Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 20 de Marzo, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Google proyecta el primer barrio inteligente del mundo en Canadá

Google proyecta el primer barrio inteligente del mundo en Canadá

Hoy parece que todo ha de tener delante la etiqueta inteligente (smart): automóviles inteligentes, smartphones, smart TV, smarwatch, hoteles inteligentes… La suma de todas estas realidades conformaría las ‘futuristas’ ciudades inteligentes, si bien todavía son proyectos atomizados y sin apenas interconexión. O al menos, por ahora. Porque Google se ha lanzado a la aventura de impulsar el primer barrio inteligente del mundo en Toronto (Canada).

El objetivo de las smart cities es hacerlas más habitables, más viables y  más sostenibles, tres requisitos que demandan los habitantes de ciudades como Barcelona o Amsterdam, donde el turismo sostenible se ha convertido en una necesidad absoluta.

El Smart City Council define a las ciudades inteligentes como ciudades que tienen la tecnología incrustada en todas las funciones de la ciudad. “La tecnología está presente en la totalidad de la actividad humana de un área concreta, incluidos los gobiernos municipales, las escuelas, los hospitales, las infraestructuras, los recursos, las empresas y las personas”.

Todavía estamos lejos de conseguir una smart city, pero no un barrio. Alphabet, la rama de innovación de Google, buscó entre cientos de ciudades internacionales antes de elegir el frente costero de Toronto para situar su primer barrio inteligente. Buscaron en Norteamérica, Europa occidental y Australia, pero fue esta zona de Toronto la elegida para albergar autobuses autónomos y hogares modulares, entre otras tecnologías ‘casi’ futuristas.

google toronto 01 barrio inteligente

El proyecto Quayside

El nuevo barrio, que se desarrolla en el extenso Proyecto Quayside, ha sido elaborado conjuntamente por Sidewalk Labs, que pertenece a Alphabet (Google) y el programa gubernamental canadiense Waterfront Toronto. El barrio, que se llamará Sidewalk Toronto, ocupará 325 hectáreas y alojará a decenas de miles de personas, si bien no han especificado un número concreto.

El coste del proyecto oscila los 850 millones de euros, que será sufragado por el gobierno canadiense, mientras que Alphabet ha prometido invertir 50 millones de dólares más en la primera fase del proyecto.

Entre las propuestas que se contemplan se han mencionado el uso de tecnologías digitales, así como de sistemas energéticos alternativos para mejorar la sostenibilidad, vehículos autónomos, y de técnicas de construcción novedosas que ayuden a reducir los costes de las viviendas.

El proyecto comenzará con la construcción, entre otros edificios, de apartamentos que, en una quinta parte, irán destinados a vecinos de Toronto con bajos ingresos. También se levantarán oficinas, tiendas, espacios culturales y demás edificios (no se sabe todavía si hoteles) sustentados todos ellos por los últimos avances tecnológicos.

Pero será para 2019. Pues antes, Google invertirá sus 50 millones de euros en discutir durante todo un año con los vecinos de Toronto, con sus gobernantes y universidades para, entre todos, diseñar este barrio del futuro.

‘Efecto wow’

google toronto 01 barrio inteligente

Uno de los principales objetivos de este proyecto es dejar boquiabierto al ciudadano. Y si consiguen todo lo que han proyectado, seguro que lo van a conseguir. Bienvenidos al ‘efecto wow’.

Por las carreteras de este barrio futurista, circularán autobuses y vehículos autónomos y también bicicletas. En resumen, los coches, tal y como hoy los conocemos, no tendrán mucho hueco en este nuevo barrio. Como el objetivo es que quienes vivan ahí tengan su lugar de trabajo cerca, pretenden que los desplazamientos sean lo más sostenibles posible. Además, se ha previsto la construcción de un tren ligero que conectará el barrio inteligente con otras áreas circundantes.

Este proyecto de barrio contará también con semáforos adaptables que perciben a los peatones, casas modulares que pueden crecer al ritmo que crece la familia -además se construirán en masa y con materiales novedosos para reducir costes- y hasta robots basureros y repartidores que recorrerán el barrio de un lado a otro a través de túneles subterráneos.

Una ciudad vivible

Y además será barata para el ciudadano. Según los impulsores, “el objetivo es reducir el coste de vida de quienes habiten este barrio entre 10.000 y 15.000 dólares anuales respecto a lo que gastan actualmente. Queremos que los padres y madres tengan más horas libres al día, que las empresas no necesiten vehículos privados para moverse y que la ciudad sea lo más amigable posible, tanto con quienes la habitan como con el medio ambiente”.

En conclusión, Google quiere que el futuro llegue cuanto antes. Con este gran proyecto, la compañía y el gobierno de Canadá pretenden levantar “un banco de pruebas para nuevas tecnologías, que ayudará a construir ciudades más limpias, inteligentes y ecológicas”. Tanto que la sede de Google en Canadá se mudará a este barrio en cuanto esté terminado.

Eso sí, hay un pilar sobre el que todavía no se han pronunciado: la privacidad de los datos de quienes vivan aquí. Sin duda, un apunte importante y sobre el que tendrían que pronunciarse para tranquilizar a los futuros habitantes del barrio Sidewalk Toronto.


Introducción al barrio inteligente

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies