Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 24 de Abril, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Turismo: unas reflexiones

Turismo: unas reflexiones
Jesús Gatell, vicepresidente del ITH

Para aquellos que hemos trabajado en el sector turístico -esencial para nuestro país, por cierto-desde los años 60, resulta algo sorprendente observar cómo en estos momentos surge tanto adanismo y postureo, así como múltiples nuevos inventores y descubridores del turismo.

Por supuesto, todo esto no es ni bueno ni malo. Es lícito que surjan tantos «opinadores» del turismo. Lo que realmente me preocupa es que el análisis sobre el fenómeno turístico se reduce a muchas propuestas, sugerencias, planes, soluciones, etc. Dedicamos muchos esfuerzos y medios a tratar de determinar si son «galgos o podencos», en buscar frases más o menos felices que van en algunas ocasiones, me atrevo a decir que demasiadas, a criticar al turismo, reflejo de la más atávica estulticia.

Gestionar el éxito es harto difícil. Vale la pena recordar al ex-presidente de Samsung, Lee Kun-hee, cuando afirmaba: «Un sentido de crisis agudizado», «desafiar al mundo, crear futuro», «deberíamos empezar otra vez, no hay tiempo que perder».

Mantener el liderazgo alcanzando determinados objetivos

Es ahora, con imaginación, velocidad, inmediatez y agilidad, cuando debemos poner en marcha medidas que nos permitan sosteniblemente mantener este liderazgo que despierta admiración y envidia en muchos otros países. Países competidores que, a no tardar, resolverán los problemas que hoy les impiden competir con España, y lo harán con fuerza, unidad y recursos, con precios tan agresivos que nuestros destinos no podrán competir.

Es hora de que, por su importancia económica y social, así como por su gran transversalidad, que beneficia a tantos sectores, aporta riqueza, empleo, y crea Marca España, hagamos del turismo «una cuestión de Estado», además de conseguir los siguientes objetivos de forma inmediata:

  • Unificación legislativa

Abolir definitivamente la competencia desleal, ilegal y alegal de una falaz economía sumergida. Una unificación legislativa a nivel estatal evitaría la incoherencia, confusión y falta de seguridad jurídica que provocan diecisiete normativas autonómicas y dos más propias de las ciudades autónomas. Me pregunto: ¿Cómo es posible que responsables políticos hablen de la importancia del turismo para, al mismo tiempo, ponerse de espaldas a las necesarias, justas y perentorias medidas que demanda el sector hotelero?

  • Concienciar en las escuelas de la importancia del turismo

Introducir en las escuelas un módulo que conciencie a las nuevas generaciones de la importancia incuestionable del sector es de absoluta necesidad, dado que no todos somos conscientes de la importancia del turismo. Una labor que CEHAT e ITH, a través de las asociaciones empresariales provinciales y autonómicas, y junto con los responsables de educación, vehiculizarían de forma más que adecuada.

  • Tener en cuenta al visitante

Colocar a nuestros visitantes en el centro de todas nuestras inquietudes y acciones. Debemos evitar el turismo ilustrado: «Todo para el cliente sin el cliente».

  • Estar abiertos al cambio

Reinventarnos. Es una necesidad que no puede quedar solo en una palabra, debemos pasar a la acción. Recordemos a Peter Drücker: «Toda empresa debe estar preparada para abandonarlo todo». Este es un concepto que Tom Peters enfatizaba afirmando que debemos olvidar el cambio por la revolución. No vale ya solo aceptar, gestionar y liderar el cambio. El cambio es lo único permanente en nuestra vida.

  • Diferenciarnos en la comunicación

Modificar el concepto y aplicación de la promoción por el de la comunicación. En el siglo XXI y ya sumergidos de lleno en la Nueva Economía, las TICs bien gestionadas garantizarán el éxito y el posicionamiento de nuestros valiosos destinos turísticos, que solo se pueden potenciar a través de la comunicación, generando historias, emociones, sentimientos y sensaciones. Recordemos que enfrentar con éxito la competencia que se avecina, solo será posible a través de la competitividad que nos proporciona la diferenciación y la calidad.

Reflexiones finales

Cuánta verdad encierran las palabras de Tolstoi cuando afirma que es más fácil escribir diez volúmenes de principios filosóficos, que aplicar uno solo de ellos. Permítanme, para terminar unas reflexiones:
• «Solo somos el tiempo que nos queda» (Caballero Bonald).
• «Se tú el cambio que quieres ver en el mundo» (Mahatma Gandhi).
• «Mirarse a los ojos no es amor, mirar en la misma dirección sí lo es» (Saint-Exupéry).

Y una propia: «¿Qué importa lo que sabes, si no tienes la valentía de aplicarlo?» (Jesús Gatell).

Jesús Gatell, vicepresidente del ITH

Jesús Gatell, vicepresidente del ITH

Vicepresidente del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH). Miembro del Comité Ejecutivo y Junta Directiva de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). Miembro de la Junta Rectora de Ifema.

http://www.ithotelero.com
Etiquetas

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies