Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 20 de Octubre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

2018, el año que hay que manejar con talento

2018, el año que hay que manejar con talento

Creo que todos, o al menos la inmensa mayoría de los hoteleros, despidieron 2017 con una inmensa sonrisa de satisfacción. Sin duda ha sido un año, por lo general, excelente y eso a pesar de haber sufrido algunos «cisnes negros», término acuñado por el famoso matemático Nicolas Taleb para definir aquellas situaciones difíciles y de gran imprevisibilidad capaces de alterar por entero un ecosistema.

La irrupción de líderes políticos controvertidos que agitan el panorama internacional y, en clave doméstica, la inestabilidad del proceso abierto en Cataluña, han puesto a prueba al sector turístico, que a pesar de ello se pudo cerrar un nuevo año de récords de ocupación.

Pero donde este crecimiento está dando una cara más amable es, sin duda, en las buenas cifras registradas por los hoteles urbanos, demostrando el acierto de quienes optaron por potenciar el pensamiento creativo y empezar a romper, lentamente, pero en constante avance el hándicap de la estacionalidad.

Pero aguas pasadas no mueven molinos y estamos ya en 2018, un año que se presenta apasionante, dinámico, y que viene alumbrando numerosas oportunidades y con ellas riesgos para el sector. Voy a tratar de enumerar las que, gracias al privilegio de estar desde Les Roches en constante interacción con los principales operadores nacionales e internacionales, vemos que brillan con reluciente luz propia. Tres son los ejes sobre los que llamaría la atención: la gestión de la inmediatez fruto de la evolución tecnológica/generacional; el apogeo del turismo bleisure y la sostenibilidad.

1. Gestión de la inmediatez

La impaciencia, el valor de la inmediatez, el quererlo todo y ahora, es algo que ya está obligando a replantear la forma en la que el hotel interactúa con el cliente. Los famosos chatbots serán una de las estrellas del nuevo año. La inteligencia artificial al servicio de la atención hiper-personalizada sin necesidad de mayor interacción humana. Marriott ya ha descubierto su fuerte apuesta por el check-in autónomo y surgirán más hoteles, como es el caso del hotel Izelai, que carecen directamente de recepción.

Estamos ante la primera generación que busca replicar comportamientos de su generación posterior (Millenials, Generación Z) y no al contrario. No será necesario esperar a que los Z tengan edad de consumir, sus tendencias ya se anticipan y contagian en las generaciones previas que son actuales clientes.

2. Turismo bleisure

El nuevo apogeo del turismo bleisure, que no es otra cosa que el enriquecimiento de la tradicional línea de negocio del huésped de negocio. La tendencia es clara y abrumadora. Liderada como muchas otras por Norte América y el norte de Europa. Ya más de la mitad de los viajantes por negocios aprovechan el viaje para incorporar actividades de ocio e incluso extienden su estancia por este motivo. Creo que no es necesario resaltar el valor que tiene ello para combatir nuestro eterno problema de estacionalidad, ni tampoco que el eje de valor reside en buena medida en la capacidad de innovación y emprendimiento del hotelero.

turismo bleisure talento

3. Sostenibilidad

Y la creciente preocupación por la sostenibilidad e integración con lo local. Que por una parte trae consigo una oportunidad para la diversificación y la puesta en valor de proyectos, hoteles y destinos que antes quedaban fuera del centro de actividad turística principal, y por otra supone un riesgo a tener muy en cuenta por los efectos del temido «overtourism» o saturación de los destinos, que puede desequilibrar y dejar fuera de plan a muchos hoteleros si acaba por hacer saltar la banca de su destino.

Todas estas cuestiones serán muy importantes para la evolución del sector turístico español y seguirán dando forma a las nuevas tendencias y condicionando los proyectos que darán la cara a lo largo de este año. Pero lo que es común en todos los casos es que va a primar la habilidad en la identificación de la oportunidad en el corto plazo y distancia, la gestión de la inmediatez, la flexibilidad para incorporar nuevas tendencias y encontrar enlaces de valor en el entorno. En definitiva, va a hacer falta talento.

No hace mucho, en calidad de Director General de Les Roches ofrecí una ponencia y presenté datos de WTTO con London Business School que demostraban el diferencial negativo de la gran mayoría de destinos entre demanda futura esperada y capacidad de generación de profesionales.

Lo más preocupante es que casi todos los países líderes, como España, por ejemplo, están en el grupo deficitario en este sentido. Y apunté la necesidad de atraer y proyectar talento, no solo para poder cubrir la necesidad de manos que precisará el sector, sino más importante aún, para dotarnos de las cabezas, amuebladas y preparadas con las competencias que este nuevo paradigma nos está chillando que van a marcar la diferencia.

Imágenes: Shutterstock.com

Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches

Carlos Díez de la Lastra, director general de Les Roches

Les Roches Marbella es una institución privada, la única escuela suiza en España especializada en el campo de la hotelería y el turismo. Ofrece programas superiores de grado y posgrado en Dirección Hotelera Internacional y sectores relacionados.

http://www.lesroches.es/

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies