wechat id china

El futuro está aquí y llega desde China. Tal y como adelantó hace unos días Financial Times, los habitantes de Guangzhou, una de las ciudades más grandes de China, podrán sustituir sus carnés nacionales de identidad por la aplicación de reconocimiento facial que incluye WeChat. Las autoridades de la ciudad anunciaron que el programa piloto se ha empezado a aplicar ya en el distrito de Nansha, si bien el objetivo es lanzar el programa a nivel nacional este mes de enero.
WeChat, el WhatsApp chino, comenzó su andadura en 2011, y desde entonces ha expandido su negocio más allá de los mensajes móviles hacia las redes sociales, las llamadas de voz, el almacenamiento en la nube, las compras online y los servicios financieros, incluido el pago a través del teléfono móvil.
Toda esta estrategia de negocio impulsada por Tencent Holdins, empresa china de servicios de internet de la que depende WeChat y sus más de 900 millones de usuarios diarios, ha llevado a duplicar el precio de las acciones de la compañía desde comienzos de 2017. De hecho, su valor en Bolsa superó en noviembre a Facebook. 

DNI para todo

El negocio del reconocimiento facial va a ser muy importante para Tencent, pues los carnés de identidad se usan para casi todo en China, al igual que en gran parte del mundo. Facilitará el check-in en los hoteles, la compra de billetes de tren y avión, la apertura de cuentas bancarias e incluso el acceso a programas de bienestar social.
Como indican las autoridades chinas a FT, “este programa integra todavía más a WeChat en la vida cotidiana de la gente“. Y además aportará a la compañía millones de datos que podrá usar en publicidad diseñada para cada usuario.
Y además, su uso será muy sencillo. Basta con que los usuarios escaneen su cara a través de la aplicación ID de WeChat. Aun así, para poder sustituir completamente a su DNI, tendrán que visitar una oficina física del gobierno donde escanear su tarjeta de identidad. De todas formas, la versión limitada de la función se podrá usar para registrarse en cibercafés o para efectuar el check-in en un hotel. La versión completa permitirá todo tipo de funciones que requieran identificación, incluida la puesta en marcha de una empresa.

Control de la ciudadanía

El miedo de algunos expertos, tal y como recoge FT, radica en los fuertes vínculos existentes entre Tencent y el gobierno chino, por lo que esta medida podría multiplicar el aparato de vigilancia y censura. De hecho, WeChat ya censura mensajes políticamente incorrectos en grupos y también publicaciones en redes sociales. Además, comparte la identidad de los usuarios con la policía cuando se les pide.
Además, el anonimato ya es inexistente en WeChat. Desde 2013, todas las cuentas que se crean deben introducir un nombre real y un número de teléfono móvil, al cual estará vinculada la cuenta.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com