Una de las expresiones de moda en la gestión de la información de los clientes es big data, si bien es cierto que, sobre este concepto, hay tantas definiciones como personas que intenten definirlo. Lo que sí es cierto es que cada vez existen más posibilidades tecnológicas al alcance de la mano para acumular información sobre el comportamiento de compra y reserva del cliente. Disponer de las herramientas y de las estrategias para saber captar, organizar y analizar toda esa información puede ser una de las claves de la competitividad de cualquier empresa turística.
Una nueva infografía al respecto, elaborada por la consultora McKinsey, muestra algunos ejemplos interesantes sobre el modo en que crece la cantidad de información sobre nuestros posibles clientes.
• Un 42% de los consumidores europeos realiza búsquedas a través de sus smartphones en tiendas.
• Un 61% de los consumidores en todo el mundo utiliza canales digitales como parte de su proceso de compra.
• El 78% de la actividad móvil se concentra en datos, no en voz.
• 150 terabytes es la cantidad mínima de información almacenada por empresas norteamericanas con más de 1.000 empleados.
Las tácticas y estrategias aplicadas a big data parecen encontrarse aún en sus primeros momentos y, aunque sus aplicaciones en el sector turístico son múltiples, es complicado calcular el ROI de cualquier inversión en esta nueva posibilidad. En cualquier caso, conviene no perder de vista esta tendencia. Es indiscutible que quien mejor maneje la información a su alcance contará con una poderosa ventaja competitiva.
Fuente: Tnooz
why-spending-big-data-isnt-waste

3 COMENTARIOS

  1. […] Diario online de tecnología aplicada al turismoUna de las expresiones de moda en la gestión de la información de los clientes es big data, si bien es cierto que, sobre este concepto, hay tantas definiciones como personas que intenten definirlo. Lo que sí es cierto es que cada vez existen más posibilidades tecnológicas al alcance de la mano para acumular información sobre el comportamiento de compra y reserva del cliente. Disponer de las herramientas y de las estrategias para saber captar, organizar y analizar toda esa información puede ser una de las claves de la competitividad de cualquier empresa turística.Una nueva infografía al respecto, elaborada por la consultora McKinsey, muestra algunos ejemplos interesantes sobre el modo en que crece la cantidad de información sobre nuestros posibles clientes.• Un 42% de los consumidores europeos realiza búsquedas a través de sus smartphones en tiendas.• Un 61% de los consumidores en todo el mundo utiliza canales digitales como parte de su proceso de compra.• El 78% de la actividad móvil se concentra en datos, no en voz.• 150 terabytes es la cantidad mínima de información almacenada por empresas norteamericanas con más de 1.000 empleados.  […]