Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 21 de Agosto, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Ventajas de poner un buen sofá-cama en tu hotel

Ventajas de poner un buen sofá-cama en tu hotel

El turismo familiar está en alza. Cada vez son más los padres que viajan con sus hijos y prefieren alojarse en una habitación que les permita estar juntos. Un sofá cama permite a los establecimientos hoteleros satisfacer esta demanda, pero no todos son iguales. Por eso
hay que tener en cuenta varias recomendaciones.

La primera ventaja de poner un sofá cama en las habitaciones es que se puede cobrar casi el doble por la misma habitación. Los padres que viajan con niños pequeños, y no tan pequeños, prefieren pagar más por una habitación con cuatro buenas camas que la misma cantidad por dos habitaciones dobles separadas.

Es importante, para poder cobrar bien la cama extra y para que los huéspedes que duerman en ella lo hagan con el mismo grado de comodidad, que el sofá cama sea de buena calidad. Para ello, debe tener un somier completamente plano y un colchón firme y cómodo que permita un descanso confortable, exactamente igual que las camas fijas. Asimismo, debe tener colchones de HR, látex o material viscoelástico con mismo grado de confort que los fijos.

La cama debe quedarse hecha y, a poder ser, la almohada debe tener un hueco donde alojarse. Además, un buen sofá cama debe ser fácil de abrir y cerrar y que su estructura y el mecanismo sean muy robustos y resistentes al uso continuado.

Requisito fundamental para un sofá cama de hotel es que no haya que quitar los almohadones al abrirlo, ya que estos ocupan mucho espacio y afean la habitación si hay que apilarlos en el suelo cada noche.

Otro requisito deseable es que tenga medidas exteriores contenidas y sobre todo que a la hora de extender la cama, esta salga desde el respaldo y no desplace más que lo que mide la propia cama, dejando paso por delante.

La tapicería importa

El sofá cama debe ser desmontable y desenfundable, lo que facilitará no solo la limpieza, sino la sustitución de las partes que se estropeen con el uso. La tapicería ha de ser sufrida, resistente, antimanchas, y lavable.

La segunda ventaja de poner un sofá cama en las habitaciones es evitar el movimiento por el hotel de las camas supletorias, no solo por el tiempo que se pierde en esta tarea, sino porque estos desplazamientos producen innumerables destrozos en las paredes, en los otros muebles, en los marcos de las puertas y en los suelos. Un sofá cama evita tener que estar cambiando las camas supletorias de habitación y los desperfectos que se producen en este intercambio.

La tercera ventaja de poner un sofá cama en las habitaciones del hotel es que la habitación se hace más habitable. Es frecuente que, al colocar una cama supletoria, la habitabilidad de la habitación quede muy mermada. Muchas veces la circulación se hace muy incómoda y no pocas muy difícil. Este problema se reduce mucho si tenemos un sofá cama, pues cuando se abren las camas estas quedan colocadas y organizadas en un espacio ya destinado a ellas y el resto de la habitación queda organizado y libre de obstáculos.

Tres recomendaciones

La primera recomendación es adquirir sofás cama de buena calidad. Si en algo se nota el uso continuado en las habitaciones de los hoteles, es en los sofás cama. Hay que tener en cuenta que es el único mueble que tiene doble uso y muy intensivo, pues se usa como asiento y como cama, y se tiene que manipular como mínimo dos veces al día. En definitiva, es el mueble que peor trato recibe por parte de los clientes y por eso debe ser muy robusto y resistente, cualidades imposibles de obtener en sofás cama baratos.

La segunda recomendación es elegir bien el tipo de sofá cama. La oferta es grande y variada, pero, incompresiblemente, con gran frecuencia se opta por sofás cama poco adecuados para los espacios que ocupan. La razón fundamental de este error tan común es, sin duda, la falta de un buen asesoramiento por parte de un especialista y el desconocimiento del amplio abanico de soluciones de espacio que existe. Este problema se agrava cuando el vendedor no tiene variedad de productos y «coloca» lo que tiene sin pensar más que en su negocio, y no en lo óptimo para su cliente.

Aparte de los sofás cama de matrimonio, existen sofás cama con poca medida de fondo y con poco desplazamiento, sofás cama con dos camas individuales, pequeños sillones cama individuales, sofás cama de apertura horizontal, sofás cama litera, sofás cama nido, pufs cama, muebles cama. Es decir, innumerables tipos para adaptar a innumerables espacios.

La tercera recomendación es buscar un especialista en sofás cama y dejarse asesorar, no guiarse únicamente por el precio. Con frecuencia, recibimos correos electrónicos pidiéndonos presupuestos para sofás cama; sin dar ninguna explicación más. Estas peticiones son demasiado imprecisas. Tenemos más de 100 modelos distintos en los que varía no solo el aspecto exterior del sofá cama, sino lo más importante: el sistema de cama que tengan.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies