Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

TecnoHotel | Jueves 08 de Diciembre, 2016

Subir arriba

Arriba

Sin Comentarios

¿Es momento de actualizar el PMS de tu hotel?

¿Es momento de actualizar el PMS de tu hotel?

Los PMS de próxima generación agilizan las operaciones del hotel en su conjunto, proporcionando un mejor control de la gestión: reduce los gastos generales, minimiza los costos mediante una mayor eficiencia, aumenta las tasas de ocupación, el RevPAR y rentabilidad general mediante la mejora de la accesibilidad de los datos y la eficiencia del proceso.

Según The 2016 Smart Decision Guide to Hotel Property Management Systems (disponible gratuitamente previo registro), el 27% de los hoteleros que no actualizaron sus PMS en los últimos 3 años se plantean hacerlo en el próximo año.

Las razones de los hoteleros para migrar a un PMS con sistema de tecnología de última generación son las mencionada pero, sin embargo, la que principalmente tienen en cuenta es la de proyectar el tiempo en el que comenzarán a ver materializado el retorno de la inversión (ROI).

Preguntas que el hotelero ha de realizarse

El hotelero ha de partir de la idea de que la mejora de la calidad de la experiencia general del huésped, mediante un PMS de próxima generación, debe conducir a un mayor número de estancias, a un mayor índice de repetición de los huéspedes y un mayor volumen e intensidad de la promoción positiva de su marca.

Por lo tanto, la evaluación favorable de las siguientes preguntas tiene que tener, obligatoriamente, una reciprocidad con los resultados económicos que se obtendrán. En caso contrario, no tiene sentido alguno realizar una inversión en este sentido.

Según recoge el ehotelier en un artículo de Jeff Zabin, Research Director de Starfleet Research, cuando de ROI se habla, el hotelero ha de realizarse las siguientes preguntas:

¿Hasta qué punto el nuevo PMS disminuirá el tiempo que se invierte en la gestión de los cometidos de la recepción?

Como actividades de recepción se incluyen los registros de entrada, los check-outs, la consolidación de las cuentas de invitados, la gestión de tarifas y la disponibilidad a través de los canales de distribución, incluyendo OTA’s, GDS, web y agencias de viajes.

¿En qué medida el nuevo PMS mejorará las ventas y los ingresos?

Esta pregunta conlleva a realizarse otras como: ¿cuándo aumentarán las reservas a través de la integración del motor de reservas?, ¿cuándo se incrementarán las tasas de ocupación a través de actualizaciones de inventario en tiempo real?, ¿cuando se potenciarán las tasas medias diarias a través de las herramientas avanzadas de revenue management y  forecasting integradas?

Otra cuestión clave a tener en cuenta es la que se refiere a la reducción de las pérdidas, incluyendo en ellas las relacionadas con errores en las actualizaciones (ya bien sean manuales, retardadas o perdidas) y la disminución de los costes de integración con hardware y software de terceros.

Las buenas noticias de los PMS de nueva generación

La tendencia imperante es que los PMS de próxima generación, en general, requieran una menor inversión inicial que sus predecesores.

Las principales razones para que el hotelero compruebe que, actualmente, los PMS son más asequibles, radican en que, en general, la instalación es ahora menos compleja y el hardware menos costoso que hace diez años.

Con algunos sistemas, los datos se almacenan en la nube, lo que conlleva a la reducción, o incluso eliminación, de contar con servidores locales.

En este sentido, para los hoteles más pequeños o que cuentan con un presupuesto limitado resultará útil saber que la mayoría de los sistemas basados en la nube utilizan un “pay as you go“. Este es un modelo de suscripción que, de manera habitual, no lleva impuesto contratos a largo plazo ni necesitan de una inversión inicial ni para el software ni para el hardware.

De cualquier manera, y con el objetivo de evitar sorpresas desagradables en el futuro, el hotelero ha de confirmar previamente que tanto las actualizaciones del software, ya sean nuevas funciones y/o módulos, como los componentes de hardware de su nuevo PMS están incluidos en el precio final.

Además, no se pueden perder de vista ni los costes directos ni los indirectos.

Los costes directos se refieren al precio de compra tanto del hardware como del software. Es muy probable que el precio, para los sistemas basados en la nube, sea en realidad una cuota mensual.

Por su parte, los costes indirectos pueden incluir software de personalización, formación del personal y copias de seguridad de datos.

Hoy en día, los PMS de nueva generación están permitiendo a los hoteleros llegar con mayor facilidad a importantes niveles de eficiencia y eficacia. Quizá, ahora, puede ser el momento para empezar a tomar ventaja de los avances en características y funcionalidad de los PMS de próxima generación.

Publicidad

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR