Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Viernes 16 de Noviembre, 2018

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Hoteles sostenibles: tendencias y experiencias

Hoteles sostenibles: tendencias y experiencias

Varios establecimientos de WorldHotels están trabajando en la línea de la sostenibilidad y la eficiencia energética. Con sus buenas prácticas contribuyen a crear experiencia únicas, localmente relevantes y capaces de generan beneficios en el entorno en el que operan.

Las experiencias turísticas sostenibles, amigables con el medio ambiente son ya parte de las expectativas de los viajeros, y los hoteles no son ajenos a esta realidad. Además, los viajeros entienden la sostenibilidad desde una visión más global, que no solo abarca la eficiencia energética, las prácticas respetuosas con el entorno, sino también la integración con la comunidad y el entorno local, capaz de poner en valor el carácter y la autenticidad de un destino.

Los hoteles de alta gama llevan años trabajando en esta línea, incluyendo los establecimientos que forman parte de la red WorldHotels han desarrollado ideas y estrategias novedosas para incrementar sus prácticas sostenibles y para sumar en este compromiso a los huéspedes con un enfoque original, relevante y memorable.

Apicultura urbana

apicultura urbana

La apicultura está encontrando en entornos urbanos espacios para crecer. Las abejas se sienten más cómodas en las ciudades ya que las temperaturas más elevadas aseguran un periodo de floración más largo que en el campo, lo que alarga el período de alimentación y la producción de miel por cada abeja.

En ciudades con bajos niveles de contaminación las abejas de la ciudad cuentan con varias alternativas para alimentarse y son más saludables que las colonias en el campo, debilitadas por los monocultivos. Por esta razón, varios hoteles recrean entornos naturales en la ciudad consiguiendo, además, productos locales que incorporan a la experiencia de los huéspedes.

El Atrium Hotel Mainz, en Mainz, Alemania es el hogar de dos colonias de “abejas oscuras”, una especie declarada extinta en Alemania en 1975. De esta forma no solo contribuyen a la conservación de esta especie, también producen miel de cosecha propia que forma parte de la oferta culinaria del hotel y, además, los agricultores de los alrededores están encantados con la polinización de sus árboles frutales.

Le Plaza Brussels, en Bruselas, Bélgica ha instalado tres colmenas en su terraza. La primera cosecha del hotel pesó 20 kilogramos y, desde ese momento, se ofrece a los clientes y miembros del equipo del hotel; propuesta similar al Hotel Daniel Vienna, en Viena, Austria, que también posee colmenas en el séptimo piso.

En la azotea del Nordic Hotel Forum, en Tallin, Estonia viven seis colmenas de más de 60,000 abejas que los huéspedes pueden visitar virtualmente a través de la cámara web que muestra la vida oculta en de las abejas.

abejas hotel tallin

Productos locales y de proximidad

La demanda de alimentos locales y productos frescos sigue en aumento y los hoteles no son ajenos a esta tendencia: muchos optan por huertos o jardines urbanos dedicados a verduras y hierbas que se emplean en la cocina del hotel, o acuerdos con granjas o cultivos de proximidad para otras materias primas, lo que permite reducir la huella de carbono asociada a la compra y distribución de materias primas para la cocina, empleando productos más frescos, y en muchos casos orgánicos y ecológicos.

Prácticas de este tipo se estandarizan y reconocen a través de entidades como Green Chefs, a la que pertenece el jefe de cocina del Hotel Atrium Mainz. Esta organización se dedica a promover el uso respetuoso de los alimentos, el buen manejo de los residuos, las compras locales y productos de proximidad. También defienden la conciencia ambiental, el bajo consumo de energía, reducción en emisiones de CO2 y las condiciones laborales justas.

Materiales y diseño amigables con el medio ambiente

Integrar exteriores e interiores a través del diseño de espacios y el uso de materiales locales es la respuesta de la arquitectura de interiores hotelera a la sostenibilidad. Las vistas panorámicas, cascadas interiores, jardines verticales y técnicas de luz natural son solo algunos ejemplos que permiten a los huéspedes acercarse a la naturaleza desde la comodidad de un espacio interior, conservando la sensación de estar en medio de la naturaleza.

Esta filosofía ha inspirado el diseño del Dorsett Shanghai, en Shanghai, China, un hotel ecológico certificado situado justo enfrente del Century Park, el parque más grande de Shanghai. Más del 60% de las habitaciones tienen vistas al parque y, en los espacios interiores, las plantas y la vegetación local tienen un gran protagonismo.

Otro hotel que lleva la naturaleza dentro de sus instalaciones es el Carlton City Hotel de Singapore, que cuenta con paredes verdes y jardines verticales en diversos lugares del edificio.

Carlton City Hotel de Singapore

La sostenibilidad también fue el criterio más importante que guio el proyecto del Anam, en Nha Trang, Vietnam. En su diseño se utilizó madera de bosques cultivados de forma sostenible, y es el principal hilo conductor del interiorismo, que fusiona las instalaciones del hotel con el entorno natural que lo rodea.

Hoteles SMART y reducción de energía

La tecnología no solo contribuye a enriquecer la experiencia del huésped, también es una aliada indispensable para aumentar la eficiencia de los suministros. Además, muchos establecimientos incorporar buenas prácticas en el mantenimiento de sus sistemas de gestión del agua y el aire, la monitorización de consumos o el uso de fuentes de energía más eficientes, alternativas y renovables.

El Leopold Hotel Antwerp, en Amberes, Países Bajos el hotel trabaja con Nanogrid, un sistema que permite mapear el consumo de energía de diferentes partes del hotel, controlando y optimizando el sistema de forma continua a fin de disminuir los costos y su impacto ambiental. Además, ha incorporado buenas prácticas como la iluminación eficiente y patrones de encendido asociados a la luz natural, uso de productos de limpieza biodegradables, entre otros.

El Caravelle Saigon, en Ho Chi Minh, Vietnam es el primer y único hotel en el país capaz de reciclar sus 40.000 metros cúbicos al año de aguas residuales tratadas para emplearlas en torres de refrigeración y en la descarga de inodoros desde 2010. También han actualizado sus ascensores instalando motores de alta eficiencia, han incorporado iluminación eficiente y sistemas de control digital de temperatura en todas las habitaciones.

El Hotel Aeropuerto Stamford Plaza, en Sídney, Australia, produce energía a través de paneles solares y sistemas de iluminación eficiente, han incorporado sistemas de refrigeración y aire acondicionado más eficientes y con menor impacto medioambiental.

Hotel Aeropuerto Stamford Plaza, sydney placas solares

Manejo de desperdicios

Lujo ya no es sinónimo de derroche, sino de un uso consciente de los recursos para conseguir una experiencia única y especial. Se trata de reciclar, reutilizar, reduciendo costes e impacto medioambiental sin sacrificar la calidad de la experiencia.

Al igual que muchos hoteles españoles, El Anam, en Vietnam, ha puesto un freno al uso de plástico eliminando paulatinamente su uso e incorporando vidrio y bambú como sustitutos, una filosofía que procuran extender más allá del hotel. Además, su personal contribuye con la limpieza de la playa, emplean agua reciclada para regar los jardines del complejo, y trabajan con los proveedores para reducir desperdicios y fomentar el uso racional de recursos medioambientales en toda la cadena de valor.

the anam hotel

Compromiso del huésped

El éxito de las iniciativas sostenibles en los hoteles es mayor cuando los huéspedes forman parte de su implementación, no solo explicándoles el alcance de las medidas sino también invitándoles a formar parte del proceso de forma activa.

Por ejemplo, el Carlton City Hotel, en Singapur invita a sus huéspedes a reducir su huella ecológica y ser parte de sus prácticas medioambientales; una estrategia similar a los hoteles de Mármara Antalya, Mármara Pera, Mármara Sisli, y Mármara Taksim, en Turquía, que además cuentan con sistemas de control energético para áreas y habitaciones que no están siendo utilizadas.

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies