Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 12 de Diciembre, 2018

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

El Hotelito, una joya escondida en la paradisíaca isla de El Hierro

El Hotelito, una joya escondida en la paradisíaca isla de El Hierro

El Hierro es una isla muy peculiar. La más pequeña de las Canarias ofrece bosques y tierras volcánicas por doquier. Aguas transparentes, remanso de paz. Una Reserva de la Biosfera digna de admirar. Famosa por el buceo y la pesca, la isla permanece intacta con el paso de los años. Ninguna gran cadena hotelera se asienta en sus costas. A excepción de un magnífico Parador de Turismo enclavado entre la montaña volcánica y el azul del océano.

Pero si hay un hotel conocido en la isla es el Hotel Puntagrande. Si bien, todos los herreños lo conocen como ‘el Hotelito’. Durante muchos años, este pequeño hotel de solo cuatro habitaciones apareció en el Libro Guiness de los Récords como el hotel más pequeño del mundo. Hoy, ese privilegio recae en el Hotel Central & Café, en Copenhague, con una sola habitación y 12 metros cuadrados de extensión.

De estilo desenfado, este hotelito canario está levantado en el extremo de una lengua de piedra lávica, rodeado por las aguas del océano que, en días de bravura, mecen al hotel como si de una cuna se tratara. 

hotel puntagrande hotelito el hierro

Una decoración sencilla

En los 600 metros cuadrados del alojamiento se reparten cuatro habitaciones, un comedor y un salón con dos terrazas con espectaculares vistas panorámicas. En la decoración interior tuvo mucho que ver la inspiración de la obra del artista lanzaroteño César Manrique.

La decoración de las habitaciones es sencilla. Como reconocen en su web, el huésped no encontrará televisiones vía satélite ni hidromasajes ni demás servicios típicos de los hoteles de cinco estrellas, “pero encontrará una forma de riqueza, la verdadera, aquella que satisface a los más exigentes”. Además, los huéspedes podrán escuchar una melodía muy especial: la de las olas rompiendo con el acantilado donde se asienta el hotel, pues las cuatro habitaciones se asoman directamente al mar. 

hotel puntagrande hotelito 02

Un edificio con mucha historia

El edificio que alberga al Hotelito data de 1830. En aquel entonces, se trataba de una casa de apenas 40m2 mandada a construir sobre una lengua de rocas mecidas por las olas del océano y por el viento del maestral. Seguidamente se levantó la segunda planta y bien pronto aquella construcción se convirtió en el centro del comercio del valle, utilizado para almacenar vino, futa y otros productos que después serían exportados a todo el mundo, incluida el agua del Pozo de la Salud, una fuente de agua minero-medicinal a la cual se le atribuyeron propiedades curativas desde el siglo XIX.

A principios de 1900, la zona vivió un periodo de gran crecimiento comercial. De hecho, en el muelle se colocó una grúa que todavía existe y que facilitaba las actividades de carga y descarga de los barcos que allí atracaban.

En 1948, Francisco Padrón Villarreal se enamoró de este lugar y adquirió la propiedad de la casa. Pero hubo que esperar hasta 1969 para que el turismo se empezara a notar. Fue cuando se convirtió en un bar-restaurante.

Al Libro Guines…

En 1975 fue reconstruido respetando los elementos arquitectónicos y artísticos bajo la dirección del arquitecto José Luis Jiménez Saavedra, tratando de conservar los paramentos exteriores, construyendo una estructura nueva interiormente.

Es entonces cuando se decide habilitar para su uso turístico la parte alta del edificio, levantando cuatro habitaciones e inscribiendo la explotación conjunta con el restaurante como hotel. En 1984, el Libro Guiness de los Records le condecoró como el hotel más pequeño del mundo. 

En 2018, David Nahmias y su mujer Paula, junto a sus tres hijas Marta, Sophie y Noa, decidieron comprar el hotel. Esta familia italiana, afincada desde hacía algunos años en Tenerife, se enamoró  tanto del edificio como de su enclave. Finalmente, decidieron comprarlo y trasladarse a El Hierro para poner en marcha una nueva aventura en el Puntagrande.

hotelito hotel puntagrande hierro 03

Un museo naval

Pero el Hotelito, además de hotel, también es museo. El edificio mismo es la meta de miles de visitas turísticas por sus espectaculares características y su particular atmósfera.

En su interior guarda reliquias marinas y muchos objetos de larga tradición náutica, desde el telégrafo del viejo barco postal Viera y Clavijo, hasta los ojos de buey de inspección usados como base para las mesitas de noche. También acoge lámparas originales de viejos barcos de pesca colgadas del techo, una gran brújula náutica o un buzo de época al que la gente del lugar llama Arturo.

Asimismo, una pared sostiene una colección impresionante de matrículas de viejos barcos de color oro y plata, entre las cuales se encuentra la del barco Ángela Pando, hundido en 1986 en La Isleta de Gran Canaria.

Bien de Interés Cultural

El Hotel Puntagrande ha sido noticia esta semana al ser declarado Bien de Interés Cultural después de muchos años de espera.  El Gobierno de Canarias ha dado visto bueno a la propuesta del Cabildo de El Hierro para declararlo BIC en la categoría de Sitio Etnológico.

La presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende afirma que este BIC “contribuirá a la conservación de esta edificación emblemática, además de dotarlo de renombre internacional en su estatus de icono turístico de Canarias”.

hotelito hotel puntagrande hierro

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies