Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 21 de Agosto, 2019

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

Madrid recibe más viajeros, pero menos pernoctas que Barcelona

Madrid recibe más viajeros, pero menos pernoctas que Barcelona

Madrid se consolida como uno de los destinos urbanos preferidos por el turista internacional y continúa su escalada en términos de RevPAR, que se sitúa en 63,3 euros, aproximándose así a los niveles pre-crisis, si bien muy por debajo todavía de los 95,9 euros registrados por Barcelona.

Además, la capital fue el primer destino de inversión hotelera en España en 2016 por delante de Canarias y Barcelona, lo que pone de manifiesto el enorme interés de los inversores ante las excelentes expectativas de crecimiento del turismo en la ciudad.

Por su parte, Barcelona continúa registrando una trayectoria envidiable en lo que se refiere a demanda, RevPAR, ocupación y ADR, si bien es muy probable que los resultados operativos de la ciudad se vean afectados por el reciente atentado terrorista e incluso por la escalada de tensión social derivada de la convocatoria del referéndum de independencia de Cataluña.

No obstante la fortaleza intrínseca del mercado y el contexto de no crecimiento de la oferta por la entrada en vigor, en enero de 2017, del PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos), que ha concretizado la moratoria impuesta desde 2015, hace que en una visión a medio plazo de la ciudad la perspectiva, a nivel operativo, siga siendo positiva.

En lo que respecta a la inversión la moratoria, continúa teniendo efectos para Barcelona, habiendo relegado a la ciudad condal al tercer puesto del ránking nacional como destino de inversión hotelera, por detrás de Madrid y Canarias.

Todos estos datos se extraen del informe «Cinco Claves Madrid Vs Barcelona, 2016-2017″ publicado por irea y que analiza los mercados hoteleros en ambas ciudades.

Madrid, más viajeros, menos pernoctas

En 2016, Madrid se posicionó como el primer destino nacional por número de viajeros y el segundo (después de Barcelona) por número de pernoctaciones, alcanzando respectivamente 9  y 18,1 millones.

Barcelona, otro año más se ha posicionado como el primer destino nacional por número de pernoctaciones y el segundo por número de viajeros (detrás de Madrid), registrando en 2016 19,6 millones de pernoctaciones y 7,5 millones de viajeros, lo que supone una estancia media de 2,6 días.

En ambos mercados el comportamiento de la demanda internacional ha sido excelente y cabe destacar el crecimiento de 10,2% en el caso de Madrid durante el primer semestre de 2017, confirmando la tendencia al alza impulsada por el turista extranjero.

No obstante, uno de los grandes retos de Madrid (junto con el crecimiento en tarifas) es lograr incrementar la estancia media que se encuentra prácticamente estancada en 2 días, y que contrasta con la tendencia creciente que ha presentado Barcelona en este ratio en los últimos años hasta llegar a los 2,6 días en la actualidad.

Crecimiento de las plazas hoteleras

En 2016, Madrid registró un total de 68.790 plazas hoteleras en la categoría oro (cifra prácticamente idéntica a Barcelona). La categoría 5 estrellas es la que más creció en 2016, creándose 1.183 nuevas plazas hoteleras. Fruto de su reciente crecimiento, la categoría 5* representó en 2016 el 15% de las plazas hoteleras de la ciudad.

Aunque los datos estadísticos todavía no lo reflejan, la reactivación de la actividad promotora de nuevos hoteles en la capital es evidente y se percibirá en los datos de los próximos ejercicios, ya que se proyectan futuros hoteles en el corto-medio plazo en Madrid, que generarán más de 4.400 plazas hoteleras próximamente, de la mano de importantes cadenas hoteleras y fondos de inversión internacionales que apuestan por la ciudad, dadas las buenas perspectivas de evolución de su sector turístico.

A diferencia de lo ocurrido en Madrid, la oferta hotelera de Barcelona ha venido creciendo de forma constante (incluso en plena crisis) aunque en menor medida que la demanda durante los últimos ocho años. 

La entrada en vigor en 2015 de la moratoria turística en Barcelona, mediante la cual se suspendió la concesión de licencias turísticas, supuso la paralización de muchos proyectos hoteleros. La posterior aprobación en enero de 2017 del PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos) ha definido el marco regulador del crecimiento de la oferta, si bien sigue planteando restricciones significativas al crecimiento en determinadas zonas de la ciudad.

La principal consecuencia, y cuyos efectos se dejarán notar en 2017 y años siguientes, será una ralentización del ritmo de crecimiento de la oferta lo que debería permitir seguir mejorando los niveles de RevPAR de la planta hotelera existente dada la fuerte presión de demanda hacia la ciudad y su extraordinario posicionamiento a nivel turístico.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies