Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 21 de Marzo, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Alquiler vacacional: regulación sí, pero no la misma que el sector hotelero

Alquiler vacacional: regulación sí, pero no la misma que el sector hotelero

“No somos iguales”. La mesa redonda que han compartido en Guest Madrid, Ramón Estalella, Chairman Task Force Shadow Economy de Hotrec, José Luis Zimmerman, de ADIGITAL y Chema González, CEO de Alterhome.es ha sido, sin duda, uno de los encuentros más interesantes de la jornada matinal de esta feria tecnológica. Solo un pero: aunque se ha invitado a diferentes actores de la administración pública, que son quienes están estudiando e impulsando la regulación del alquiler vacacional, ninguno ha querido o podido asistir a la mesa rendonda. 

El debate comenzó con la evolución que han vivido estas plataformas, que han pasado de ser altruistas y de economía colaborativa a convertirse en negocios que nadie duda. Para Ramón Estalella, “el crecimiento desordenado, la enorme competencia desleal y la falta de protección de los consumidores está creando una serie de fricciones negativas y muy peligrosas”.

Pero, ¿es el alquiler vacacional un negocio no regulado? “No caigamos en ese error. Las plataformas de alquiler vacacional no operan en el limbo legal, hay directivas de comercio electrónico que regulan su actividad“, manifestó José Luis Zimmerman. Aun así, Chema González reconocía que la actividad como tal ha de ser regulada. “Pero no podemos adaptarnos a la misma normativa que los hoteles, pues no es el mismo servicio”. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el sector hotelero “está excesivamente regulado”.

“Jugamos un partido desigual”

Intervino posteriormente Ramón Estalella para reconocer que se estaba confundiendo entre varios niveles: el prestador de servicios, el que distribuye el servicio y el responsable del servicio. “Estoy de acuerdo en que no podamos tener la misma regulación, pero lo que no es lógico es que no haya medidas de seguridad o contra incendios iguales a las de un hotel”, remarcó.

Porque, ¿quién se responsabiliza en caso de que haya un incendio? “Estamos jugando un partido de fútbol con el terreno de juego inclinado. Unos chutan para arriba y otros para abajo”. Y es que el sector hotelero tiene una normativa enorme que ha de cumplir para poder desarrollar su actividad y que la encarece. “Y todo en pro del consumidor: antiicendios, accesibilidad, medio ambiente… Lo que no podemos entender es que después ese mismo cliente vaya a un apartamento y esté desprotegido”, añade. 

Entonces, ¿están los alojamientos dispuestos a igualar normativa? “No, porque no somos iguales”, espetó Chema. “Lógicamente queremos regulación, pero no una por cada comunidad autónoma como ocurre ahora, incluso una por cada ayuntamiento”, explicó. Y añadió: “Queremos una regulación justa, que se adecue a cada momento, que evolucione. Queremos que los hoteles nos usen como trampolín para que los reguladores actualicen también su normativa y aprueben normas que se adapten a estos tiempos”. Zimmerman estuvo de acuerdo: “Nadie duda de que hay que regular la actividad, pero hace falta un debate amplio entre todos los agentes implicados”. 

“Somos complementarios”

guest alojamiento vacacional hoteles

Ramón Estalella profundizó en un tema que, según afirma, preocupa al Ministerio del Interior. “Nadie sabe quién se aloja tras reservar en Airbnb y plataformas similares”. Y este dato equivale ya a más del 30% de las pernoctaciones. Este problema se reproduce en todos los países europeos. “Si esta falta de seguridad y de control ante quienes duermen en un alquiler vacacional no es necesaria, ¿por qué se obliga a los hoteles? En resumen, vamos muy lentos respecto a la velocidad a la que evoluciona el sector”. Y ejemplificó con las compañías aéreas: “Tenían unos costes que los viajeros no valoraban tanto como pensaban: desayuno, periódico… Llegaron las lowcost y tuvieron que adaptarse”.

Chema González profundizó en el tema de la calidad. “No tenemos estrellas como los hoteles, pero tenemos reviews, que son tan importantes o más“. Y matizó que entendía perfectamente la fricción que produce con el sector hotelero: “Hemos venido a tocar un sector muy asentado. A nadie le gusta competir. Yo también iría a morder, pero esa competencia beneficia al consumidor. Somos complementarios y podemos hacer más cosas juntos que separados”.

José Luis Zimmerman estuvo de acuerdo con Chema: “Tenemos que compartir un marco donde todos nos sintamos seguros y regulados. Y que tanto un modelo como el otro pueda convivir, aunque es un sector complejo, pues afecta también al comercio electrónico, si bien es cierto que hay muchísimos modelos de regulación que podrían estudiarse para llegar a puntos en común”.

Nadie piensa en los vecinos

Por último, Ramón quiso hacer hincapié también en el resto de vecinos que vive en los edificios donde se alquilan viviendas. “A nadie le interesa que entren vecinos nuevos cada tres o cuatro días o que haya 50 copias del portal o del garaje. A mí no me dejan montar una carnicería en un piso, ni siquiera una oficina. Los pisos son pisos, y no son aptos para actividades económicas“, enfatizó.

En conclusión, todos coincidieron en que hay que buscar un acuerdo en cuanto a regulación. “Todos queremos que la actividad esté regulada, pero es un desastre que lo regule cada ayuntamiento o comunidad autónoma, porque es imposible adaptarse a todo”, remarcó José Luis Zimermann. Para él, el hecho de prohibir de facto el alquiler turístico como ha ocurrido, según su opinión, en Baleares, “perjudica no solo a los propietarios, sino a los pequeños comerciantes y al negocio local, que ve como pierde una gran fuente de turistas”.

Chema González reiteró que es el momento de dejar de discutir. “El 30% de los turistas se hospedan en alquiler vacacional. Esos son los datos. Merecemos sitio en esta mesa y por eso estamos aquí. Esta es la realidad y si los hoteleros no pelean junto a nosotros, se toparán con un muro”

Por último, Ramón Estalella espera una regulación basada en cinco puntos: “protección al consumidor, responsabilidad de las plataformas, fiscalidad, empleo y destinos”. No discute que esta actividad económica “tiene presente y futuro”, pero también espera que el sector hotelero se desregularice un poco, algo que ve complicado. “No podemos rebajar el convenio colectivo, ni pagar menos impuestos como los alojamientos. Al final, el usuario demanda otro tipo de experiencias, pero el ‘encorsetamiento’ que nos imponen los costes no nos permite actualizarnos al mismo ritmo“. De todas formas, “creo que a veces hay límites que no están mal puestos”, concluyó.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies