Renovarse o morir. Los años pasan y, como todo en la vida, nuestra imagen de marca debe evolucionar. Al fin y al cabo, nuestra imagen es muy importante para atraer clientes.
Tener habitaciones cómodas, apostar por el buen trato al cliente o por generar experiencias inolvidables es muy importante, pero hay que ir más allá.
Nuestra imagen de marca, nuestro logo, ha de estar siempre a la orden del día. Por eso, cada cierto tiempo (años) es importante reconfigurar nuestra imagen, darle un nuevo giro y apostar por el conocido como “rebranding”.
En esta infografía aparecen algunas claves muy a tener en cuenta a la hora de renovar nuestra imagen si no queremos fracasar en el intento. Destacamos los tres aspectos que en TecnoHotel consideramos más relevantes:

  1. Acudir a una consultora de branding: Consulta a un experto. No intentes hacer más de lo que eres capaz.
  2. Investigar a la competencia: Sí, seguro que tus competidores han pensado en lo mismo que tú a la hora de generar su marca. Seguro que puedes tomar ideas de lo que otros hayan hecho.
  3. Piensa siempre en tus clientes: Los huéspedes de tu hotel son quienes deben sentirse atraídos por tu marca. No hay mejor estrategia de fidelización que una buena imagen de marca.

Imágenes cedidas: Shutterstock.com