2017 ha sido un buen año para Room Mate. La cadena hotelera tiene ya 22 establecimientos operando en 12 destinos y suma su tercer año consecutivo de cifras  positivas. En esta línea, ha batido por tercer año consecutivo su récord en precio medio (146,18 euros), lo que supone un aumento del 9,4%.
Respecto a la ocupación media, esta ha sido del 86%, con una cifra de clientes anual por encima de los 2 millones, que resultado le ha permitido incrementar la facturación de la cadena en un 12,3%, a más de 80 millones de euros. Además, el asentamiento dentro del mercado internacional sigue a un ritmo elevado, quedándose ya con el 56% de la facturación anual.

Plan de expansión a todo ritmo

Los buenos resultados del pasado año tienen un nuevo añadido positivo para la compañía en este 2018. A todo lo mencionado anteriormente se sumará en este año la consolidación de 15 nuevos proyectos ya firmados que irán naciendo progresivamente desde este año hasta 2020.
Este hecho supondrá multiplicar por dos el tamaño de la cadena, pasando de las 1.522 habitaciones actuales a 3.052 cuando estén todos estos proyectos en marcha. Los nuevos destinos, entre otros, serán Rotterdam, Roma, Paris, Nápoles, Las Palmas de Gran Canaria, Mallorca o Lisboa.

Claro ascenso también de Be Mate Apartments

Las noticias agradables para Room Mate no se quedan en su cadena de hoteles. Su división de apartamentos turísticos alcanzó los 6 millones de facturación, multiplicando esta por diez. Al igual que sucede con los hoteles, el mercado internacional se consolida fuertemente y concentra el 40% del volumen de negocio.
Durante 2017, Be Mate Apartments vendió 80.000 roomnights y Be Mate gestiona ya  más de 10.000 apartamentos de los que más de 600 ya son en exclusividad en 12 destinos donde operan en la actualidad.