Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 18 de Julio, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Diez hoteles españoles en la ‘Hot List’ de Condé Nast Traveler

Diez hoteles españoles en la ‘Hot List’ de Condé Nast Traveler

Cada año, los editores y colaboradores de la revista Condé Nast Traveler visitan cientos de hoteles en los seis continentes con el objetivo de elaborar la ‘Hot List’, uno de los rankings más reconocidos del sector. En esta ocasión, hasta diez hoteles españoles se cuelan en tan prestigiosa lista. Son los siguientes:

Cool Rooms Atocha (Madrid)

Mármoles de Carrara, maderas nobles, colchones de 2×2 hechos a medida, altavoces Bang & Olufsen, amenities de Molton Brown, kettles de Russell Hobbs… No se han escatimado gastos en la recuperación de esta casa palacio de finales del siglo XIX.

Tampoco en insonorizarla. Pese a encontrarse en la transitada calle Atocha, sus 35 habitaciones son un remanso de paz y silencio. Igual que su piscina, rodeada de enredaderas, a la que se accede a través del antiguo paso de carruajes.

LO + HOT: Los torreznos de El 34, el restaurante de microbocados del chef Joseba Guijarro, situado en el hotel.

Sir Víctor (Barcelona)

Aunque abrió hace apenas unos mees, el Sir Víctor se ha convertido en uno de los referentes de la capital catalana, sobre todo por sus sesiones de DJ en fin de semana.  Tiene la suerte (también el reto) de ocupar el personalísimo edificio, obra de Juli Capella, del que fuera el mítico hotel Omm.

El saber hacer del grupo holandés Sir, ha dado la vuelta al interiorismo en las 91 luminosas, elegantes y divertidas habitaciones.

LO + HOT: Platos sanos y cócteles sorprendentes en The Rooftop, con vistas a la Casa Milá y a la Sagrada Familia de Gaudí.

Sir Victor Barcelona

Little Beach House (Barcelona)

El grupo Soho House es conocido por sus hoteles-club en las principales ciudades del mundo. En esta ocasión, sin embargo, nos lleva a la playa barcelonesa del Garraf para recrear los veranos mediterráneos de toda la vida en un hotelito de los años 50 recuperado con tanta sensibilidad como imaginación.

on solo 17 habitaciones, alegres y luminosas, un restaurante con menú de paellas y pescado fresco y un bar con DJ.

LO + HOT para Condé Nast Traveler: La decoración: esa lámpara, esa estantería, esos cojines… Además, todo se puede comprar en su tienda online.

Finca Serena (Mallorca)

Finca Serena, la primera aventura rural de Pau Guardans (Grupo Único) es el lugar al que escaparse unos días. Sobre todo fuera de temporada, cuando se puede disfrutar al máximo de la calma de esta histórica casona mallorquina, de los eternos desayunos con vistas panorámicas, de los paseos por el viñedo y el olivar, y del spa con la chimenea siempre encendida.

LO + HOT para Condé Nast Traveler: La sensación de ser el dueño y señor del precioso viñedo, donde, se puede incluso cenar al fresco.

El Moderne (Gijón)

Su nombre hace referencia al estilo art déco del edificio, una joya arquitectónica de Manuel del Busto, a la vez que sirve de declaración de intenciones del (necesario) espíritu cosmopolita que pretende aportar a la escena hotelera de la ciudad.

Habitaciones elegantes, masculinas y de luz tenue, como el Cantábrico, más propias del Midtown de Manhattan o de la City de Londres que de Gijón (¿o no?), y un Bar & Champagne ideal para esas tardes de tertulia viendo llover (u or-bayar, como dicen por aquí).

Bless Hotel (Madrid)

En Bless, la nueva marca del grupo Palladium (Only You, Ushüaia, Ayre…), ofrecen diversión, comida rica, muy rica, descanso y servicios para dejarse mimar.

Y para eso propone un universo propio decorado por Lázaro Rosa-Violán y con gastronomía de Martín Berasategui, camas fabricadas en exclusiva, sábanas de algodón egipcio, lino y seda, un experto en jabones que ayuda a elegir el más apropiado para cada huésped, los tratamientos de Tacha Beauty y, encima de todo esto, en la azotea, el exótico sky lounge Picos Pardos.

LO + HOT: La bolera del bar clandestino Fetén.

Bless Hotel (Ibiza)

Cuatro meses después de la apertura del Bless Madrid, el segundo hotel de la marca se inaugura con el mismo concepto –hedonismo en estado puro– y con un extra: está en la preciosa Cala Nova, en Es Canar. Su piscina es una de las más bonitas de todo Baleares.

Sant Metges (Sant Julià de Ramis)

Arte, paisaje y alta gastronomía. Con 15 habitaciones con nombres de gemas, el hotel forma parte de la La Fortalesa, un complejo integrado en una construcción militar del s. XIX, que incluye el restaurante Atempo, del chef Jordi Cruz, y el museo de joyería y centro de arte DOr.

Sant Metges (Sant Julià de Ramis)

Sant Metges (Sant Julià de Ramis)

Can Bordoy (Palma de Mallorca)

La palabra decadente alcanza nuevas cotas de distinción y carisma en esta casona del s. XVI, probablemente la apertura más interesante de nuestro país. Escondido un jardín secreto con piscina, mezcla muebles antiguos y nuevos, tiene azotea con vistas y un restaurante dirigido por el chef Andrés Benítez.

Terra Dominicata (Priorat)

Los monjes hace tiempo que abandonaron este monasterio medieval de la sierra de Montsant, pero la paz y el silencio siguen reinando en las 29 habitaciones del actual hotel. Los huéspedes de hoy, sin embargo, tienen piscina con vistas y la bodega mejor surtida de vinos la zona. Una oda a la vida contemplativa.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies