El verano lo tenemos a la vuelta de la esquina y la mayoría de los españoles (que pueden) están preparando sus vacaciones, aunque las estadísticas que corren por los medios indican un aumento creciente tanto en cliente nacional como europeo, es también cierto que los números en  previsión de ingresos son muy tímidos.

Las familias españolas se lo piensan dos veces, aunque lo peor ya ha pasado no nos olvidamos de la tempestad sufrida en nuestro país,  y  menos aún  si pasó cerca de nosotros, aunque no nos ha tocado, tocó en la puerta del vecino y eso nos hace pensar un poco más, es evidente.

¡¡Pero hay que seguir!!

Personalmente pienso que los españoles se merecen unas vacaciones con miras al futuro tal vez en una línea de “Si podemos”. Esto sería muy beneficioso para todo nuestro sector sabemos que si la rueda se mueve el carro avanza y eso es en beneficios de todos.

El turismo en nuestro país esta lleno de optimismo, lleno de alegría, transmitimos felicidad y generamos riqueza,  ¡y esta a su vez repercute en otras industrias de nuestro país!

Por lo tanto yo animo a tomarnos dos días, cuatro días, una semana de vacaciones a todos, crearemos puestos de trabajo y ayudaremos a otros a su progreso.

Tenemos la suerte de tener en nuestro país unas estructuras hoteleras de lo más digno que hay en el mundo, no busquemos aventuras este año fuera, quedémonos en nuestro país, nuestra comunidad, nuestra provincia pero salgamos a buscar esas cañas y esos boquerones o papas bravas que tanto nos merecemos.
nito / Shutterstock.com