Juan Molas, presidente de CEHAT y del ITH brexit cehat

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Juan Molas considera que el desenlace del Brexit va a ser clave a la hora de analizar la evolución del sector turístico en 2019. El presidente de la CEHAT asegura aun así que no ve un 2019 “excesivamente complicado”. Eso sí, a excepción del Brexit, tal y como recoge Servimedia.
Por ello, desde la CEHAT inciden en la importancia de firmar acuerdos bilaterales con Reino Unido para salvar al máximo la situación. Y es que aspectos como la conectividad aérea o la situación de los británicos en España (sanidad, visados, permisos de conducir..) preocupa cada vez más al sector hotelero.
“Es muy importante que se produzcan estos acuerdos bilaterales porque es fundamental mantener los 19 millones de británicos que nos visitan”, afirmó Molas. Asimismo, confirma que el 40% de los turistas de Reino Unido escogen España y que uno de cada dos que viajan en invierno van a Canarias.
“Es absolutamente fundamental mantener esta cuota”, prosiguió Molas.También insistió en la necesidad de que el Gobierno lleve a cabo una campaña de promoción en Reino Unido, algo que, según advirtió, ya está haciendo Portugal.

Las reservas han bajado levemente

Tal y como indican desde Servimedia, Molas asegura que las reservas del mercado británico “han bajado levemente”, si bien no lo relacionó directamente con el Brexit, pues hay zonas como la Costa del Sol, Salou o Tenerife donde han subido.
Aun así, señaló que la mayoría de los británicos reserva sus vacaciones de verano en marzo y abril. En ese momento, ya sabrán si se produce o no un Brexit duro, por lo que este hecho se presume vital a la hora de decidir.
De todas formas, como ya recogimos en este artículo, los turistas británicos no temen al Brexit y siguen pensando en España como uno de sus destinos principales para pasar las vacaciones.
brexit reino unido

¿Qué pasará con la libra?

Sin embargo, un problema añadido con el que puede verse el ciudadano británico es con la devaluación de la lira. Esto podría afectar al mercado turístico español, pues supondría un encarecimiento de los precios que quizá los británicos no quieran o puedan asumir.
Algo que preocupa menos es el tráfico de sus compañías aéreas, como British Airways. Al fin y al cabo, como reconoce Molas, otras aerolíneas como Norwegian pertenecen a países de fuera de la Unión Europea y, sin embargo, tienen una actividad elevada en nuestro país.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com