Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 17 de Junio, 2018

Subir arriba

Arriba

Un comentario

¿Y por qué no conceder estrellas según la opinión de los huéspedes?

¿Y por qué no conceder estrellas según la opinión de los huéspedes?

Investigadores de la Universidad de Lleida (UdL) han creado un modelo informático para asignar categorías a los establecimientos hoteleros según los criterios de los usuarios. Utilizando big data pueden determinar las “estrellas” tanto de hoteles como de alojamientos de alquiler vacacional. Los resultados de la investigación los han publicado en la prestigiosa revista International Journal of Hospitality Management, que se encuentra dentro del Top 10 mundial en el ámbito del turismo y el ocio.

Los expertos de la UdL han analizado una muestra de 33.000 hoteles en todo el mundo, con 18 millones de reseñas. La investigación, encabezada por la profesorava de la Facultad de Derecho, Economía y Turismo Eva Martín, ha contado también con expertos de la Escuela Politécnica Superior de la UdL. A través de aprendizaje automático, una rama de la inteligencia artificial, han creado un modelo que “averigua la categoría de los establecimientos a partir del número de opiniones, la puntuación otorgada por los usuarios o el precio”, entre otros, explica Martín .

Las categorías hoteleras “se establecen por normativas, públicas o privadas dependiendo del país, que tienen en cuenta criterios técnicos (como los metros cuadrados de las habitaciones), infraestructuras que no tienen una relación directa con la calidad del servicio que ofrece el establecimiento”, asegura esta profesora de la UdL. Por ello, Eva Martín ha querido centrar en la opinión de los clientes, utilizando una técnica de clasificación llamada Support Vector Machine.

Determinar la categoría de un alojamiento teniendo en cuenta a los usuarios “aumentaría su confianza y les ayudaría en la toma de decisiones”, expone Martín. Aparte de la coincidencia con el punto de vista del cliente, el modelo “resolvería otras cuestiones como estandarizar los criterios utilizados en los diferentes países para ayudar a los usuarios a comprender el significado de cada categoría en todo el mundo”, asegura. “Al validar el sistema de clasificación oficial, también serían innecesarias las auditorías y se eliminaría mucha burocracia”, añade esta profesora de Turismo.

Imágenes: Shutterstock.com

Comentarios

  1. Me parece bien para normalizar por ejemplo los diferentes parametros autonómicos y no confundir al cliente. Pero un pliege total de la valoración al cliente puede resultar peligroso, injusto e incluso fraudulento.
    Quizás un hibrido entre unas bases legisladas, parametros fisicos y opiniones seria algo más eequilibrado. en mi opinión.
    Buen Artículo. Gracias

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies