hotel de lujo

Corren buenos tiempos para el mercado del lujo, como casi siempre. Durante 2017 en España los bienes y servicios solo al alcance de los bolsillos más profundos supusieron un negocio de 9.200 millones de euros, un 9% más en comparación al año anterior. Así lo recoge el estudio el estudio “Spanish excellence: Today & Tomorrow” realizado por la consultora Bain & Company para el Círculo Fortuny.
A pesar de las grandes cifras obtenidas, nuestro país está todavía lejos de los datos de otras  potencias europeas como son Francia, con 22.000 millones de euros de negocio, o Italia, con 27.000 millones. Eso sí, el ritmo de crecimiento español es superior: mientras que en España el porcentaje de subida es de media de un 8%, en los dos últimos dos años a nivel mundial es del 3%, sumando en cómputo 262.000 millones de euros.
Respecto al impacto puro de hoteles y restaurantes de lujo, ambos siguen lejos de las cifras récord de otros países. Aquí obtuvieron un montante de 1.850 millones de euros en 2017, aunque la amplia mayoría corresponde a los hoteles: 1.700 millones de euros. En este sentido, el crecimiento fue del 7%, alzando a las Islas españolas como un factor diferencial.

El crecimiento continuará

Pero las buenas noticias para los propietarios de hoteles y restaurantes de lujo, así como marcas y tiendas de lujo, no terminan aquí. La previsión, acorde a los datos del mismo trabajo, es que en torno a 2025 estas cantidades podrían multiplicarse por dos, todo ello dependiendo de la explotación turística y de los esfuerzos que en esta se depositen.
La responsable del informe, Claudia D’Aprizio, ha subrayado la importancia del turismo para el sector (el gasto procede en un 85% de turistas) y ha destacado que, por ejemplo, en Barcelona se está frenando el crecimiento porque los turistas “no se sienten bienvenidos” en la ciudad y algunos han optado por cambiar de destino en sus viajes. Pese a ello, Barcelona sigue siendo la ciudad española con mayor volumen en cuanto a ventas en el mercado de lujo, con 2.200 millones.