alexa asistente de voz emociones

Amazon ha emitido una nueva patente tecnológica que permitirá a Alexa detectar los estados físicos, emocionales y de comportamiento de los usuarios. Esta tecnología permitirá a Alexa reconocer señales audibles como la tos o el tono de voz. Así, podrá identificar cómo se siente el huésped mental y físicamente. Y dará respuesta basándose en esa información, según informa Business Insider.
Por ejemplo, si Alexa detecta tos o que el usuario resopla al hacer una solicitud de voz, el asistente le dirá si necesita algún tipo de medicación. Alexa también podrá utilizar información demográfica y de comportamiento de los consumidores, como la edad, la ubicación o anteriores comportamientos de búsqueda y compra para ayudar a ofrecer este tipo de sugerencias.
La capacidad de Alexa de monitorear a los usuarios y de responder en tiempo real allanará el camino para que las marcas, hoteles incluidos, interactúen con los consumidores con total flexibilidad. Esto ayudaría a impulsar el reconocimiento de la marca y también incentivaría las reservas por voz.

Alexa podrá aconsejar viajes o experiencias

Por ejemplo, si un usuario se dirige a Alexa con un tono cansado o estresado, el asistente podría concluir que su interlocutor necesita un respiro. Podría aconsejarle unas vacaciones o una escapada. A su vez, esto también ayudaría, a aquellos hoteles que tienen este altavoz inteligente en las habitaciones, a diagnosticar al huésped y poner en marcha técnicas de cross selling
Y es que esta sorprendente novedad permitirá a Alexa dirigirse a los usuarios para ofrecerles de forma intuitiva los productos o experiencias que crea necesarios según los estados físicos o emocionales de los huéspedes. No cabe duda de que esta técnica podría impulsar las ventas y reservas por voz. Personalización en estado puro.
Por el momento, Amazon no permite publicar anuncios en su plataforma de voz, pero esta modalidad podría acelerar esta tendencia.
Al fin y al cabo, estas técnicas implementadas por Amazon permitirán entablar conversaciones más naturales con Alexa, ya que el asistente de voz pueden entender y hacer preguntas relevantes. Aun así, la preocupación de los usuarios por su privacidad puede complicar la estrategia de Amazon, que no es otra que poder archivar información mucho más personal de sus usuarios.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com