Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Miercoles 07 de Diciembre, 2016

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

La inteligencia artificial, una apuesta de presente

La inteligencia artificial, una apuesta de presente

La inteligencia artificial se entiende como un proceso de aprendizaje autonámico que ayuda a las empresas a anticiparse al comportamiento de compra de sus clientes y a identificar las últimas tendencias de mercado. Lo más llamativo de la inteligencia artificial es que aunque se identifique con un concepto de reciente aparición, las primeras investigaciones al respecto, se remontan a los años 40 del siglo XX

Beacons,  biometría, tecnología háptica,  internet de las cosas, Big Data … se han convertido en términos habituales en el argot hotelero. Términos que aunque ya es frecuente escuchar, no siempre se les da un significado real, lo que dificulta su implementación en la gestión diaria del establecimiento.

Sin embargo, acercar nuestro hotel a la inteligencia artificial,  comienza a ser casi una obligación ya que paralelamente nos acerca a nuestros clientes potenciales, al contribuir de forma decisiva a la identificación  de sus necesidades, lo que se traduce en un servicio personalizado y, como consecuencia, en una mejora de los resultados en cuanto a satisfacción se refiere.

Así son muchos ya los alojamientos que de forma sistemática integran en sus estrategias herramientas como la robótica, bajo la premisa de que solo de esta forma añadirán ese valor diferenciador que les permita posicionarse como la mejor opción frente a la competencia.

Adicionalmente, alinearse con la transformación digital permite al hotelero no quedarse fuera del mercado,  la adaptación a este proceso es de obligado cumplimiento, cobrando esencial relevancia la analítica de datos como única vía para poder conseguir un incremento de las ventas directas, unas tarifas adecuadas o una promoción acertada.

En estos momentos, donde parece que todo es posible, estancarse es lo mismo que hacerse invisible, y solamente el conocimiento nos dará la clave para continuar avanzando. Es por ello imprescindible, en un primer momento, contextualizar la información para huir de los estereotipos heredados de un turismo de masas que ha quedado atrás. Igualmente importante es interpretarla correctamente para poder hacer frente a las nuevas formas de distribución que canibalizan el sector,.

La analítica de datos es el punto de partida en la gestión hotelera. Contextualizar a información e interpretarle, es la clave para la optimización de los resultados.

Por último, la redefinición de estrategias que nos permita llegar a un nivel de gestión que pueda concretarse en acciones que se traduzcan en repeticiones de compra, se convierte en un objetivo prioritario.

La cuestión es que no existen fórmulas mágicas, aunque si es cierto que de lo si disponemos es de soluciones que se adaptan de forma individual a los requerimientos básicos de nuestro establecimiento, ya que no es lo mismo un hotel vacacional que un hotel MICE o que un hotel rural.

En este sentido, observar para aprender se convierte en una máxima, teniendo siempre en cuenta que no podemos quedarnos fuera de  un entorno que se antoja móvil y social.

Publicidad

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR