Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 16 de Junio, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Madrid se esfuerza en regular el alquiler vacacional

Madrid se esfuerza en regular el alquiler vacacional

El alquiler vacacional se ha convertido en uno de los grandes problemas para la ciudad de Madrid. Miles de personas se están viendo «expulsadas» del centro porque las viviendas que ocupan son mucho más rentables si se alquilan a turistas. Especialmente, porque no hay ninguna ley que regule esta actividad.

Hace unos días, ya adelantamos que el Ayuntamiento de Madrid había puesto coto al alquiler vacacional con un máximo de 90 días al año por vivienda. Más allá de ese plazo, exigirán licencias para poder ser alquilados al adquirir un tinte de «alojamiento profesional».

Ahora ha sido la comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, quien ha movido ficha. Si bien, no ha gustado del todo a la patronal hotelera. Según el Decreto que prepara el gobierno regional, las viviendas de uso turístico en la Comunidad de Madrid tendrán que tener un certificado de idoneidad, un documento técnico con el que se pretende garantizar que tienen los parámetros necesarios para ser ofertadas.

Los propietarios de las viviendas turísticas también estarán obligados a garantizar la seguridad de la actividad, por lo que deberán remitir a la Dirección General de Policía la información relativa a la identidad de las personas que se alojan en ellos. También tendrán que contratar un seguro de responsabilidad civil y respetar el ratio de capacidad de personas alojables en función de las dimensiones de la vivienda.

Calefacción, agua fría y caliente, hojas de reclamación…

Las nuevas normas figuran en el borrador del decreto que debe regular las viviendas de uso turístico, y que sustituirá a otro de 2014, publicado por el Ejecutivo madrileño en el Portal de Transparencia. Según el nuevo texto, los propietarios tendrán que poseer hojas de reclamación a disposición de los usuarios y disponer de calefacción en funcionamiento, suministro de agua fría y caliente, así como de fuentes de energía suficientes.

El texto, al que durante 15 días hábiles se pueden presentar alegaciones, crea el Certificado de Idoneidad para las viviendas de Uso Turístico (CIVUT), que podrá ser expedido por un arquitecto o ingeniero y permitirá a los propietarios de inmuebles dar de alta sus viviendas en el Registro de la Comunidad de Madrid.

«Se trata de un documento que certificará que el inmueble en cuestión cumple con todos los requisitos fijados por la normativa. De este modo, se ofrece seguridad no sólo a los consumidores, sino también a los propietarios y al vecindario en el que se ubique la vivienda», explica el Gobierno regional en un comunicado.

Sin embargo, el Ejecutivo presidido por Cristina Cifuentes ha evitado limitar el número de días o habitaciones que se pueden alquilar para evitar problemas con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Según Cinco Días la única restricción que marca la nueva normativa es el número máximo de personas que podrán alojarse en la vivienda. «En viviendas con una superficie inferior a 25 metros cuadrados solo podrán alojarse un máximo de dos personas; entre 25 y 40 metros , el número se amplía a cuatro y por cada quince metros adicionales se podrán alojar hasta dos personas más», explican.

Y hay un detalle más: Las comunidades de vecinos podrán prohibir el alquiler turístico, siempre y cuando esta medida quede reflejada en sus estatutos.

apartamentos turísticos competencia

Las plataformas digitales son «empresas turísticas»

El borrador del decreto también define a las plataformas digitales como Airbnb, HomeAway o Booking que ofrecen el alquiler de estas viviendas como «empresas turísticas», por lo que estarán obligadas a cumplir la legislación y tendrán tanto derechos como obligaciones.

Deberán responsabilizarse de publicitar en sus webs solo aquellas viviendas que estén dadas de alta en el Registro de la Comunidad de Madrid y si no cumplen con esa obligación, la administración autonómica podría abrir expedientes disciplinarios, que, de acuerdo con la Ley de Ordenación del Turismo, podría suponer la imposición de sanciones de hasta 300.000 euros.

La AHEM no se da por satisfecha

El sector hotelero madrileño se ha mostrado rotundamente en contra del Decreto que prepara la Comunidad de Madrid para regular la actividad de plataformas como Airbnb, Homeaway o Booking, y que también impondrá normas a los propietarios que pretendan alquilar viviendas para uso turístico.

«No es posible que nosotros suframos más de 400 normas al mismo tiempo y a los propietarios se les diga que solamente tienen que disponer de agua fría y caliente, calefacción, extintor y señalización de emergencia», manifestaba a El Economista Gabriel García, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), que aglutina a buena parte de los hoteles de cuatro y cinco estrellas de la capital y muchos otros de una, dos y tres estrellas.

Hoy en día, «se nos vigila hasta por el tipo de tejidos que utilizamos en las habitaciones». «Cada año nos llegan modificaciones legales más exigentes que cumplimos sin objeción porque entendemos que Bruselas apuesta por la calidad y nosotros, a su vez, queremos que Madrid se distinga precisamente por ella». Mientras, el borrador de Decreto que prepara Cifuentes, «otorga a los propietarios los mismos derechos» que al sector hotelero, «pero en ningún caso los mismos deberes».

Podrá haber más hoteles en el centro

La pasada semana, el sector hotelero madrileño recibió otra buena noticia por parte de la Justicia. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid consideró nula la instrucción municipal, impulsada por el gobierno de Ahora Madrid, que pretendía frenar la construcción de nuevos hoteles en el centro de la capital. Aun así, el ayuntamiento prevé recurrir, tal y como informa El País.

Mientras tanto… sube el precio de Airbnb

Y mientras se busca una solución a la regulación de estas plataformas, los precios de Airbnb se disparan, especialmente en el centro de Madrid, al igual que ocurre en otras ciudades como Londres, París o Barcelona. 

Según los últimos datos publicados por El Economista, alquilar un piso en Madrid a través de Airbnb cuesta un 21% más de media que en 2015, cuando el precio por noche de un apartamento entero rondaba los 90 euros. Actualmente, ese precio ascienda ya a los 110 euros de media, tal y como ha publicado la consultora Airdna, que se encarga de auditar la actividad de los usuarios de Airbnb en el mundo.

Además, el número de apartamentos completos listados en la web de Airbnb se ha triplicado en Madrid, pasando de los 2.869 de enero de 2015 a los más de 9.000 de noviembre de 2017 (último mes disponible) y el ingreso medio por habitación disponible (RepVar) de los propietarios se ha disparado un 31 por ciento de media, desde los 52 euros por noche hasta los 69 euros.

Imágenes: Shutterstock.com, IvanRiver/Shutterstock

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies