Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 25 de Junio, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Madera termotratada que otorga un plus a los exteriores del hotel

Madera termotratada que otorga un plus a los exteriores del hotel

La madera termotratada de Lunawood, distribuida por Gabarro en España, es una opción a tener en cuenta para construcciones en madera y puede usarse en infinidad de aplicaciones. Dependiendo del tratamiento al cual sea sometida, que determina su uso para exteriores o interiores, puede utilizarse en revestimientos de fachadas, suelos y techos, vallas, terrazas, saunas, barreras anti-ruido, mobiliario de jardín e incluso cubiertas y bordes de piscinas. Soluciones constructivas respetuosas con el medio ambiente, sostenibles y con un envejecimiento natural y atractivo a pesar del paso de los años.

Aprovechando que está a la vuelta de la esquina, para la temporada de verano Gabarró hace énfasis especial en el decking para terrazas y jardines enfocadas en el sector hotelero, ya que Lunawood es un material propicio para utilizar como tarima exterior gracias a su estabilidad y durabilidad. También es un material seguro y duradero para diferentes tipos de estructuras al aire libre y de jardín realizadas con estructuras o vigas que no soporten cargas: sus perfiles cepillados son idóneos para crear pérgolas y tabiques divisorios decorativos y ligeros.

Productos naturales y sostenibles

Los productos de Lunawood son naturales y sin aditivos químicos, características que lo convierten en una madera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. La marca escandinava es pionera e innovadora en la modificación térmica de la madera, sometiéndola a un ciclo combinado que alterna altas temperaturas (entre 190 y 212°C) y diferentes grados de humedad, según la gama de producto: Luna Thermo-S para aplicaciones de interior y Luna Thermo-D pensada para su exposición en ambientes de exterior.

Estos tratamientos térmicos intensivos, sin ningún tipo de aditivo químico, consiguen transformar la estructura y las propiedades de la madera. En el caso del pino, se logra reducir en un 50% la tendencia natural de la madera a doblarse, hincharse o encogerse a causa de la humedad.

Este proceso da como resultado una madera mucho más estable y duradera, capaz de equilibrar los cambios de calor y frío, además de ser muy agradable de pisar. Por otro lado, su resistencia a los xilófagos es equivalente a la del alarce, el roble e incluso la de la teka, en función de su grado de tratamiento.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies