Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 23 de Octubre, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Arnaldo Muñoz: "Airbnb es compatible con otras formas de ocupación"

Arnaldo Muñoz: «Airbnb es compatible con otras formas de ocupación»

Los hogares españoles ganaron 560 millones de euros el año pasado a través del ‘home sharing’, mientras que los 5,4 millones de huéspedes que visitaron el país gastaron un total de 3.520 millones. Arnaldo Muñoz, director general en España y Portugal de Airbnb, puso esos datos encima de la mesa para demostrar que la realidad del alquiler vacacional no tiene marcha atrás en nuestro país. Lo hizo en el Club Diario de Mallorca sobre turismo responsable en el marco de una nueva edición del Foro Turismo+, organizado por el periódico balear.

Se esperaba y mucho la intervención de Arnaldo Muñoz, especialmente después de que el Govern de las Islas Baleares haya comenzado a legislar para regular los alquileres impulsados por la plataforma. «Hablo en representación de los 10.000 anfitriones que actualmente hay en Baleares», explicó Arnaldo Muñoz.

Tras más de 15 años trabajando en el sector turístico –ha sido director general de Europa en lastminute.com y responsable de Europa del Sur de Easyjet–, Arnaldo recaló en Airbnb en 2015. Dice que en estos años de experiencia, y trabajando en empresas tan cuestionadas en su momento como las OTAs y las compañías aéreas de bajo coste, ha llegado a una conclusión: «La opinión de los usuarios siempre prevalece a toda normativa».

En su ponencia, Muñoz quiso destacar que más allá que impulsar la economía colaborativa, Airbnb apuesta por «la economía de particulares». Es decir, «lo que hacemos es dar opción a los particulares a que utilicen los activos que no utilizan para conseguir ingresos».

Una nueva forma de viajar

Para Arnaldo, el éxito de Airbnb se debe, principalmente, a una serie de parámetros que, sin ellos, el crecimiento de la plataforma no habría sido posible. Los resume en cinco puntos:

1. Cambios en la sociedad

Hasta la llegada de plataformas como Airbnb o Amazon, «las empresas tecnológicas estaban centradas en un diálogo muy direccional: de proveedor a cliente y el rol del cliente era muy limitado», explica. Con la llegada de las plataformas, «esa ecuación de valor pasa a estar en manos del usuario». Son abiertas, por lo que el usuario genera valor y contenido.

2. Curvas de población

«A día de hoy quienes toman las decisiones de consumo son los Millennials», asevera. «No buscan la posesión, no quieren una casa ni un coche, lo que quieren es disfrutar de experiencias», añade Arnaldo Muñoz. Por tanto, «todo el ecosistema turístico debe adaptarse a eso, a ofrecer la mejor experiencia posible, a ser totalmente diferencial».

 3. Cambio climático

Las curvas de temperatura de los últimos 17 años han sido las más elevadas de la historia. «Este mundo, tal y como lo hemos estado viviendo en términos de consumismo no es sostenible, por eso quienes queramos dirigirnos a ese target Millennial tiene que tener muy en cuenta cómo piensan», reflexiona. «La sostenibilidad es básica para ellos, buscan experiencias diferentes, pero sostenibles». A esto, hay que sumar otra realidad. «Solo en Baleares hay 70.000 viviendas vacías. En Palma, teníamos 5.000 anuncios y a su vez había 15.000 viviendas vacías según el INE», asevera.

Tanto es así, que en términos de perspectiva europea, «en España se ha construido un parque enorme de segunda residencia sin utilizar. Y otro parque de vivienda que se usa solo dos semanas al año. Por eso, los Millennials quieren usarlas antes de que se construya más. Buscan un consumo sostenible», concluye.

4. Cambia nuestra forma de viajar

Los destinos se han quejado de que plataformas como Airbnb o compañías de bajo coste como Easyjet traen a clientes que gastan poco. Para Muñoz, «ha costado mucho hacer entender que un bajo coste alcanza los mismos niveles de satisfacción que una compañía aérea tradicional, pero a una tercera parte del coste». Y aporta más datos: En 1950, había 25 millones de movimientos de turistas internacionales. En 2016, fueron 1.200 millones. «La obligación de los destinos es asegurar que ese crecimiento turístico respete al máximo a los habitantes de esa ciudad, y creemos que Aibnb aporta ese beneficio».

5. Cambia nuestra forma de trabajar

Actualmente, el 10-15% de los trabajadores del mundo lo hace como freelance, que no plantean su vida vinculada a una empresa durante muchos años. Intentan ser lo más independientes posible y por eso viajan mucho y cambian constantemente de ciudad.

arnaldo muñoz

Arnaldo Muñoz, durante su intervención | Guillem Bosch (Diari de Mallorca)

«Ayuda a llegar a fin de mes»

En 2007, la población de medio mundo sufría las consecuencias de la crisis. Y fue ahí cuando nació Airbnb. «Los fundadores vieron que era muy rentable colocar colchones hinchables en el suelo de su casa y ofrecer un desayuno a quienes decidieran hospedarse ahí», explica Arnaldo. Y el crecimiento ha sido exponencial. Acumulan más de 160 millones de noches alojadas, pero de estas, casi el 50% se han dado en el último año. «Nos ha utilizado el 1% de la población mundial, en 191 países y 65.000 ciudades», asegura.

«Nos utilizan ante todo Millennials (60%) que quieren descubrir nuevas formas de viajar. Porque quieren vivir el destino de forma diferente. Y está demostrado que Airbnb es perfectamente compatible a otras formas de alojamiento, pues los hoteles siguen creciendo tanto en ocupación como en RevPAR. Nosotros solo ofrecemos otra forma de viajar, la preferida, en este caso, por los Millennials», concreta Arnaldo Muñoz.

Además, asegura, «la comunidad de anfitriones de Airbnb es mayoritariamente de particulares. Hay profesionales que tienen varias viviendas en la plataforma, pero la gran mayoría no. El anfitrión de nuestra plataforma (90%) es el que gracias a estos ingresos llega a fin de mes«, asegura.

Según sus datos, a nivel europeo, los anfitriones obtienen 2.400 euros de media anuales por 27 noches de alojamiento. En Baleares, ese promedio asciende a 40 noches anuales y 6.000 euros de ganancias. Pero todavía dio Arnaldo más datos importantes: En París, el 25% de la población ya ha usado Airbnb como anfitriona o como viajera. En Baleares, ese porcentaje llega al 6%. «Creemos que toda ciudad donde este porcentaje supere el 5% está ya asentada. Por tanto, las administraciones no puedo mirar hacia otro lado ni legislar en contra de sus propios votantes«.

airbnb shutterstock

La Ley de Baleares

Por último, el director general en España y Portugal de Airbnb quiso hablar sobre la ley que el gobierno insular aprobó hace unas semanas y que exigía a todos los anfitriones a regular la situación de sus viviendas en alquiler.

«Hay quien dice que los anfitriones no cumplen con sus obligaciones fiscales. No es cierto. Los ingresos llegan a través de Airbnb Marketing Services a través de transferencia bancaria y antes de que hagan la declaración de la renta les enviamos un recordatorio para que cumplan con sus obligaciones fiscales«, asegura Arnaldo.

Además, reconoce que de los casi 100 millones de euros que se redistribuyen en la isla a través de la plataforma, «el 97% se queda en casa de las familias, pues nuestra comisión es del 3%«. Y añade que, a su vez, el impacto en la economía balear en su conjunto por parte de quienes se hospedan con Airbnb «es de 400 millones de euros adicionales, un dinero que está en juego si no somos capaces de entender qué es la economía entre particulares».

Asimismo, reitera que el turismo por Airbnb no es de baja calidad. «Los usuarios nos dan un 4,6 sobre 5 en Baleares y aunque hay excepciones, los usuarios suelen reconocer siempre que han vivido una experiencia inolvidable».

Por todo esto, y aunque se muestra favorable a regular la situación, pide a las diferentes administraciones que dialoguen. «Estamos hablando de una realidad muy compleja, no somos quién para dictar normativas, pero sí para explicar experiencias de otras ciudades y contar qué tipo de cosas se pueden hacer».

Por último, pide que este tipo de leyes tengan en cuenta a los particulares que se benefician de estas plataformas. «Los Millennials buscan unas pautas de consumo que requieren características concretas, no se puede regular todo igual, por eso, los límites que Baleares quiere poner con su ley nos parecen injustos y desproporcionados. Tenemos 400 acuerdos a lo largo del mundo y queremos seguir firmando más».

Imágenes: EFE, Guillem Bosch / Diario de Mallorca, Shutterstock

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies