Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 20 de Marzo, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Instagram incita a reducir el tamaño de la habitación en hoteles de lujo

Instagram incita a reducir el tamaño de la habitación en hoteles de lujo

Hay una nueva tendencia entre las habitaciones de los hoteles de lujo y es que cada vez son más pequeñas. O, al menos, más pequeñas que de costumbre. En pro de ese camino hacia el ‘lujo austero’, los hoteles de lujo buscan simplificar servicios, reducir costes y… algo más.

Según ha publicado Business Insider, “al reducir el tamaño de las habitaciones, los hoteles de lujo pueden ofrecer mejores ubicaciones, una experiencia más basada en el diseño, con materiales de mayor calidad e impulsando al máximo la personalización”, indica Rosie Spinks, de Quartzy. Y todo por un precio más razonable.

Pero a todo esto hay que sumar una última tendencia: las habitaciones pequeñas “tienden a verse mejor en Instagram”.

Por tanto, el objetivo de este tipo de hoteles de lujo es ser más funcionales y más orientados a la experiencia de cliente, o al menos más que una habitación de lujo estándar, pero también mucho más instagrameables.

Katikies en Santorini hoteles instagrameables

Un hotel muy ‘instagrameable’. Katikies en Santorini | Booking.com

Instagram cambia el aspecto del lujo

El efecto que está teniendo Instagram en los hoteles de lujo no sorprende tanto si se tiene en cuenta la forma en que ha cambiado la forma de viajar, sobre todo entre los Millennials.

De hecho, cada vez son más los viajeros que eligen sus destinos y sus hoteles en referencia a las fotos que luego subirán a Instagram. Tanto es así que algunos destinos que se encontraban en horas bajas, como Chefchaouen, la famosa ciudad azul de Marruecos, están viviendo máximos históricos gracias a que son muy ‘instagrameables’.

Solo hay que fijarse en las tendencias de diseño e interiorismo, ya no solo en el sector hotelero, sino en general, pues todas apuntan a recrear espacios mucho más llamativos e impactantes. Los últimos hoteles inaugurados por Room Mate o la cadena Concept Hotel podrían enmarcarse en este ámbito. Y es que cada vez son más los hoteles que se diseñan teniendo en cuenta las fotos que harán los huéspedes en ellos.

Room Mate San Sebastián Room Mate Gorka

Room Mate Gorka, en San Sebastián

¿Estrategias de marketing?

Tanto se apuesta por esta red social, que se llega a extremos como el del Villa Honegg suizo. Este hotel boutique de lujo ha decidido no invertir más en publicidad y marketing porque Instagram y los huéspedes le están haciendo todo el trabajo.

Otro de los mejores ejemplos es el Arlo Hotel, un microhotel en el SoHo de Nueva York (foto de portada). Sus habitaciones de 14 metros cuadrados están tan bien diseñadas que, en ningún momento, da sensación de agobio. “Las habitaciones son muy pequeñas, pero para alguien que viaja con poco equipaje y no planea pasar mucho tiempo en la habitación es un lugar memorable para alojarse”, explican en Business Insider.

Aun así, a pesar del tamaño de las habitaciones, el hotel sigue siendo caro. Las tarifas más baratas rondan los 330 dólares, un precio por encima de la media de Nueva York, que está en 216 dólares por noche.

El lujo, perdura

Si bien es cierto que este tipo de hoteles de lujo austero está multiplicándose en un sinfín de destinos, los hoteles de lujo tradicionales viven un muy buen momento.

La mayoría de estos hoteles está apostando por personalizar al máximo la estadía del huésped, principalmente en la forma en que el personal conoce sus preferencias. Gracias al análisis del smart data del hotel, las cadenas saben qué bebidas gusta al huésped, qué espectáculos disfruta más y qué tipo de almohada es la que más le satisface. Saber recabar y analizar toda esa información es vital, pero ya no solo para la industria del lujo.

Y después siempre quedarán las opciones de lujo extremo. Por ejemplo, en Dubai se encuentra el Burj Al Arab, único hotel del mundo de ‘siete estrellas’. Todas sus habitaciones son suites dobles, que cuentan con mayordomo personal, amplio minibar, fruta fresca a la llegada y un colchón que puede llegar a costar 15.0000 dólares.

burj-al-arab-jumeirah-general-373df70

Una de las suites del Burj Al Arab, uno de los hoteles más lujosos del mundo

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies