Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Domingo 17 de Junio, 2018

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Airbnb y Marriott desatan la guerra en Estados Unidos

Airbnb y Marriott desatan la guerra en Estados Unidos

La tensa paz entre Airbnb y las cadenas hoteleras ha llegado a su fin. La tecnológica y la poderosa Marriott –una de las tres cadenas más grandes del mundo– han abierto la veda de los ataques apenas unos días antes de que arranque la temporada de invierno.

El pasado lunes, Josh Meltzer, jefe de relaciones públicas de Airbnb, envió una carta a Arne Sorensen, CEO de Marriott, pidiéndole que explicara a los estadounidenses “la costumbre de su industria de tomar miles de millones de dólares de los contribuyentes para subvencionar la construcción de sus hoteles”.

La carta, a la cual tuvo acceso CNBC, llega varios días después de que Fortune publicara una entrevista a Sorenson donde le preguntaban si creía que Airbnb cooperaría con los gobiernos para ceder a su regularización.  “No sé hasta qué punto están dispuestos a ceder. Están invirtiendo mucho dinero en asuntos gubernamentales y están actuando de forma muy agresiva”. Y añadió: “He recibido cartas de Airbnb exigiendo que respondiera en cuestión de horas sobre supuestos ataques que ni siquiera conocía. No voy a responder a cuestiones tan agresivas”.

Asimismo, remarcó que lo que se está pidiendo en algunas ciudades y estados de Estados Unidos (al igual que en Españaes que “las reglas se nivelen para hoteles y alojamientos. Estamos hablando de una empresa valorada en 30.000 millones de dólares y con fuerte impacto en los mercados inmobiliarios locales (…). Esto está haciendo que las residencias sean mucho menos asequibles, lo que empuja a las personas a vivir en el extrarradio y los suburbios”.

Esta es la última fase de una batalla que se está librando tanto en público como en la prensa entre Airbnb y las grandes cadenas estadounidenses. Y aunque CNBC cuestionó a Marriott sobre la carta que mencionaba Sorensen, no tuvo respuesta alguna.

Una batalla que se alarga en el tiempo

La guerra abierta entre la industria tecnológica asentada en Sillicon Valley y la lenta industria hotelera se libra desde hace años, si bien crece a medida que Airbnb gana peso, adeptos e influencia. La industria hotelera ha sostenido durante mucho tiempo que Airbnb incumple las leyes en cuanto a impuestos y uso de bienes inmuebles, mientras que la tecnológica denuncia que los hoteles están haciendo todo lo posible para proteger su industria, más allá de lo que piensen consumidores y contribuyentes.

A principios de 2017, se filtró un documento en el que la Asociación Americana de Hoteles y Hospedajes (AHLA) detallaba los planes de la industria hotelera para limitar el crecimiento del alquiler vacacional y las plataformas que los difunden, nombrando a Airbnb como la mayor amenaza para el sector. Marriott, Hilton y Hyatt son algunas de las poderosas cadenas que firman ese documento.

Publicidad engañosa

Asimismo, durante el verano, una campaña publicitaria respaldada por la Asociación de Hoteles de New York City sugirió que los alquileres vacacionales eran perfectos para que se hospedaran terroristas. Airbnb respondió con un anuncio en el que un anfitrión contaba cómo la plataforma le había ayudado a obtener ingresos adicionales y llegar a fin de mes.

Termina el artículo de CNBC asegurando que Meltzer, relaciones públicas de Airbnb, aseguró a Sorensen en la carta que le envió que había leído con especial interés la entrevista publicada en Fortune. Según CNBC, Meltzer dijo también en ese documento al CEO de Marriott que era “incapaz de defender sus obligaciones de vieja industria sin subir los precios a los consumidores, deprimir los salarios o reemplazar trabajadores por robots“.

Meltzer continuó diciendo que los hoteles de Marriott son “imanes para actores malos” y preguntó a Sorensen por qué una asociación hotelera (en referencia a la de Nueva York) “ha elegido lanzar una serie de anuncios engañosos con respecto a la seguridad y protección” de los alojamientos de Airbnb.

Por último, la carta de Meltzer terminaba con un apunte personal hacia Sorensen: “Los contribuyentes no solo han subvencionado la construcción de los hoteles de Marriott, sino que también han ayudado a financiar los casi 12,3 millones de dólares que Sorensen ganó en 2016″.

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies