Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Martes 23 de Abril, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La consultoría energética como importante factor de ahorro

La consultoría energética como importante factor de ahorro

El turismo continúa siendo uno de los motores de crecimiento económico y empleo en España. Si bien el sector hotelero está atravesando una etapa de bonanza, batiendo récords de ocupación, empleo, inversión, aportación al PIB, etc., ha de aprovechar este buen momento para trabajar en los nuevos retos a los que se enfrenta para lograr un modelo turístico sostenible a largo plazo. En este sentido, Ayming, grupo internacional de Consultoría en rendimiento empresarial, ha hecho público las soluciones y oportunidades que el sector hotelero puede aplicar en sus negocios para ser más competitivo.

Los 16.774 hoteles con los que según el INE cuenta España, tienen por delante para establecer estrategias de mejora, la tarea de analizar los KPI´s (del inglés key performance Indicator: indicadores clave de desempeño) sobre el rendimiento de cada área de los hoteles.

Desde KPI´s en el área económica-financiera (cómo se están realizando las compras de energía, materias primas; si pueden optimizar los impuestos locales y las tasas asociadas a pagar como hotel; la liquidez, el endeudamiento, etc.); pasando por los recursos humanos (productividad y rotación del personal del hotel, el absentismo y su coste, estrategias a seguir para aumentar el compromiso de los trabajadores); hasta el área de clientes (porcentaje de satisfacción y tasa de fidelidad).

Profundizando en el área económica-financiera, la profesionalización de las compras de energía se ha hecho imprescindible hoy en día para mejorar la cuenta de resultados del sector hotelero. Muchos de ellos están contratando consultoría energética externa, ya que proporciona ahorros anuales que oscilan entre el 3% y el 8% en los costes de gas natural y electricidad.

David Puentes y Javier Díaz, del Departamento de Optimización de Costes de Ayming, han apuntado al respecto que “cada vez más, los hoteles, sobre todo los de tamaño medio, acuden a la consultoría energética buscando importantes ahorros no solo a través de la optimización de potencia y capacidad contratada, también gracias a la monitorización de los mercados, que les permiten detectar oportunidades favorables en precio, así como negociar el tipo de contrato que más les interesa y su duración”.

La profesionalización de las compras de energía debería responder, -en palabras de Puentes y Díaz-, a preguntas críticas como: ¿cuándo comprar?, ¿qué producto comprar? y ¿durante cuánto tiempo? Cuestiones que como se ve a continuación es complejo contestar si no se cuenta con mecanismos de monitorización continua de las más de 20 comercializadoras que existen en España, ni se tiene acceso a las bolsas de energía con condiciones por debajo de mercado.

¿Cuándo, qué y durante cuánto tiempo comprar?

Respecto a cuándo comprar, de todos es conocida la variabilidad diaria en los precios de la electricidad y el gas natural, al estar referenciados a mercados dinámicos. Además, existen múltiples mercados diarios y de futuros para la electricidad (Omip, OMIE, OTC) y para el gas natural (Brent, MIBGAS, TTF, NBP, etc.). El seguimiento permanente de sus políticas comerciales es prácticamente imposible en el día a día de un grupo hotelero. La elección del momento de compra es también una decisión estratégica, ya que la cotización de la energía puede variar hasta un 20% para un periodo. Y si compramos en el mercado de futuros, este no se rige por patrones estacionales, con lo que debe realizarse una monitorización continua del mercado.

En cuanto a qué producto contratar, en un mercado energético maduro como es el español, las comercializadoras ofrecen un portfolio muy extenso de modalidades de contrato y producto, con diferencias significativas entre ofertas para una misma modalidad de precio (sobre todo indexados, multiclicks o accesos directos al mercado), pudiendo suponer un importante impacto económico si no se está familiarizado con ello. Así, la elección correcta de un producto puede generar ahorros superiores a los obtenidos durante el proceso de negociación. En 2016, la indexación generó un ahorro de entre un 12% y un 29%, mientras que en el primer trimestre de 2017 tiene un desahorro del 33%.

Por último, tomar la decisión de la duración del contrato, pasa por un amplio conocimiento sobre la multitud de indicadores necesarios para determinar la situación de mercado, la valoración y seguimiento de los acontecimientos geopolíticos y su potencial impacto en los mercados de referencia, así como la elaboración de previsiones fundadas sobre la evolución de los precios. Variables todas ellas complejas. Disponer de la información adecuada durante el proceso de licitación permite valorar las posibles duraciones de un contrato según la situación del mercado.

Vemos pues que mejorar la competitividad del sector hotelero en cuanto a las compras de energía, requiere una gestión activa y eficiente, valorando el riesgo de compra a través de la monitorización del mercado, ya que la oportunidad de compra puede presentarse en cualquier momento.

Imágenes: Shutterstock.com

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies