Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 20 de Octubre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Estalla la guerra entre Airbnb y Miami Beach... con los viajeros en medio

Estalla la guerra entre Airbnb y Miami Beach… con los viajeros en medio

«Hola, ¿estáis de vacaciones?». Así arranca la conversación que estos días están protagonizando el personal del ayuntamiento de Miami Beach y los viajeros que se alojan en algunos pisos ilegales ofertados en Airbnb. En caso afirmativo, las autoridades informan de que esa vivienda no es legal y piden a los huéspedes que contacten con su anfitrión en busca de otra ubicación.

En algunos casos, cuando el anfitrión no coopera, es el propio ayuntamiento quien les brinda la ayuda para reubicarse. A algunos, les permiten quedarse si no van a estar más de dos noches. Otros se enfadan y contactan con Airbnb en busca de respuesta.

Normalmente, casi nunca reciben el reembolso de lo que han pagado. Por su parte, los anfitriones que incumplen la ley, son sancionados con importantes multas, como ya hicieran anteriormente ciudades como San Francisco.

Así lo cuenta The New York Times, que entrevistó a la oficial Jackie Caicedo, una de las encargadas de ir puerta por puerta para comprobar si hay huéspedes en los alojamientos ilegales.

En ciertas zonas residenciales de Miami Beach, el alquiler vacacional está prohibido. Solo se pueden rentar viviendas por, al menos seis meses.

En apenas 45 minutos de registro, Caicedo encontró hasta seis pisos turísticos ilegales en un bloque de ocho viviendas. Familias, parejas, amigos… todos eran turistas. Todos habían alquilado una piso ilegal sin saberlo. Uno de los vecinos residentes había llamado al ayuntamiento para quejarse.  El dueño de estas viviendas fue sancionado con 40.000 euros.

Flamingo Park, el barrio de la discordia

Estos pisos sancionados se encuentran al límite del barrio Flamingo Park, una delgada línea que divide el barrio residencial del barrio turístico. Pero estas medidas restrictivas no solo influyen a Airbnb, sino también a Booking.com, HomeAway o VRBO, si bien es la primera quien más suele saltarse la ley.

Una ley que, con algunas excepciones, prohíbe el alquiler de viviendas para uso turístico. Para ello, en las zonas delimitadas no podrá alquilarse ninguna vivienda por menos de seis meses y un día.

«Tenemos diversos barrios en nuestra ciudad, ahora los hemos dividido en diferentes zonas para que quien se compre una casa sepa si está o no en zona residencial», indica el alcalde Dan Gelber, afirmando que Airbnb se salta la ley a sabiendas.

Airbnb, en litigio

La plataforma de alquiler vacacional no lo niega. De hecho, actualmente está en litigio con el ayuntamiento de Miami Beach porque sus leyes, asegura, son «demasiado duras».

Un portavoz de la compañía respondió así a The New York Times: «Nadie se beneficia cuando las ciudades imponen leyes muy estrictas con el único propósito de castigar tanto a residentes como a consumidores».

airbnb anfitrión AVROA

Los viajeros, las víctimas

Sin duda, las principales víctimas de esta situación son los viajeros. Y es que son ellos los verdaderos afectados, pues pueden perder cientos de dólares y, a la vez, verse en la calle sin dónde dormir, a veces, en mitad de la noche.

«El 100% de nosotros habría alquilado otro piso si hubiéramos sabido que estos eran ilegales», afirma uno de los afectados. «No podíamos hacer nada. Era muy frustrante», concluye.

Los residentes locales no aguantan más

Y es que Flamingo Park es un barrio perfecto para el turista, pues está repleto de restaurantes y comercios y tiene la playa a escasos metros. Pero los residentes locales están cansados. Saben perfectamente cuáles son las viviendas que se dedican al alquiler turístico, pues casi todas ellas tienen, más o menos escondida, una caja de seguridad donde se guardan las llaves para que los turistas puedan entrar en la vivienda.

«Al final sientes que vives en un hotel, pues no sabes nunca quién puedes tener al lado», se queja una de las vecinas del barrio. A esto hay que sumar el ruido interminable de maletas arriba y abajo por las calles del barrio, en los vestíbulos de los edificios y por los pasillos.

«Sin olvidar la música alta que nos despierta a altas horas o taxis que llegan muy tarde con jóvenes borrachos y ruidosos», lamentan. Y es que, sin duda, ese es uno de los principales problemas que tienen los vecinos: el ruido. Al final, esas quejas son la mejor forma que tienen las autoridades para dar con viviendas ilegales.

En el último año, el ayuntamiento ha investigado casi 1.800 viviendas. Más del triple que tres años antes. Por último, cabe recordar que los alquileres turísticos están eliminado o multiplicando el precio de los alquileres a largo plazo para las personas que trabajan en los hoteles y restaurantes de Miami.

san francisco airbnb

San Francisco es una de las ciudades que está imponiendo sanciones más duras a Airbnb

Multas desde 20.000 dólares

Como se decía anteriormente, las multas son muy elevadas. Solo en Miami Beach, Airbnb tiene más de 4.500 pisos disponibles. Desde diciembre, el ayuntamiento de la ciudad solo permite que se publiquen en la plataforma apartamentos registrados y con licencia. Asimismo, la normativa pide también eliminar todas las viviendas de los barrios vetados al alquiler turístico como Flamingo Park.

Sin embargo, desde Airbnb se escudan en que el ayuntamiento no dijo que había que aplicar estas dos normativas, sino una de las dos. «Fue un shock cuando nos dijeron que había que cumplir con ambas normas», señaló Airbnb. «No revisamos todos los alojamientos que aparecen en nuestra web, por eso recomendamos a los anfitriones y a los huéspedes que se informen y cumplan las leyes locales».

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies