alojamientos en airbnb hacienda baleares

La noticia saltó ayer: Airbnb cedía ante Hacienda y brindaría los datos de anfitriones y clientes al Ministerio de Hacienda, tal y como exige la Agencia Tributaria desde la aprobación de una ley a tal fin a finales de 2017. La información se basaba en los cambios de la política de privacidad de Airbnb, si bien la tecnológica asegura que solo cederá esos datos “en aquellas jurisdicciones donde Airbnb facilite el Cobro y Transferencia del Impuesto sobre el Alojamiento“. Y esto, aunque sí se da en ciudades de Italia, Francia o Alemania, no ocurre en España.
Airbnb especifica que se trata de lugares en los que existen “impuestos de ocupación temporal”, “impuestos de hostelería”, “impuestos de hospedaje”, “impuestos municipales”, “impuestos por dormitorio” o “impuestos de turista”, en resumen, impuestos sobre el alojamiento que Airbnb recauda en nombre del anfitrión en el momento en que se cobren las tarifas por anuncio.
De hecho, según informan desde la agencia de comunicación de Airbnb, estos cambios en la política de privacidad “no son cambios específicos al decreto de Hacienda en España y el posicionamiento de Airbnb en referencia a este tema “sigue siendo el mismo”. 

De acuerdo con Competencia

Asimismo, recuerdan que Airbnb está de acuerdo con la CNMC (Competencia) y la ACCO (Autoridad Catalana de la Competencia), que manifestaron su rechazo a la ley impulsada por el gobierno.
De hecho, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia pidió al Gobierno que suprimiera o modificara las obligaciones de informar en materia tributaria sobre los intermediarios de viviendas turísticas, al entender que puede “distorsionar la competencia si fuerzan a los intermediarios a modificar su modelo de negocio para poder recabar la información”.
Por último, desde Airbnb reiteran que muchos de los datos que se requieren “no están relacionados con impuestos, y otros datos no están disponibles para plataformas como Airbnb”, concluyen.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com