Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 22 de Noviembre, 2017

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Taleb Rifai propone restringir el alquiler a plataformas como Airbnb

Taleb Rifai propone restringir el alquiler a plataformas como Airbnb

La OMT está celebrando esta semana en Chengdu (China) su 22ª Asamblea General, donde se prevé tratar temas tan relevantes como el turismo sostenible o la turismofobia, que tanto está creciendo en países como el nuestro. De hecho, en consonancia con este tema, Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial de Turismo considera que los problemas de saturación y turismofobia que sufren algunos destinos «pueden solucionarse con acuerdos con plataformas como Airbnb y una gestión imaginativa del crecimiento turístico».

Para Taleb, lo más justo sería acordar con Airbnb que ningún edificio «tenga permitido alquilar más del 20% de su capacidad para uso turístico, a fin de preservar su carácter residencial». Y es que el secretario general de la UNWTO (en sus siglas en inglés) cree es que es un problema «que no se puede ignorar» y con el que hay que actuar «de forma imaginativa».

Para Rifai, que dejará a finales de este año su cargo, que ocupa desde 2010, el problema de la turismofobia «será el gran desafío al que tenga que enfrentarse el nuevo secretario general de la OMT», que será el georgiano Zurab Pololikashvili, cuyo nombramiento ratificará esta semana la asamblea general. La seguridad, la tecnología y la sostenibilidad serán otros grandes retos a tener en cuenta.

El problema de los cruceros

Al problema que supone para destinos saturados como Barcelona, Venecia (noreste italiano) o Dubrovnik (suroeste de Croacia) el alquiler de viviendas, se suma el de los cruceros, que desembarcan a la vez hasta 5.000 personas, que llenan el centro de la ciudad, pero prácticamente no dejan ingresos en el destino.

Los cruceristas no van a restaurantes ni cafés, ya que comen en el barco y lo único que suelen comprar son los ‘souvenirs’, aunque a menudo también se los ofrecen a bordo, ha añadido.

«Si yo fuera residente de una de esas ciudades, también me sentiría molesto», ha apuntado Rifai, que ve la solución del problema en la renegociación de los acuerdos con las navieras en el sentido de que dejen a los cruceristas más tiempo en el destino y les ofrezcan bonos de restaurantes o de tiendas.«Las navieras se llevarían una comisión y los cruceristas tendrían más opciones de ocio», asegura.

Porque según Tarib, si todos los residentes de esos destinos pudieran beneficiarse del turismo, «no tendríamos protestas en la calle» como ha ocurrido este año en ciudades como Barcelona.

Aun así, Rifai cree que se ha de ser más imaginativo para resolver este tipo de problemas, «ya que lo fácil sería frenar a los turistas». Y concluye que, sin intentar reprochar a nadie, no ha visto en ninguna de las ciudades afectadas «medidas sensatas para hacer frente al problema de saturación».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies