Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 17 de Septiembre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La precaria situación de las kellys llega a Bruselas

La precaria situación de las kellys llega a Bruselas

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo preguntará a través de una carta al Ministerio de Empleo de España por la situación de las camareras de piso, que ascienden a alrededor de 100.000 personas en todo el país y que denunciaron ante la Eurocámara explotación laboral.

La decisión se tomó después de escuchar a la portavoz de la asociación de trabajadoras de hotel «Las kellys», Ángela Muñoz, que denunció la «precariedad» en el sector y que se les niegan «derechos laborales básicos».

«Si se cumpliera la normativa europea no tendríamos que estar aquí», afirmó Muñoz, que criticó los «sobreesfuerzos continuos» a los que se ven expuestas las camareras de piso y cómo estos «deterioran la calidad de vida».

En este sentido, la presidenta de la comisión de Peticiones, la eurodiputada liberal sueca Cecilia Wikström, aseguró que la Comisión Europea revisará si en España se cumple la legislación europea en materia laboral.

Anunció que la comisión de Peticiones «decidirá cómo proceder» cuando haya recibido una respuesta del Gobierno español, al que llamó a «seguir el ejemplo de otros países a la hora de aplicar directivas europeas».

40 habitaciones diarias a 1,50 euros cada una

«Las Kellys» denuncian que estas trabajadoras limpian de media «cuarenta habitaciones diarias» y que cobran alrededor de 1,50 euros por cada una, de manera que trabajan «más horas de las que establecen los contratos».

«El convenio establece que por seis horas tenemos que cobrar entre 800 y 900 euros, pero al final acabamos trabajando más de ocho», apuntó Muñoz, quien también criticó que la inspección de trabajo «no se mueve, a pesar de que hemos denunciado la situación».

Por su parte, la eurodiputada popular Rosa Estarás afirmó que el lugar adecuado para debatir es la mesa de negociación sobre el convenio sectorial. Esta propuesta no contentó a «Las Kellys», que denunció que en dicha mesa «solo participan sindicatos que no nos representan, los Gobiernos que han mirado para otro lado y las patronales que tienen la culpa de nuestra situación desde hace cinco años».

A pesar de que Estarás manifestó su «apoyo incondicional» a las reivindicaciones de esta asociación, entendió su intervención como «una burla», dado que ellas «se están dejando la piel y la salud».

Por su parte, la portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, destacó que, a pesar de su «altísimo nivel de precariedad», las integrantes de la asociación «han hecho que sus reivindicaciones lleguen a todo el Estado y ahora a Bruselas».

«Estas trabajadoras están siendo víctimas de violencia laboral, y de eso son responsables tanto el Parlamento Europeo como la Comisión», sentenció Albiol, quien entiende que estas instituciones «deberían velar por el cumplimiento de derechos humanos».

La eurodiputada socialista Iratxe García Pérez apuntó que el caso de «Las Kellys» es «una muestra más de la feminización de la pobreza» y de que «la salida de la crisis a nivel macroeconómico no se está trasladando a la vida de las personas». La parlamentaria también emplazó al Partido Popular a «convertir sus declaraciones de apoyo en hechos».

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies