seguridad social contrato nuevos empleo baja el desempleo

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ha pedido al Gobierno que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 una reducción de las cuotas a la seguridad social de los empleados de carácter fijo discontinuo que estén dados de alta en las empresas en los meses de febrero, marzo y noviembre de cada año.
La CEHAT opina que esta medida favorecerá el alargamiento de la temporada turística fuera de la época estival, con una ampliación de los periodos de ocupación y cotización a la Seguridad Social.
A esta iniciativa se ha sumado el Grupo Popular, que precisa que estas bonificaciones alcanzarían el 50% de las cuotas empresariales a la seguridad social durante esos meses “para combatir la estacionalidad”.

Inaplicable con presupuestos prorrogados

No obstante, la patronal advierte en una nota que esta medida no podrá ser aplicada en 2019 en caso de prórroga de los presupuestos, ya que en los de 2018 aparece en una disposición adicional única.
Precisa que estas bonificaciones comenzaron a aplicarse en noviembre de 2012; marzo y noviembre de los ejercicios 2013, 2014 y 2015; y se amplió a febrero en 2016, 2017 y 2018.
La CEHAT califica el resultado de la medida durante esos años como “óptimo para la desestacionalización” de la actividad turística.
Según la patronal, el sector del alojamiento da empleo a 237.434 personas en España, si bien en los meses de invierno esa cifra de empleados baja hasta 160.000 personas, lo que a su juicio tiene consecuencias tanto directas como indirectas para el sector y para el conjunto de la economía española.

Imágenes cedidas: ProStockStudio / Shutterstock