirlas?

En Guardian Glass, fabricantes de Guardian Select, han detectado cinco errores muy comunes en el mercado de la ventana relacionados con la elección del gas argón, en lugar de aire, como aislante del doble acristalamiento.

Mitos sobre el argón: lo que NO mejora la prestación de la ventana

  • Solicitar un doble o triple acristalamiento con argón entre dos vidrios estándar (Float/Float) para mejorar el aislamiento térmico (valor U), sin incluir un vidrio de capa con aislamiento térmico.
  • Pedir argón para mejorar la atenuación acústica y ofrecer un entorno con menos ruidos, sin incluir un vidrio laminado.
  • Ofrecer el argón como elemento bloqueador de la radiación solar que entra en la habitación, sin incluir un vidrio de capa con control solar.
  • Identificar el llenado de gas en la UVA (Unidad de Vidrio Aislante) solo cuando visualizamos el tapón de cierre en el perfil.
  • No solicitar al fabricante de la UVA la Declaración de Prestaciones que garantiza el cumplimiento del Marcado CE.

Si buscamos incrementar el aislamiento térmico de la ventana, el argón es un buen elemento que ayuda a mejorarlo, siempre y cuando se combine con uno de los vidrios de capa con aislamiento térmico, como son los vidrios Guardian Sun, Guardian ClimaGuard o Guardian SNX60, pues cada uno de ellos está recomendado para una aplicación específica.

grupo hotusa alicante

Pero, ¿qué es el argón?

El argón es un gas noble con tendencia natural a la fuga. Su manipulación es una tarea complicada, para la cual no todas las empresas están preparadas. Por ello, es altamente recomendable contar con un proveedor de confianza que cumpla con los requerimientos del marcado CE para el argón.

Son fabricantes que, además de incluir en sus procesos de fabricación los sistemas de control diarios necesarios, han asegurado su fabricación llevando a test real sus UVA a un laboratorio certificador. Estos laboratorios, realizan pruebas muy exigentes que no solo acreditan la concentración de argón, sino también su continuidad en el tiempo a través de los procesos de envejecimiento acelerados.

Beneficios del gas argón en las ventanas

1. El gas argón es seguro

El argón es el mismo gas que se utiliza para la iluminación fluorescente. Es inodoro e incoloro, además de inofensivo. De hecho, después del oxígeno y el hidrógeno es el gas más abundante en la atmósfera. Por tanto, si una de estas ventanas se agrieta o se rompe, no habrá problema alguno para la salud. Además, no es inflamable.

2. Un buen aislante

Las ventanas de doble cristal aíslan mucho mejor que las simple, pero este aislamiento se multiplica si entre ambos paneles se incluye gas argón. También esta la opción de triple ventana con doble aislamiento de argón, lo que multiplica todavía más el aislamiento. Al ser un gas más denso que el aire normal, refleja mucho mejor el calor.

Al ser tan buen aislante, las facturas de calefacción y electricidad disminuirán considerablemente, pues aumentaremos en eficiencia.

3. Adiós al ruido exterior

Esta característica es muy positiva, sobre todo para hoteles urbanos. La doble o triple ventana ya aísla muy bien del ruido exterior, si bien rellenar esos paneles con gas argón suaviza mucho más esta sensación. Además, el gas argón reducen la condensación que se produce en las ventanas de doble cristal.

Esta condensación puede crear escarcha que acabe dañando al vidrio. Sin embargo, las ventanas de gas argón evitan la cantidad de humedad que se queda atrapada dentro de la ventana. Esto se debe, según los expertos, a que las moléculas de argón están más deshidratadas y se mueven mucho menos.

4. Más resistencia al flujo del calor

Las ventanas de gas argón tienen un Valor-R más elevado (resistencia al flujo del calor). Al ser más resistentes, pierden menos calor durante el invierno. Además, ofrecen mayor resistencia a los rayos ultravioleta, que con una ventana normal atraviesan el cristal, pudiendo dañar los muebles. Por tanto, estas ventanas protegen mejor las cortinas, los muebles y las alfombras que reciben directamente la luz solar.

¿Algún inconveniente?

1. Se disipa…

Es decir, el gas argón se escapará de la ventana con el tiempo. Aunque muy poco. Según los fabricantes, se pierde en torno al 10% de gas argón por cada 20 años de uso si las ventanas están correctamente selladas. Incluso con la pérdida de ese porcentaje de gas, la eficiencia energética que proporciona se verá ligeramente afectada. Sin embargo, este porcentaje aumentará considerablemente.

2. No se expande

Otro inconveniente del gas argón es que no se expande. Por tanto, cuando en verano la ventana se expanda por el calor, el gas no hace lo mismo. Esto puede causar pérdidas de gas, siempre que la ventana no esté correctamente sellada.

aluminio vs. plástico hoteles

Imágenes: ENVATO, Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies